Blogia
Els Frikinautes

Nueva serie: Los inventos prescindibles de los 80/90

Episodio 1: El Telepick y la cámara de las Tortugas Ninja

 


Allí estaban siempre, en el supermercado o en la tienda de electrodomésticos, esperando al pringao que los sacara del escaparate/estantería y los shefara a caasa (ese Rodolfo Langostino!): los aparatos inútiles que NO marcaron nuestra infancia, pero que recordamos por ser tremendamente. Fueron productos incomprendidos o mierda pura? Pues no sé. Vamos a ver:

La Valenzuela con cara de no entender ni papa de para que sirve eso

El Telepick (y el TeleTrébol): Era alucinante. Sí. Esa era la palabra. Alucinante. Para un niño de 10 años, en aquel lejano 1993, aquello debía ser la repolla. Ya le había llamado la atención el Teletrébol que permitía votar en “Su Media Naranja” y que incluso le podría hacer crecer cabello a Jesús Puente si la cosa iba a más, y todo con un aparatito que servía de llavero, pero entonces apareció esa cosa que parecía el decodificador del Plus pero que resultaba tan emocionante como la Mega. Era el Telepick. Una versión mala de la canción de Bobby McFerrin (sí, esa, la de siempre) nos tentaba a venir al Telepick. Con el aparato se podía saber la programación, se podían imprimir las recetas de Arguiñano, se podía apostar al fúrgo y ganar premios con Rafaella Carrá y los dibujos de El Príncipe Valiente. Era la televisión interactiva “at its best”, el futuro en casa. Cuando salía el sonriente muñecote amarillo y negro con cabeza de tubo catódico me moría de envidia imaginando los premios que lloverían en millares, qué digo millares, millones de hogares que poseyeran esa maravilla maravillosa.
Yo rogué a mis padres que lo compraran. NECESITABA eso: con sus premios sería la envidia del cole, con sus datos tendría la programación más fiable: más que en el TP!!!
Y mi madre podría cocinar cada día las especialidades del hombre del perejil, y yo podría jugar a adivinar si el Barça ganaba y… No coló. Gracias a dios; porque a los pocos meses, los pijos poseedores del Telepick se lo tenían que meter no por el orto, no, sino por el prepucio directamente. Era una mierda inútil que escupía papelitos al pulsar botones en un mando, una especie de CD-I Philips bastardo sin el encanto cutre de éste.
El que ganara premios, espero que los haya disfrutado. Yo al menos he disfrutado riéndome de lo burro que podía llegar a ser cuando era pequeño.



La cámara de las Tortugas Ninja: La leche! Una cámara mágica que cuando hacías fotos podía hacer aparecer a Leonardo, Donatello, Michelangelo y Raphael a tu vera… El diseño era lo más, con aquel color verde fosforito y el jerolo de mi tortuga favorita, Raphael, al lado del objetivo. Y cuando hacías una foto, tachán! Una imagen de uno de los héroes te acompañaba! Todo era acadabrante cuando un fatídico día ví un foto hecha con esa cámara: solo saía Michelangelo, cosa que hacía que no pudieras distinguir cuál era, y encima siempre salía lo mismo: la tortuga mutante saludando como un idiota (y Mick hacía chistes malos pero no era idiota). Hasta a mis 7 u 8 años vi clara la parida. Ahora lo que deseo es que salga una cámara que haga salir a April O’Neal a mi lado, con ese mono ajustadito (o en su defecto a Irma, que me daba morbillo… De hecho, creo que aún me lo da).

En el próximo capítulo os hablaré de unas clases muy especiales de tuning, que a la larga quizá iniciaron la moda actual.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

scaramanga -

Sirva pues de muestrario para que veas los horrores que vimos los que ya vamos por el cuarto de siglo, Muramasa. Tú eres de la edad de mi hermano, más o menos, o sea que algo que hayas visto caerá por aquí.

Muramasa -

Todo esto creo que no lo llegué a conocer.

scaramanga -

Yo me pasaba horas en la sección de "pasatiempos". La primera vez que ví un teletexto aluciné por un tubo: fué en 1989/90.

Pennywise -

Otro que quiso siempre tener el Teletrebol o el Telepick. Seguro que solo lo tenian los 5 reyes más ricos del mundo! Por cierto, el teletexto para los que no teniamos internet era un vicio, siempre habia noticias interesantes en cualquiera de ellos!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres