Blogia
Els Frikinautes

Consola que mola: APF Imagination Machine

Este fue el primero de los dos experimentos de esa época de crear un híbrido entre consola y ordenador. Hasta bien entrados los años 90 esta fue una prioridad para algunas (pocas) empresas: ajuntar las funciones de un PC y una consola para crear una máquina de alto rendimiento que permitiera que el jugar no fuera en detrimento de las capacidades, digamos, “serias” de las computadoras (qué antiguo suena esto, por favor).

En este primer caso, APF Electronics – poderoso fabricante de calculadoras de la época -  atinó a hacer bien lo que Mattel y después Coleco hicieron mal, y es por lo cual sus consolas jamás de considerarán como híbridos: sacar al mismo tiempo la consola y el complemento que la convertía a ordenador sandunguero a precio más que moderado.

El sistema de videojuegos en si se llamaba APF MP-1000, era la evolución de un ignoto sistema anterior llamado APF M-1000 y fue lanzado más o menos al mismo tiempo que la Intellivision. Sin embargo, cabe decir que sus capacidades eran tremendamente inferiores a las de la consola de Mattel, aunque MP-1000 llevara un juego en memoria. para muestra, un botón: solo mostraba 8 colores. Pero eso poco le importaba a APF. Tenía una gran baza a favor. Como hemos dicho MP-1000 no venía sola: la acompañaba un teclado completo con puerto para cassettes, y  que además aumentaba las capacidades de memoria de la consola. APF también sacó la consola y el complemento por separado para que el cliente potencial pudiera probar primero el sistema en su versión más básica para completarlo más adelante si quería.  El aparato completo, con sus dos partes, era el llamado Imagination Machine, y valía en conjunto 599 $, que, para un ordenador, en la época, no estaba nada mal. Además, tenía puertos para impresora, módem, memoria adicional y disquetera.

Para la época tenía muy buena pinta la cosa esta. Lo malo es que los mandos eran todos del pugnetero tipo teléfono.

El sistema se basaba en un chip Motorola 6800 y 9K de RAM, que en la época era más propio de un ordenador de verdad que de una consola tuneada, pero tenía un gran problema. Un problema que mató al sistema justo cuando empezaba: su basic. Era dificilísimo de programar para jóvenes que tan solo habían comprado la Imagination Machine para aprender a programar, y a cada momento obtenían un comando que les conminaba a llamar al SAT. Así fue que en poco tiempo, la APF Imagination Machine pasó a ser considerada como poco más que una consola que admitía dos formatos para jugar (cartucho y cassette) y que incorporaba un bonito teclado.

Como ordenador fracasó, y ,mal que pese, también lo hizo como consola. A pesar de que sus juegos eran buenos e, incluso, los juegos en cassette tenían un sistema de voces mejor que las otras máquinas del mercado (eran voces reales, lo que les daba a los juegos en cassette una presentación sonora muy high-tech), Imagination Machine pasó a mejor vida en unos dos o tres años. Tan solo se sacaron 12 cartuchos.

Para que veais a lo que llegaba el aparato este, miraos este par de vídeos. Uno es una presentación con voz (NO es un fake, por si acaso), que recuerda a esas intros de la Neo-Geo pero en versión protohistórica. El otro demuestra las capacidades gráficas, que eran más bien bajas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Muramasa -

No, si para la época seguro que era casi barato, XD

scaramanga -

Personalmente, a mí no me lo parece: creo que lo sería, directamente. en esa época un ordanador barato, como un Commodore o un Bull Micral de esos valía un huevo, parte del otro y la bolsa también.

Muramasa -

599$ por lo que ofrecían, a día de hoy parece un timo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres