Blogia
Els Frikinautes

Música que solo me gusta a mí: Barrabás

Tras la actuación de Rodolfo Chikilicuatre en Eurovisión - que ha quedado mucho mejor en el ranking que otros cantantes "serios" como los Backstreet Boys patilleros, Son de Sol y las Ketchup y encima ha hecho más dinero, cosas ambas que me han alegrado sobremanera. Quien ríe el último... - voy a escribir otro episodio de "Músicos que solo me gustan a mí". Esta vez se trata de un grupo de aquellos que fué más conocido en el extranjero que en su propio país.

En 1970, el grupo más famoso de España, Los Brincos, se separaba. Diferencias irreconciliables entre su líder, el batería Fernando Arbex, y sus voces, Juan Pardo y Junior, habían acabado por crear esta situación poco después del relativo fracaso de su evolución del pop al rock progresivo (al estilo de Pink Floyd o Genesis en los tiempos en que Peter Gabriel lideraba la banda) en el disco "Mundo, demonio, carne". Juan y Junior crearon un dúo bautizado con el original nombre de Juan y Junior. Fernando se fué a América a buscar inspiración, y aquí empieza nuestra historia.

Arbex había ido a las Américas con el objetivo de inspirarse para encontrar un sonido al que hacía tiempo que le iba dando vueltas. Quería combinar dos sonidos que estaban empezando a pegar fuerte entonces: por un lado el blues latinizante de Santana; por el otro, el soul africanizado del grupo Osibisa. Finalmente encontró lo que buscaba añadiendo un toque de salsa al sonido. Resultado: funk latino.

Arbex volvió a su Madrid natal con las ideas ya claras y se puso a componer una serie de canciones con letras en inglés que pudieran atraer a un público internacional y los presentó todo en la sede española de la poderosísima RCA. Y Juan y Junior cantándole a una chica gallega... Se iban a enterar esos pipiolos!

Para formar el grupo, disolvió otro que había creado con anterioridad, llamado Alacrán, y puso a dos de sus miembros en el nuevo grupo: al vocalista y bajo vasco Iñaki Egaña y al batería, que no era otro que el mismísimo Fernando Arbex. Después incorporó a gente de variada procendencia: el percusionista, flautista y saxofonista cubano Tito Duarte (hijo del presidente de la discográfica), el teclista portugués Joao Vidal y los hermanos Ricky y Miguel Morales (guitarras). El grupo tomó el nombre del personaje bíblico Barrabás.

Su primer disco se llamó Wild Safari, y dejó asombrados a los directivos de la central norteamericana de la RCA, que decidieron lanzar internacionalmente al grupo. Un single sacado de este disco, la canción "Woman", entró las listas de EE.UU., Canadá (llegaron al nº 1), Italia, Francia, Alemania e Hispanoamérica.

La portada de Wild Safari, diseñada por Luís Eduardo Aute (sí, el cantautor)

Viendo que la cosa funcionaba, Arbex abandonó el puesto de batería del grupo y se dedicó tan solo a componer algunas canciones y a producir los discos. En su lugar entró el también madrileño José María Moll, pero el cambio más importante fué en la parte vocal, pues Arbex decidió contratar a un nuevo vocalista (Egaña pasó simplemente al bajo), un barcelonés oriundo, como Joan Manuel Serrat, del barrio del Poble Sec: José Luis Tejada, ex-lider del grupo de Rythm n’ Blues Los No.

 

Con esta formación se mantuvo el grupo desde 1972 hasta 1977, ganando reconocimiento internacional, grabando en Nueva York con músicos de enorme prestigio (los jazzmen Herbie Mann y Michael Brecker) y siendo uno de los favoritos de los DJs de la ciudad de los rascacielos y de Miami (es por eso que en Estados Unidos se les llama "grupo de Club", es decir, que su éxito se basa en las peticiones de los DJs). Pero pasó algo que según mi teoría hundió al grupo: Barrabás tenía unos grandes admiradores en los Rolling Stones, y éstos les ofrecieron un puesto como teloneros en una de sus giras americanas. Pero Arbex, recogiendo la hispana herencia de lo que Forges llama "pegotes" (baciladas, vaya) rechazó el ofrecimiento (que yo sepa no estaban preparando nada) y los Rollings contrataron para el puesto al ya entonces superestelar genio ciego (y mi gran ídolo musical) Stevie Wonder. En el 77, tras el disco "Desperately", el grupo se sumió en el silencio. Y, como he dicho antes, no fué por falta de ideas ni nada, no: fué porque se sentían gilipollas, directamente...

Lo que se les ocurrió a estos con los Rollings no se le ocurre ni al mismo Keith Richards harto de whisky Dyc, digo, Dic *

... Hasta 1981, cuando Arbex recupera a algunos miembros del grupo, incorpora al teclista melillense Armando Pelayo y saca tres trabajos de estilo netamente euro-disco, con muchos teclados y muy marchosos y agradables de escuchar (y con ese toque hortera que tenía la época)... Pero no tan buenos como los primeros. En 1984 abandonaron definitivamente a pesar del notable éxito comercial de los tres trabajos. Esta situación se debió especialmente a los constantes cambios de formación, que lastraron al grupo: en Forbidden solo quedaban Egaña (de nuevo vocalista), Duarte, Morales y Moll, con músicos de sesión para lo que quedara.

Os podría contar ahora la aparición de los dos Barrabases que intentaron hacerse con el circuito de giras nostálgicas, pero eso es otra historia. Pasemos a la valoración musical:

Interpretación musical: Eran muy buenos. La All Music Guide remarca su profesionalidad y buen estilo. La mayoría de miembros del grupo provenía del R&B, y pasar al estilo funk era muy fácil para ellos. En mi opinión, la clave del sonido del grupo estaba en el estilo de precusión y la flauta (a veces saxo) de Tito Duarte, un gran profesional que dió el toque caribeño al grupo, cosa que se agradece sobretodo en las canciones lentas.

Voces: Egaña pronunciaba el inglés de manera muy curiosa y además desafinaba un tanto. La llegada de J.L. Tejada y su voz desgarrada le dió al grupo un toque de soul que mejoró su sonido. Así y todo, los expertos conciden en que Barrabás debía haber sido un grupo con voces femeninas, que se adecuaban mejor a su estilo, cosa que queda patente en sus instrumentales con coros femeninos.

Letras: Malísimas. Si el Chiki-Chiki os parece ridículo tendríais que probar de traducir las sandeces que llegaban a cantar estos, que encima iban en serio. Algunos de sus discos bajan nota en las webs especializadas solo por lo tonto de las letras (considerándolas sobretodo muy machistas). Pero para mí, la letra es lo de menos, y además éstos no eran anglosajones.

Foto ochentera del grupo, cuando ya acababan (1982, del álbum "Bestial"). Hortera a más no poder.

Este ha sido sin lugar a dudas el grupo de rock español más internacional, pero ha sido más conocido y recordado en el extranjero que en el Estado. Preguntad a vuestros padres si recuerdan a "Barrabás que mola más" (se ganó fama de grupo pijo, en contraposición a los grupos de rock más tradicional) y lo hablamos.

El próximo episodio tratará sobre Gary Low, un tipo de Terrassa que llegó bastante lejos.

Escuchad ahora un par de cancioncillas del grupo:

Woman (1971)

Un medley

Vídeo cantando "On the Road Again" (1981)

Artículo sobre el grupo en El País

 

Y en breve, lo prometido es deuda, no digo más.

 

Hasta luegos. Adios. Ayoma: yastá? Po zí!

 

* Pues sí, esa productora que hacía los dibujos de cuando éramos niños era en realidad una tapadera para una destilería clandestina dirigida desde el IRA que fabricaba whisky ibérico en Peñaranda del Bracamonte con el propósito de envenenar a Margaret Thatcher cuando tomaba su chupito diario mientras se duchaba en el ascensor. Solo había que ver el logo/cortinilla con el crío y el perro durmiendo la mona. ERA UN MENSAJE SECRETO PARA ENVIAR UN CARGAMENTO A LONDRES! Sí, yo también he bebido de ese whisky, passa?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres