Blogia
Els Frikinautes

Esas revistas de videojuegos en papel...

Cuando los jugones de pantalla  no teníamos aún internet para  informarnos (y hacer cosas menos legales con respecto a los videojuegos), teníamos que pedir a nuestros padres que se rascaran el bolsillo y nos compraran esas revistas flasheantes, o bien las teníamos que leer en la biblioteca del barrio. Esas revistas fueron la lectura favorita de muchos chavales, se encargaban de echar OWNEDS sobre los compañeros de clase que iban extendiendo falsos rumores y de paso nos tenían mordiéndonos las uñas ante los previews. Las hubo buenas y las hubo malas, pero el hecho es uqe las hubo, y como tal se pueden comentar. Estas son las que recuerdo, descartando las que trataban de juegos Nintendo, pues entonces no tenía ninguna consola de la marca:

 

Micro Manía (la de antes): Recuerdo que esa enorme masa de texto (encima con letra chiquitina para el tamaño de la revista) e imagen fué la primera revista que leí, más por curiosidad que por otra cosa. Con el tiempo he sabido que antes tuvo un formato más pequeño, pero para que ocupara menos páginas la hicieron de formato periódico (la actual vuelve a tener formato revista). La empecé a leer en la biblioteca, supongo que por pura curiosidad, porque entonces ya tenía el Spectrum criando polvo. Me enteré así que a parte del Spectrum había unas máquinas más potentes llamadas Amiga, Amstrad (el de 16 bits) y Atari ST, pero que por estos lares lo que se llevaba eran las menos potentes Spectrum, Commodore 64 y el Amstrad de 8 bits, y que se podían hacer cosas llamadas "trucos" y otras llamadas "pokes" (mito ochentero). Qué? Sí, descubrí que era un truco mucho después de dejar de jugar al Spectrum. Passa? Yo en esa época lo flipaba con el teletexto cuando mis amiguetes me lo enseñaban, así que ya os lo podéis imaginar. No cogí un mando a distancia hasta los 6 años, ya véis. En fin, lo que sí sé es que la Micro me despertó el interés por los juegos que no tenía en casa y que nunca tendría... Hasta que aparecieron los emuladores.

Mega Force: Esta revista fué la primera que compramos, creo recordar que el primer día en que abrieron los comercios tras Navidad (cuando me regalaron la Mega), e incluso el quiosco donde la compramos. La publicaba la entonces bastante fuerte editorial Primavera, editora de la mítica revista Don Miki (con esas historietas italianas que ahora publica Planeta) y otras de temas disneyanos.  Lo malo es que el contendo no lo recuerdo tan bien, pero haré lo que pueda. Para empezar, diré que esta revista era en realidad una publicación francesa que nos llegaba traducida, y desde el punto de vista actual sería bastante malilla. Por el tipo de contenidos y la manera de expresarse, creo que era una revista oficial de Sega, y, por ende, su criterio crítico era dudoso. Por no hablar de su obsesión por Sonic. Te encontrabas al erizo más frecuentemente en esa revista entonces que con su primo de los seguros Génesis por la tele ahora (hay que atropellar a Rizo YA!!!). Su otra "mascota" era el típico personaje guaperas y chulillo con gafas de sol que te decían "soy guay", pregúnteme cómo. Pero bueno, sigamos  con Sonic: resulta que Sonic 2 acababa de salir, y había un reportaje bastante chulo sobre el juego. Pero hay dos cosas que recuerdo que no eran mu exactas. Con el tiempo las he comprendido:

a) Una pantalla que salía en el reportaje pero no en el juego: Era una de las fases descartadas del juego (hay 6 distintas!!!), la Hidden Palace Zone. Actualmente, algunos hackers han logrado emular el juego con las 6 fases descartadas incluidas (aunque se han tenido que inventar los mapeados, claro), y debo decir que esa fase es una delicia para los ojos. Sin embargo, otra cosa que me llamó la atención (a parte del pie de foto, que sigo sin entender: decía que Sonic y Tails eran el "Tai Wein" Sonic. Qué coño queían decir con eso?!)  era que la foto era borrosa. Pues bien, creo tener la respuesta: tomaron la foto de la tele, de un programa americano llamado Nick Arcade, donde aparecieron imágenes de esa fase descartada.

b) La entrevista al "creador de Sonic": Decían en la revista que el creador era Mr. Kanari. Pues bien, eso es falso: el creador de Sonic es Yuji Naka: Minoru Kanari es el productor, que quizá sea más importante, sí, pero para nada el creador.

Podéis encontrar la entrevista aquí:

http://sonicjam.wikidot.com/aii1992:unknown

Y lo pone bien clarito: Creator of sonic. Para nada m’sieurs.

Lo que sí que estaba bien eran las guías. Había una del Spiderman de Master System que era cojonuda.

 

La Hobby de antes: No la recordáis? Tenía la portada blanca, era más pequeña que la actual, los redactores actuaban con pseudónimo y ponían uno o dos artículos de opinión al margen del principal. A parte, estaba allí Yen,  que sigue en la revista (al menos como pseudónimo. Que quien haya detrás de ese nombre lo hayan cambiado o no ya es otro cantar) con quien aprendimos mucho sobre el mundillo en que nos movíamos y lo que había en el extranjero.

Lo que más recuerdo de la Hobby de hace años es que muchos aprendimos que mas allá de las Sega y las Nintendo había más consolas "que nadie tenía", como la Turbografx o la envidiada Neo Geo (de esta sé de al menos una persona que la poseía), y pudimos ver los primeros trolls de la historia, que se dedicaban a dejarse a parir mutuamente con fan-arts de lo mas variado. 

No hay mucho más que decir salvo que me encantaba el pseudónimo que usaba un redactor que se hacía llamar "Lolocop". Solo compré dos números porque la misma editorial sacó la estupenda Todosega.

 

Super Juegos: Esta revista del Grupo Zeta nunca me acabó de resultar simpática, y creo que sé por qué. Era la mascota. Ese niñato de la gorra asomándose por todos lados me hacía venir todos los males, y quizá fuera por eso que solo compré un número por probar y decidí que ninguno más (Edit: es verdad: también había un robot con gorra, que lo he leído en otro blog). Además de que daba un trato bastante secundario a las consolas: esencialmente y a pesar de sus coleccionables de trucos era una revista dedicada a los juegos de PC, aparato que no tuve hasta unos cinco años después de comprar el único ejemplar que tuve (tengo?) de ese magacín (no cuento el Spectrum). Lo que pasa es que se mantuvo mucho tiempo vendiéndose bien gracias a que tenía algo de lo que las otras revistas no podían presumir tanto: una potente maquinaria de marketing mediático (hubo un par de anuncios de Hobby Consolas y uno muy oscuro de Todosega y Nintendo Acción. Poco más.): Super Juegos se anunciaba muy frecuentemente por la tele, y es que era la única revista que pertenecía a un gran grupo editorial. Comparadas con lo que tenía detrás SJ, las otras parecían fanzines, aunque por contenido le dieran mil vueltas.

Puede decirse que la Hobby y la SJ fueron las principales competidoras en el mercado de prensa videojueguil de la época, y cada una tenía (tiene) sus partidarios. La clave del asunto reside en lo que he leído googleando por ahí durante el "trabajo de documentación" para este artículo: que Super Juegos era la revista "seria", con redactores más expertos, y estaba dirigida a un público adulto (a pesar de las cargantes mascotillas) y entendido; y la Hobby era la "amena",  muy informativa y simplista, y dirigida a niños y adolescentes poco entendidos. Quizá sea por eso que recuerdo con más cariño la Hobby: cuestión de edad y manera de pensar. Nada más.

OK Juegos: No la recuerdo casi nada. La he visto en el post que os he dejado más abajo y me ha venido una borrosa imagen de un quiosco exhibiéndola al lado de todas las otras, pero jamás me llamo la atención, y no creo que me la compraran nunca ni a mí mismo pidiéndola. En esa época probé varias revistas hasta que salió Todosega, y esta es la única que no recuerdo haber visto abierta. si la conocéis vosotros agradecería contribuciones en los comentarios. Gracias.

Super Consolas: Fugaz y discreta publicación de escaso calado. Tuve una, y de ella solo recuerdo que había un fan-art donde salía el Monstruito de la horrenda serie de dibujos "Mi Monstruito" (Mi monstruito/ es mi gran amigo fieeel...). Quien la enviaba decía que quería que fuera la mascota de la revista, y teniendo nueve/diez años ya me vino a la cabeza eso de "esto no sería muy legal que digamos". Cosas de chavales.

Todosega: Ahhhhh... Esa fué la que me marcó. Un buen día de 1993 la ví en un quiosco (o me lo hizo saber mi padre? Ya me falla la memoria): esa portada azul con Sonic y Tails perseguidos por Robotnik (14 años antes de nacer los míticos "pingas", "piness" o "prrrrrromotion") inició dos años y medio de gloriosa trayectoria. Además, saber que era de la misma editorial que la Hobby me daba garantías. El 1 es uno de los pocos números que no conservo de la revista, y recuerdo sus contenidos muy por encima: había un preview de ese Oliver y Benji tarado que nos llegó para la Mega, el Tecmo Cup (puta occidentalización...) y otro del Fatal Fury, análisis del Global Gladiators (JUEGAZO fariseo del McDonald’s) y el Another World (otro juegazo), y poco más.

Conforme iba comprando más números, disfrutaba cada vez más, sobretodo con los cachondísimos artículos donde los redactores se inventaban los argumentos de los juegos haciendo historias absurdas que amenizaban mucho la parte más técnica: pudimos ver cómo los niños torturaban a Ronald McDonald ("Manolín, que te tengo dicho que este Ronald McDonald no es de madera, así que deja de pegarle fuego con el mechero"), descubrimos que el director del Jurassic Park era del Barça, nos excitamos con la lucha entre ToeJam y Earl y la fami lia Manso, nos impactó el asesinato del maestro de los hermanos Bogard ("Los cuatro asesinos se disfrazaron de rollitos de primavera con unos disfraces alquilados en Peris Hermanos y mataron al mastro Hilario en la misma mesa"), asistimos a la transformación de un segoviano cualquiera en Eric Lecarde en Castelvania y nos solidarizamos con la mala noche de picos pardos que pasaron Sonic y Tails donde encima de pillar un resacón de clase A, decubrieron que el antiquísimo jarrón chino que habían comprado en un rastro nocturno tenía una etiqueta que ponía "Made in Spain".

A parte, en la sección Graffiti nos podíamos reir de los que gastaban consolas Nintendo (entonces ignorábamos que lo más probable es que esta revista y Nintendo Acción tuvieran el mismo equipo de redaccón, ergo, eran la misma revista con contenidos un poco distintos, y nosotros nos tragábamos que lo nuestro era mejor como buenos zombis), las guías eran buenas y había muchos trucos.

Con el tiempo, la revista se volvió más seria y menos amena. Los chavales crecen rápido, y les gusta ver que las cosas evolucionan a su ritmo, pero tengo la seguridad de que esto y el principio del hundimiento de Sega (véase Saturn) marcaron el final de la revista. Lo más destacado de esta época fué la incorporación de un correo al estilo de Yen: el de Mister Q, que nos resolvió muchas dudas y nos hizo reir con la sección "el patinazo", donde ponían las preguntas estúpidas que hacían algunos lectores (si te lo miras bien, este es otro motivo que podía haber causado la desaparición del magacín: bajón de lectores ofendidos) Un buen día salió una que trataba sobretodo del pésimo Rise of The Robots entre otros temas... Y ya no se supo nada más de ella. Todosega desapareció tan discretamente como había aparecido, y yo no compré ninguna revista más hasta que salió Play Manía. Pero en el recuerdo quedarán los buenos ratos, las informaciones y los ofertones del Centro Mail.

Mega Sega: Pensada para ser la rival de TodoSega, fué un buen producto que venía avalado por ser la versión española de la prestigiosa revista británica Mean Machines Sega. Su diseño era casi idéntico al de la Hobby, con los pequeños artículos de opinión con caricaturas de los redactores insertados entre las fotos y todo. Durante un tiempo me compraron las dos revistas, pero abandoné esta porque además mis padres me estaban haciendo la Serie Blanca de Bola de Drac, y , claro, todo no puede ser.

Mega Sega estaba abiertamente dirigida a un público adulto, y la muchos de sus artículos eran demoledores. No dudaban en dejar a parir los juegos que no les gustaban, con un tono que por momentos se acercaba a la difamación. La mayoría de los juegos que analizaban no pasaban del 70/100, y algunos no llegaban ni al 40. A estos sí que no podías acusarles de pelotilleros: era una revista independiente (de Sega) con todas las letras. Lo malo es que por momentos llegaban a parecer bastante elitistas.

Al igual que Todosega, la dosis de humor no faltaba: en este caso los pies de foto eran tronchantes. Comentarios como "Mickey hace magia con las cerillas de su mamá. Pfsssss!", o "Un Mickey gigante destruyendo pueblos!" (en un juego de Mickey Mouse , en una pantalla con fuego y en el mapa del juego respectivamente) hacía que la tinta se corriera con las lágrimas que llegaba a echar con los ataques de hilaridad provocados por esta publicación. El otro detalle humorístico era el correo de los lectores, y es que éste "era llevado" por la mejor mascota nunca aparecida en una publicación de estas características: Mega Golfo, un agresivo, feo y maleducado punk fanático de los videojuegos que se dedicaba a insultar a todos y cada uno de los lectores que escribían. Algunos no pillaron la broma (o quizá la pillaron muy bien si vas a mirar) y escribían cartas amenazadoras a la redacción. Este "correo de los lectores", que ahora es bastante común, era algo nuevo para la época, y a muchos nos gustó, pero no fue suficiente para mantener a flote la publicación, que desapareció en menos de un año.

Mega Flash: Con la Diada reciente, no puedo dejar de nombrar la única revista en lengua catalana que trató de videojuegos. Solo duró un número, que jamás tuve, pero se agradece el intento de expandir el uso de la lengua mediante los videojuegos. De todas maneras no creo que fuera muy buena: pafrecía más un fanzine que otra cosa. Prefiero el VideoXoc, ese breve programa de TV3 que a diario nos tenía a los jugones catalanes pegados a la tele. Voy a verme unos episodios en Youtube cuando termine, que echo de menos al Gran Cursor.

Si queréis ver fotos, aquí teneis este post que me ha aydado a refrescar la memoria: http://www.vandal.net/foro/1/514203/rememoremos-revistas-de-videojuegos-olvidadas/1/

Koniec.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

scaramanga -

Yo tampoco compro ya, las leo en la biblio de mi barrio: las valoraciones de Hobby me parcen un poco blandas (como me parecen duras las de Eurogamer. Cómo se pasan los tíos, jo!). Suelo consultar IGN, Gamespot y Meristation.

Roy Ramker -

Yo empezé con la Superjuegos y la Nintendo Acción, más adelante me pasé a la MicroMania y a veces la Loading, hasta que llegué a Internet, a partir de ahí dejé de comprarlas, solo algún numero suelto de Super Juegos Extreme.

Sobre lo de los redactores de Hobby Consolas a SujerJuegos es cierto, les hicieron una mejor oferta económica y se pasaron todos allí xD

scaramanga -

No, de veras que no, Shin: Que si Eric Lecarde se escapó de un manicomio, que si el jefe del Jurassic Park era culé. Se m'ha quedao grabau.

Y sobre Super Juegos, flipo con lo que dices: qué poca vergüenza tenía esa gente. Menos mal que se arregló. Y, como dices, es ás probable que no sea exacto lo que digo: internet no es una fuente de información muy fiable, pero para corregir y ayudar se hicieron los comentarios, no? ;)

shin -

Yo no recuerdo esos artículos inventándose los contenidos de los juegos en Todo Sega... ¿seguro que no te confundes?

Por cierto, Superjuegos no era exactamente así, los primeros números (10 o menos) lo formaba un equipo que NO tenía ni zorra idea de videojuegos (de hecho llegaron a hacer un análisis del SF2 de SNES con un 7 que le cascaron, y ni siquiera conocían la recreativa... y así con todo, se notaba que eran periodistas, y ya).

Pero Superjuegos enseguida fichó a los actuales redactores de la Hobby Consolas, abandonando ésta. Hobby Consolas cambió por lo tanto totalmente de Staff.

scaramanga -

Pues de verdad que yo era un viciao de este tipo de publicaciones. De algún modo fueron mis "Hola" o "Diez Minutos" particulares.

Saludines

Kururin -

Yo tampoco compraba revistas con mucha frecuencia (mi primera consola fue la PSX) pero sí que pillé de vez en cuando la Micromanía, la Hobby (la de hace años, la actual es una vergüenza) y una que se llamaba Gametype que era bastante casposilla. Poca cosa, la verdad.

Saludos.

Pennywise -

Nunca he sido mucho de comprarme revistas de juegos. Aún recuerdo cuando tenía la NES, me compré la Nintendo Acción y apenas hablaban de ella xD
La Micromanía la compraba más a menudo para ver si salían guías de las aventuras gráficas(tiempos sin internet).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres