Blogia
Els Frikinautes

-Al fin- Continuo mi dora-fic

Pues sí, hacía tiempo que no seguía y hoy es el día, por tanto os voy a colgar la siguiente parte del fanfic Full Dorie, correspondiente al  décimo episodio de la épica saga en la cual Nobita y sus amigos deben enfrentarse a una crisis peor que la de ahora.

Los otros episodios aquí.

EPISODIO 10. CÁSTING

En la tienda que Doraemon había montado para que se llevara a buen término el cásting, las cosas no iban bien. En primer lugar, olía a aceite debido a que Doraemon y Dorami habían estado haciendo cosas típicas del hentai, y Doraemon había hecho marcha atrás cuando ya iba demasiado puesto. El chorro lo pringó todo, y allí se quedó la peste.

Por lo que respecta al resto, solo vinieron dos ninjas a los que tuvieron que echar a patadas porque uno tenía unos ojos de expresión asesina y además decía ñí-ñí, por lo que el grupo temió por sus vidas, y un ex-abogado borracho con nombre de deidad griega que se quejaba de que era impopular con los fans y no se sabe que paridas más.

Así pues, se había puesto de acuerdo para largarse y aceptar su destino cuando entró un hombre desnudo (bueno, del todo no: llevaba gafas y una visera) en la estancia. Miraba atrás con ojos de pánico, y parecía estar huyendo de alguien o de algo. Su miembro estaba totalmente erecto, pero sus ojos rebelaban que no era por su voluntad. Al verlo, Nobita dio un respingo, y acto seguido se escondió bajo la mesa, que por suerte para él estaba cubierta con un mantel. El hombre desnudo habló:

- Rápido, por lo que más quieran, señores, ESCÓNDANME!!!

El tono suplicante de su voz rompió el corazón de todos, y el grupo le indicó la mesa, la cual en aquel momento parecía hablar. Bueno, de hecho hablaba: tenía una voz sospechosamente parecida la de Nobita e iba repitiendo: "ohnoellosnoohnoellosnoohnoellosnoohnoellosno...". Al esconderse el tipo bajo la mesa, se la oyó añadir: "ohnotuno" y una respuesta que decía "holaprimo".

Bajo la mesa se seguían oyiendo cuchicheos cuando entró otra persona en la tienda. Esta vez era una mujer. Y qué mujer: era una joven con tipo de modelo de lencería enfundada en un inderscriptible traje de dominantrix, con su máscara, su látigo y su tercera pierna de cuero. Su pelo castaño, con unos rizos preciosos, cascadeaba obre su espalda en una larga cola, y los ojos negros bajo su máscara de negra mostraban una expresión entre inocente y decidida que realmente hipnotizaba. Como si no le importaran las miradas de sorpresa del personal de la tienda, dijo con una voz aterciopelada:

- Perdonad que os moleste, amables ciudadanos, pero no habreis por casualidad visto por aquí a un bellísimo mancebo, que no es otro que mi novio, al cual le iba a der lo suyo? La verdad, si sigue por ese camino, ya no me caso con él. ME OYES, SO LISTO?

Pero el grupo estaba demasiado sorprendido por esa aparición como para contestar. Entonces, una voz bajo la mesa instaba a alguien a rendirse, y la otra gritaba pidiendo clemencia. La mujer se acercó, levantó el mantel, y allí estaban, Nobita, empujando al otro, y el otro agarrándose a las malas hierbas.

- Te pillé, mi pichoncito!

- Nobita, eres un cabronazo! Se lo voy a decir a tu padre.

- Ves y que te casquen, so nerd.

Mientras la chica cogía al nerd y empezaba a besarlo mientras le daba golpes en el trasero con el látigo, Nobita tuvo que poner a sus amigüitos en antecedentes.

- A ver, gente, mirad: este es mi primo Eichi, alias Kiteretsu, hijo de la hermanita pequeña de mi padre, y esa señorita es su prometida desde hace la tira de tiempo, y se llama Miyoko. Gente?

Pero aunque lo hubieran oído, no habría sido de cerca. Pensándose que la afamada Violadora de las Azoteas de Shinjuku había escapado de nuevo del manicomio, los chicos había huido corriendo (al menos Suneo le pudo hacer unas fotos con el móbil para su uso personal). Así pues, eran Nobita, Kiteretsu y Miyoko solos.

- ... Yyyyyyy... Bueno, como te va, Miyoko? Se te ha declarado el capullo este?

Miyoko dejó al pobre chico, que estaba ya a cuatro patas, y le dijo:

- Nada, Primo, como quien oye llover, y eso que me humillo de esta manera por él.

- Ya... Debe ser triste que mientras una trabaja como cirujana del corazón en el turno de madrugada para llevar dinero, el otro se pasa el día haciendo inventos inútiles...

- Hombre, no tan inútiles, el otro día utilicé a Korosuke como desatascador.

- Calla, calla, que no quiero pensarlo, y tú Eichi, tendrías que trabajar o algo, que Miyoko se merece un descanso.

- Trabajar? Cómo tú, anunciándote en la prensa para hacer strip-tease? JA!

- Bien visto, Eichi. Y gracias.

- Gracias por qué?

- Por ser nuestro quinto miembro. Vas a trabajar y dejarte de inventos, que Doraemon ya iba a llamar al abogado alcohólico de antes para que te pusiera un pelito por plagio.

- Oh, no.

- Oh, sí. O te vienes con nosotros o plagio.

- Esto es un chaaaa-chaaaaaa-AAAAAAAAAAGH!

- Gracias, Nobita.

- De nada, a mandar, Miyoko. Ya te volveré a llamar si necesito que el empllón este haga algo con su vida.

Y así se añadió el quinto miembro al grupo de los parados. Pero aún faltaba alguien más. Y aunque al día siguiente iban a repetir el cásting, ese alguien caería más pronto de lo que esperaban...

EN EL PRÓXIMO EPISODIO, EL SEXTO HOMBRE, MÁS ACEITE Y, LO JURO POR LA GLORIA DE TOORU RIIKISHI, LA APARICIÓN ESPECIAL DE LAS CUATRO PULGAS TRAPEZOIDALES!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

scaramanga -

Muramasa: Mas pillao ahí XD

Muramasa -

Ya has prometido el próximo episodio...

Pennywise -

Eh quiero más giros de guión e imagenes de los personajes que a veces imaginando solo cuesta saber quienes son

scaramanga -

...

Coñe, qué fracaso de episodio. Va a ser que no sigo.

Muramasa -

Mañana me lo leo con calma, que ahora toca ir a dormir. Bona nit!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres