Blogia
Els Frikinautes

4 clichés odiosos

Sin duda, casi no hay serie de tele o de cómics que no tenga un argumento-cliché que se repite en casi todas. Muchos de éstos son efectivos, pero hay algunos que me repatean mucho:

- El de la fiesta sorpresa: nos lo sabemos todos. El protagonista ve que el día de su cumpleaños nadie le hace caso y/o se porta de manera sospechosa. Cuando vuelve a casa por la noche a punto de colgarse todo deprimido, salen los amigos "SORPRESA!" Oh, que bonitoooo!... Lo odio. Por dos reazones:

1. El protagonista: Parece que el hecho de que sea tu cumple te vuelve tonto del bote. Si ves que la gente a la que aprecias de repente "tiene otras cosas que hacer" o directamente te ingnora durante tu cumple, uno piensa que por algo será, no? Generalmante, en la vida real, el que tiene que ir con cuidado de no reventar su propia fiesta es el homenajeado, porque se lo olerá enseguida que vea algo fuera de lo normal, y tendrá que porcurar que sus amigachos piensen que lo que han preparado con ilusión salga bien. Pero en la ficción sde ve que son todos paletos.

2. Los amigos: Si se quiere montar una fiesta, se disimula de otra manera. Se puede hacer, por ejemplo, felicitando el cumple de buena mañana para demostrar que uno se acuerda, y después se buscan las excusas que se puedan, no? Es menos sospechoso si el protagonista es listo, y no rompe tento el corazón si es tonto. Después se extrañan si llegan a la casa del homenajeado ("SORPRESA!") y se lo encuentran con un rifle en las manos dispuesto a iniciar una cacería de amigos ingratos, colgado del techo con una carta en la mano que dice "Sr.Juez" o follándose a una prostituta/tuto de 68 años minetras llora. En la peli "The Game" vemos lo que puede pasar cuando una fiesta sorpresa de estas se va de madre (menos mal que eso también estaba previsto allí, si no...). La de Michael Douglas es la reacción más realista.

CASO PARADIGMÁTICO: En Doraemon vemos lo que pasa si el protagonista es muy tonto y los otros se creen demasiado listos, quedando como tontos, también: Nobita ve que Shizuka y Dekisugi quedan para hacer un pastel (no se diece pero se ve). SIN SIQUIERA ACORDARSE DE QUE ES SU CUMPLEAÑOS, ojo al dato, o sea que de sospechas nada, Nobita sabotea la preparación del pastel con un terremoto provocado con un 'parato de su azulado amigo. Al ver que ha hecho llorar a Shizuka, se le rompe el corazón y abandona. Shizuka y Dekisugi viene a verlo. Nobita les recibe de espaldas (a lo Miles Davis y Bob Dylan, vaya) para mostrarles su desprecio y "SORPRESA". Oh, que monito y que herboso: el resto de amigos llegan y Nobita tiene que comerse el pastel solo porque es demasiado pequeño, pues ha habido un terremoto, pero el amor "te hace funcionar", que dirían Pétalo, Burbuja y Cactus, por lo que no se rindieron. Por Nobita, hasta la luna, dice Shizuka. Y Nobita se lo come tó emocionao... Y el gato que ahora está contento (y orgulloso de la redención de su amigo) y azul, que no sabía, pero sospechaba, por que no le paró los pies al gaforras? Lo peor es que realmente, estas cosas le llegan a uno al corazón. Será que soy imbécil?

 

- El de la bromita pesada: parecido al de la fiesta, pero en versión hardcore. Se reunen algunos "amigos" del prota para hacerle una broma muy pesada (la película "The Game" reúne tanto una cosa como la otra). Se la hacen, y cuando el tío está hundido del todo, "SORPRESA!" Los guionistas pretenden justificar la excecrable acción pintándolo como que lo hacen por su bien, para que sea bueno como un corderito. Una mierda un corderito! Yo soy uno de esos protas y van todos al cuartelillo, cabrones!

CASO PARADIGMÁTICO:Un cómic de la mítica EC muestra lo que pasaría la mayoría en estos casos según mi punto de vista. Un tipo le dice a un amigo que lo ha envenenado porque está harto de que sea mejor que él y el amigo empieza a robar y delinquir con el objetivo de matarlo en 24 horas y vengarse de él antes de morir. Tras matarlo, descubre que era el día de los inocentes. Este es el precio que pagas por gastar según qué bromas a quien te aprecia: del amor al odio, medio paso. En uno parecido, también de EC, pasa al revés: el bromista descubre demasiado tarde que ha matado a su amigo del mismo susto. Pagará por hacer estas bromas.

- Este ya lo puse una vez: Todos se ríen al final: Empiezan a decir chiste malos y todos, TODOS los que están en la pantalla/viñeta empiezan "JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!". Lo odio. Todos a la vez, como un rebaño de ovejas; como una jauría de hienas.  Parece que así  pretenden engancharnos la risa. Lo único que logran el mismo efecto que la risa enlatada: ponernos histéricos.

EJEMPLO PARADIGMÁTICO: Un puñao.

- Otro del que ya os hablé, pero lo voy a desgranar: los consejitos esos que salían en los dibujos de los 80/90. Qué me va a enseñar a mí un puto dibujo animado? Para educarme están mis padres: no voy a dejar de beberme cervezas hasta quedarme peo porque lo digan Sonic, el Inspector Gadget o los de MASK y su puta madre. Simplemente porque disfruto de ello. NOTAS: Nunca he pillado un peo con cerveza, porque hay limites, y  esto se aprende solo o te lo enseñan tus viejos o amiguetes.

EJEMPLO PARADIGMÁTICO: En el Inspector Gadget: "ayuda a los ancianos y tendrás la recompensa de su sonrisa" sí, y un bastonazo que te deje tieso, también, tal como está el carrozamen ahora. Mejor esperar que lo pidan, excepto en lo de ceder el asiento en el metro, que eso no debería ser ni cortesía, sino simple y llano civismo.

Me largo, que me pongo enfermo solo de pensar en esto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

scaramanga -

Ay, ese famosete esperando su momento para soltar el chiste y largarse... Cuántas escenas así de sitcoms no habremos visto.

Las "guest star appearances" de La hora de Bill Cosby eran míticas.

Pennywise -

Los cumpleaños olvidados y las bromas pesadas han provocada más muertes que el tsunami.
Odio los falsos abrazos al final de cada serie yanki de los 80-90 con un oohhh.
Yo siempre apuesto por las risas enlatadas, hasta he perfeccionado la imitación de algunas de ellas, aunque lo mejor son esos aplausos exagerados cuando llega un "guest star" y el tío se espera para poder recitar su dialogo.

scaramanga -

Pues tienes bastante razón, Paco, y además yo creo que lo de los famosos es terrible. Yo creo que el principal motivo de la debacle de los Simpson es este. Ese chiste (precisamente en un capítulo del cliché "broma pedada") de Otto saliendo al final de un episodio diciendo "hora de surfear" provocó vergüenza ajena en millones de fans.

Paco_Gerte -

Cuánta razón.

Yo añadiría unos cuantos:

-El típico negro que sólo aparece para morir o para soltar chistes malos (o ambos a la vez)

-¿Cuánto tiempo llevas ahí, Charlie?
-El suficiente, Mike. El suficiente.
Generalmente con ese diálogo el tal Charlie se da cuenta de que Mike es un cabrón y de que un tercer individuo (Scott, por ejemplo) tenía razón al echar pestes sobre Mike.

-La parejita que después de estar toda la noche jincando como conejos al día siguiente se tapan pudorosamente. Tía, que el tío que tienes al lado te ha visto hasta el número del DNI, no me jodas.

-Los negros que exageran su forma de hablar o gesticular. Odio la exageración. Y a Francis Lorenzo.

-Las risas enlatadas, que casi te fuerzan a que te haga gracia un chiste malo. Pongamos un diálogo ficticio de la serie Aida:
Chema: Oh, se me ha caído el reloj.
Mauricio: Pues mira, ya tiene compañía tu pelo.
Risas enlatadas.

-Francis Lorenzo.

-Cameos de famosos haciendo de sí mismos. ¿Recordáis el bochornoso cameo de Tony Blair o Jotaká Roulin en Los Simpson?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres