Blogia
Els Frikinautes

Manga

Crónicas del CEFPIFST. Misión 1; Contra el Dr. Nie: Acto 3

Aeropuerto Internacional Norman Manley, Kingston, Jamaica, 16:00 PM (teniendo en cuenta tiempo de vuelo y diferencias horarias)

Ataru se ya se encuentra en la terminal, y llevaa media hora buscando a Perumu. Ese idiota era capaz de haberse despistado mirando revistas guarras
en un duty-free. Ataru va bien trajeado, ya que tenía cita con un ministro y además debe ocultar las armas. Se siente como un idiota. Hace un calorazo... Y además, al
no haber podido afeitarse, lleva  una barba de dos días. De todas maneras ha logrado esquivar el jet-lag gracias a que el avión que ha cogido en Londres tenía una pequeña sección con literas en la que el CEFPIST le había reservado puesto. Álex era una secretaria tremendamente eficiente.

No puede perder el tiempo. Tiene cita con el Ministro a las seis de la tarde. Decide que contactará con Perumu en otro momento y coger un taxi. Va hacia la estación y
se dispone a coger uno cuando un joven elegantemente trajeado se le acerca:

"¿El Sr. Moroboshi?", pregunta

"Sí, yo mismo", responde Ataru

"Me envía el Ministerio, tengo órdenes expresas de llevarle ahí". Le señala un lujoso Chrysler Le Baron descapotable.

"¡Qué lujazo! Nadie me había informado de esto"

"Los taxistas suelen estafar a los pasajeros, y además, temen que haya agentes enemigos cerca".

"Entiendo... ¡Eh, un momento!"

"Qué", le pregunta el joven chófer, alarmado

"Tengo que hacer saber al CEFPIFST que he llegado, ya que mi contacto no se ha presentado.¿Le importa esperarme un momento?"

"Para nada, Señor"

Ataru entra en el aeropuerto y se dirige derechito hacia una cabina telefónica. Introduce la cantidad especificada y marca el número que le ha indicado el policía jamaicano que le ha recibido (y se ha tenido que ir al recibir órdenes perentorias de que han pillado a otro narco que huía hacia Miami).

Una voz femenina le contesta:

"Ministerio de Justicia al habla, ¿qué información desea, ciudadano?"

"Señorita, me llamo Ataru Moroboshi. Tango una cita con el ministro. He llegado bien y estaré para la hora especificada. Por cierto, ¿me han enviado un chófer?... Ajá. Pues no la molesto más. Gracias, señorita".

Ataru abandona la cabina, para en un duty-free y se compra el Asashi Shimbun del día. Tras eso, sale, periódico en mano, y se dirige al chófer.

"Listos. Lléveme poco a poco, que sé que el Ministerio no está lejos y quiero ver un poco el lugar". El descapotable arranca.

Perumu, que ha estado disimulando en otro duty-free, mirando revistas guarras, no ve a Ataru hasta que es demasiado tarde. No lo había reconocido
entre las gafas, el traje y la barba de días. Tantos meses entrenando juntos para esto. Solo puede ver como el descapotable se dirige en dirección contraria
a Kingston. Corre, se mete rápidamente en un viejo Mercury Bobcat de cristales ahumados que había alquilado y sigue al "fugitivo".

Han pasado diez minutos, y el Chrysler ha ido acelerando paulatinamente. Ataru lo nota.

"Eh, tío, que va Vd., a 70 y acabamos de pasar una señal que dice que la velocidad recomendada es 50. ¿No le he dicho que quiero ver el paisaje?

"Lo siento, Sr. Moroboshi, pero me da la sensación de que tenemos un coche detrás que lleva siguiéndonos desde el aeropuerto. Ataru mira atrás para ver. Es el Bobcat de Perumu. Por culpa los vidrios ahumados, Ataru no puede ver quién le sigue, así que debe pensar rápido. Ve una señal muy oxidada que pone "DETOUR, 500 yrds", señalando a la derecha. Quizá el susodicho desvío ya no existe, pero hay que librarse de la garrapata.

"Acelere y métase en el ese desvío a 500 yardas". El chófer obedece. Perumu, atento al coche, no ha reparado en la señal, no se espera el acelerón y pierde el Chrysler de vista tras una cuneta. No sabe que, camuflado por malas hierbas, hay, en efecto, un desvío inmediatamente antes de ésta. Perumu no conoce el terreno lo suficiente como para detectar esa vieja carretera. Ha perdido a su objetivo.

El Chrysler para en un claro sobre una pequeña colina. No hay asfalto. Es un círculo de arena, sin duda un antiguo punto de cambio de sentido.

"Creo que los hemos despistado, Sr. Mor..." El chófer se para a media frase. Siente que le han puesto algo en la espalda, y es evidente de lo que se trata.

"¿Sr. Moroboshi...?", pregunta el chófer, un poco turbado.

"Las manos en alto, tío", le contesta Ataru, encañodándolo con su Desert Fox, que ha llevado en todo momento oculta bajo el Asashi Shimbun, "Qué es lo que pretende?"

"Señor..."

"¡CONTESTE!"

"Llevarle al Ministerio de Justicia, ya se lo he dicho en el aeropuerto..."

"Ah, sí. Pues ha llamado allí y me han dicho que no habían enviado ningún chófer. Se supone que me debía llevar otra persona, y en dirección a Kingston,
no en la contraria. ¿Se piensa que soy gilipollas o qué? ¡Desembuche! ¿Quién le manda?"

En un rápido movimiento, el chófer intenta agarrar un revólver de la guantera, pero Ataru se ha dado cuenta y le golpea en la cabeza con el cañón de
la pistola. El impostor queda medio aturdido, lo que Ataru aprovecha para abrir la puerta del coche, agarrarlo del pescuezo y tirarlo fuera, no sin antes
coger el revólver de la guantera. Ataru salta del coche y enfunda ambas pistolas.

"Levántese, media mierda"

El felón se levanta y se abalanza sobre Ataru. Éste logra agarrarlo y hacerle una llave de judo (uno de los estilos combinados del hi-no-tori).
Ataru pretende neutralizarlo por la vía rápida pisándole el cuello, pero es demasiado lento y su adversario desvía el pie, apartando a Ataru,
que logra aguantar el equilibrio por los pelos. El tipo vuelve a cargar, pero Ataru lo agarra por las solapas, le da un rodillazo en las partes, le pega un puñetazo, carga con la espalda y culmina agarrando al rival ya vencido por la cabeza y la estrella dos veces contra el ardiente capó. De paso, el ataque le ha dislocado un brazo al tipo, por lo que está a su merced. El chófer no ha lanzado ni una sola queja, pero su respiración agitada señala que está dolorido. Agarrándolo por la cabeza, Ataru le "come la oreja" para intimidarlo mientras mantiene la cabeza agarrada:
 
"¿Me va a decir para quién trabaja o sigo usándolo como saco?"

En lugar de responder, el chófer se echa la mano sana a un bolsillo interior de su americana. Ataru le asesta un shuto ushi en el brazo malo.

"He dicho que hable, no que se mueva"

"De... Dejeme... Al menos... Fumarme un pitillo"

Ataru ve que en efecto, el tipo ha echado mano a una simple cajetilla de tabaco. Encuentra divertida la situación "¿Acaso prefiere el suicidio
a unos cuantas hostias? En fin, allá usted con su salud."

El chófer coge un pitillo y lo mira por dos segundos, como pensándose algo. De pronto, en lugar de ponérselo en la boca, muerde el filtro. Ataru
queda sorprendido cuando el tipo empieza a tener convulsiones en el acto. Le da la vuelta y lo agarra por las solapas. Solo le queda un hilo de vida. Cuando
están cara a cara, el chófer dice:

"Que... Te follen... Moroboshi"

Y muere. Ataru lo suelta y agarra la cajetilla. Instintivamente, la huele. Eso no huele a tabaco rancio como el que fumaba su padre o su profe
de inglés, Onsen. Más bien huele a almendras.

"¡MIERDA... SU PUTA MADRE Y LA DE MIS BOCAS!", es lo único que acierta a decir el agente 7F temblando de ira.

-------------------------------------------------------

TRIVIA

Chrysler LeBaron: Gama de coches aún vigente. Se creó en 1980. Este es el modelo convertible de 1983, el que he encontrado más adecuado para esta historia. Ataru lo usará durante toda la misión. Ya que han intentado secuestrarte, quizá para meterte un tiro en la nuca, al menos róbales el bugati, ¿no?

 

Mercury Bobcat: Versión del Ford Pinto hecha por su filial Mercury, fue uno de los primeros turismos de pequeño tamaño que tuvo éxito en EE.UU. Perumu usa uno de 1977 con cristales ahumados porque es el único que había de alquiler que tenía tal ñapa, que si no, se pilla algo más moderno. Si llega a alquilar uno sin cristales ahumados, Ataru lo hubiera visto y tururut viola para el chófer ese (o para Ataru) al instante, pero entonces, ande está la emosión, ¿eh?

 

Aeropuerto Internacional Norman Manley: Segundo aeropuerto de Jamaica en tráfico; el primero está en Montego Bay, al otro lado de la isla. Un ambicioso proyecto de ampliación y remodelación lo convertirá bien pronto uno de los tres más importantes del Caribe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Crónicas del CEFPIFST. Misión 1; Contra el Dr. Nie: Acto 2

W es un hombre maduro, cercano a la ancianidad, austríaco y judío, jefe de la División de Investigación y Desarrollo del CEFPIFST. Había destacado sobremanera siendo muy joven, creando armas de artesanía para los partisanos alemanes durante la II Guerra Mundial desde un rincón oculto en Suiza. Gracias a él los paritsanos pudieron crear maniobras de distracción adicionales tras el Desembarco de Normandía, facilitando  a los Aliados un paso más fácil. También creó un descifrador de claves usadas por los nazis, codificadores de voz y fue un pionero en el desarrollo de la informática, creando un sistema de comunicación portátil mediante tarjetas microperforadas que las fuerzas enemigas no podían interceptar.
Condecorado por los gobiernos de Austria, Suiza, Israel (le fue retirada cuando condenó ciertas acciones sobre civiles palestinos), la RFA,  la RDA, el Reino Unido, la URSS, Francia y EE.UU., estaba en el CEFPIFST desde su establecimiento: le ofrecieron recursos económicos ilimitados y un grupo de científicos jóvenes que no querían trabajar para sus respectivos gobiernos.

Inventor y armero, era el hombre más apreciado por todo el personal del CEFPIFST, ya que de él dependían muchas veces sus vidas.

Entra en el despacho cargado con un maletón: "Guten tag, si es que se se le puede llamar así, Sr. Guten tag, 7F. No, no me contesten. Al grano. Tu pistola, 7F".

Ataru duda. W lo nota enseguida.

"¿Lo has vuelto a hacer, barbián?"

Ataru asintó avergonzado

"Dámela"

Ataru se quita el traje, mostrando la pistolera. De ésta saca una pistolita de pequeño calibre y se la dá a W.

"Una Glock 17, la vergüenza de mi país. Esa pistolita para señoritas que os gusta tanto a los jóvenes..."

"Es que si no llevo una pistola pequeña me pesa mucho y se me nota el bulto. Que ya me detuvo 3 veces la Guardia Urbana cuando llevaba la M1911"

"Lógico. ¿Dónde vais con esa carraca? Toma, aquí tienes la nueva"

Del maletón, donde hay varias armas y complementos, saca una semiautomática de diseño moderno y se la pasa a Ataru junto a un silenciador.

"Una IMI Desert Eagle israelí. Espero que le des mejor uso que esos que dicen ser mis compatriotas. Es una maravilla: alcance de 50 metros motor de gas, 9 balas de capacidad con munición Magnum.357, que es la que te procuraremos... Te cargas a los malos a la primera... ¿Llevas el cuchillo?"

"Sí" le dice Ataru mostrando un pequeño cuchillo de doble filo "Cuchillo balístico yugoslavo. La hoja puede lanzarse a 5 metros a una velocidad de 63 kilometros por hora. Excelente en distancias cortas".

"Perfecto. Pues hale, no necesitas nada más de momento. Si necesitas algo, ya sabes: telegrama o llamada por el código interno de Atlantic. Y ahora me voy a dormir. Ciao." W se va pero se para a medio camino "Y ya sabes el lema..."

"...Trátame bien. Puedo salvarte de que te corten los huevos."

"Genial, chico."

Ataru y B se miran.

"¿A qué espera, 7F?¡Vaya a su casa y haga las maletas ASAP"

"Sí, señor" Ataru se va

"7F..." Dice B

"Dígame, señor"

"Deje aquí la Glock esa"

"Es que es mía..."

"La guardaremos en su despacho"

"Tsk"

"Y no se pare a charlar con la Sta. Fujinami"

Ataru, de espaldas otra vez, aguanta estallar a carcajadas y simplemete asiente.

"May the Lord be with you, Commander Moroboshi", le despide B

Ataru sale y acierta a decirle a Álex en japonés atropellado

"ElviejonoquierequehablemosahoramelargoaJamaicaSayonaraNena"

----------------------------------------------------------------

Aeropuerto de El Prat, 6:45 AM

El Lotus ruge por última vez cuando Ataru lo aparca hábilmente en el aparcamiento del aeropuerto.

"Aquí te quedas, guapo. Te echaré de menos. Al menos no pago el parking"

Tras dejar las llaves en consigna, se dirige a la terminal y factura el equipaje. Dos hombres lo identidican, van hacia él y lo saludan marcialmente. Lo escoltan. Los agentes del CEFPIFST siempre van escoltados por policias de paisano, pues deben entrar en el avión llevando armas y por ello deben ir debidamente identificados y acompañados (también pueden ser víctimas de atentados. Los escoltas están alerta a cualquier pasajero sospechoso). No hay problema alguno. El avión sale hacia Londres a las 8:15 de la mañana.

 

 

 

TRIVIA

Browning M1191: Pistola de origen belga que usaron reglamentariamente los agentes del CEFPIFST desde su fundación hasta 1986. Cada agente podía escoger otras armas para su uso personal por su cuenta y riesgo.

Glock 17: Arma austríaca de pequeño tamaño que Ataru adquirió para defensa personal. No volverá a aparecer.

IMI Desert Eagle: Pipa israelita-americano-japonesa usada para funestos fines por el ejército israelita en sus acciones contra la comunidad palestina. Admite todo tipo de gadgets y es considerada una de las armas más mortales del mundo. Pistola oficial del CEFPIFST desde 1986 hasta nuestros días, aunque la sección W ha elaborado también sus propias creaciones.

Cuchillo balístico: La hoja se dispara por aire comprimido. Esre modelo aún vigente fue creado en la URSS, pero como en ese momento representa que el CEFPIFST y la KGB no están en buenas relaciones, me he permitido hacerlo yugaslavo. La Yugoslavia del General Tito era el único país del Telón de Acero que era aliado de las potencias occidentales.

NOTA: ESTO ES UNA HISTORIA DE FICCIÓN. ESTE BLOG RECHAZA FRONTALMENTE LA POSESIÓN Y EL USO DE ARMAS PARAMILITARES DE TODO TIPO EN LA INMENSA MAYORÍA DE LOS CASOS Y SIEMPRE EN MANOS DE LA AUTORIDAD (IN)COMPETENTE.

 

Trivia/FAQs sobre Crónicas del CEFPIST: Dr. Nie

Al final de cada episodio, en caso necesario, añadiré algunos datos aclaratorios para la historia, como hacía Hugo Pratt en Corto Maltés

- No sé que caras tienen los agentes del CEFPIST...

Al final de cada historia adjuntaré fichas de personajes, para evitar spoilers. Acepto peticiones, para hacerlas antes eso sí. Pero sí os puedo chivar las equivalencias personaje-serie:

Urusei Yatsura (Rumiko Takahashi)

Ataru Moroboshi/Ataru Moroboshi i Hana
Lamu Inbeda
Ko'ichi Megane
Perumu (no le he puesto añun nombre de pila)
Alexandra (Ryunosuke en el original) Fujinami

Slayers (Hajime Kanzaka y varios artistas)

Arnau Darnius Rodríguez "Zeros" = Xellos
Sarunas/Aeolos Zelgadis = Zelgadis Graywords

Lupin III

Patrizia Minelli = Fujiko Mine (que a menos de que se me ocurra algo solo será un personaje dercorativo)

Mundillo Tezuka

Ban Shunsaku/Higeoyaji

Sailor Moon

Rei Hino

Tekken

Paul Phoenix (no saldrá, solo se le nombra)

- ARPANET

Se trata del primer sistema de comunicación en línea. Estuvo vigente casi hasta los años 90. Me he tomado la libertad de hacerlo global cuando en realidad solo se usaba en EE.UU.

- Luger: Una vieja Luger P08 semiautomática y con silenciador mató a los Garrett. Los asesinos no es que tengan una estructura ultramoderna.

- Bingo Billares: Local barcelonés con mucha solera, aún abierto hoy día. Entonces, el Casino de Barcelona estaba en Sant Pere de Ribes, demasiado lejos para mi gusto. Para hacer más creíble y dinámica la he hecho que Ataru se conforme con jugar en un bingo. En la película, Sean Connery juega en un selecto club privado. Prefiero mandar a los del CEFPIFST a sitios más próximos al grueso de la Humanidad

- Lotus Sprit S3: El modelo de coche que Ataru se compró con los fondos para armas y vehículos. Adelanto que no lo llevará en esta misión. Fue el coche oficial de James Bond desde 1977 a 1981.

- Sede del CEFPIFST: Es este edificio. Obviad el cartel. Yo pongo lo que me imagino.

Esto es todo de momento...

 

 

 

 

 

Crónicas del CEFPIFST. Misión 1; Contra el Dr. Nie: Acto 1

La Barcelona pre-olímpica. 3:50 de la madrugada, abril de 1986 [Se nos había olvidado señalar la fecha. Les rogamos disculpas. N.d.CEFPIFST]

En Gran Via de Les Corts hay un bingo, el Bingo Billares lleno de tragaperras, poco antes de llegar a la Monumental. Dentro, un joven de pelo castaño y mirada burlona juega a las tragaperras entre humo y gritos de "RAYA!" y "BINGO!".

"Qué asco de lugares, que dejan fumar y encima en tan poco espacio.¡Ya podrían abrir una especie de Las Vegas por aquí cerca!".

Con su mal humor, y sus disquisiciones, no nota que un grupo considerable de gente se ha agolpado detrás de él. No para de ganar partida tras partida.
Ha reuido ya cerca de 75.000 pesetas después de haber ido máquina por máquina. El joven apura un vaso de tequila con zumo de naranja. Es el tercero y está como una rosa.

Un camarero comenta: "Realmente no sé como lo consigue. Hemos revisado las máquinas. Trampas, cero".

Mientras tanto, un recepcionista ve como en el bingo entra una mujer bellísima. Es morena, con ojos azulados y líneas esbeltas. Lleva el pelo corto como un hombre,
va vestida con ropas carísimas que realzan su figura. Tiene una mirada curiosa, como la de un halcón, cuando mira hacia la sala. Se dispone a entrar. El recepcionista le espeta:

"¿Señorita, es usted socia?"

Y la mirada fría, vigilante y agresiva se vuelve sinceramente cordial y alegre. "No", contesta ella "De hecho busco a un socio del club. Se llama Ataru Moroboshi"

"¿A quién tengo el honor de anunciar?", dice el recepcionista, un tanto cohibido. En ese club los socios solían ser jóvenes jugadores, gente de mal vivir y ancianitas aficionadas a las partidas de bingo. Recibir a esa bella joven lo ha pillado por sorpresa. Con movimientos calculados se saca del escote una tarjeta.

"Dele esto, simplemente. No lo llame por megafonía, por favor."

La misteriosa joven se va tras darle 100 duros de propina al hombre.

El recepcionista entra. Donde hay un corrillo, seguro que está Moroboshi. En efecto. Se acerca al bien vestido joven.

"Sr. Moroboshi, me ha sido entregada esta tarjeta para usted". Ataru la coge, la mira y se levanta sin dudar.

"Bueno, ya ha habido suficiente por hoy, me abro, gente" Deja 1.000 duros de propina al recepcionista y se va sin más. Sale a la calle se mete en un parking.
Al cabo de un momento sale de éste al volante de un Lotus Sprit S3 de color grisáceo.

"¿Se ha tomado 3 botellas de zumo con tequila y sale a conducir tan ancho? ¿Y la Urbana?" dice un portero.

"Nunca lo pillan. Tendrías que ver que estilazo tiene el tío conduciendo. Nadie diría que lleva una tasa superior a la permitida"

El Lotus se aleja por la calle adoquinada.

-----------------------------------------------------------------

Barcelona, edificio Atlantic, Gran Via - Balmes

Ataru se baja en la planta 13. Tras pasar un pequeño vestíbulo entra en un despacho con un par de sofás, un par de archivadores y una mesa de trabajo. Allí, sentada ante un Apple II, hay una joven morena con ojos azulados vestida de manera más bien convencional en lo que sería una oficina. Ataru entra de pronto y encaja una patada en toda la cara, pero ha podido coger el zapato de su adversario y logra proyectarlo con  una llave clásica de judo. Sin embargo éste se revuelve y le da un puñetazo en el estómago, que Ataru recibe con estoicismo. Ambos se miran, se apartan y se saludan. El atacante es la chica de la mesa.

"Bravo, Ataru. En el insti no eras capaz de parar mis golpes. Siempre te cogía distraído y tenías que dejarlo todo a tu famosa resistencia"


"Tampoco hubiera sido capaz de responder al ataque de una chica, Álex. Por cierto, que parece que en el Bingo has causado impresión."

Álex se incomoda.

"Aún tengo mucho que aprender en el arte de seducir a los hombres. Ser bisexual no es tan fácil como lo pintan, sobretodo gracias a mi padre"


"¿Como te va con "él"?"

"Aún me siento un poco incómoda. Solo es el segundo hombre con el que he tenido una cita, y el primero que no fue criado como mujer"

"Tómatelo con calma. Recuerda que estás en la reserva y que en cualquier momento te pueden llamar para una misión. Aún no entiendo por qué
cogiste el puesto de secretaria siendo la mejor de la promoción por delante mío. ¿Es por "él"? "

Álex asiente. Después mira a Ataru y le sonríe:

"Has cambiado, Ataru, yo..."

Pero un timbre suena y un intercomunicador brama:

"Miss Fujinami, si acaso, haga pasar al interfecto, que hay prisa, by Jove!"

"Bueno, ya lo has oído Ataru. El Jefazo te necesita. Adelante, tío"

Ataru sonríe y va hacia la puerta forrada de cuero verdoso. Abre sin llamar. El despacho está forrado en brillante madera. Cuadros de varios buques de guerra decoran las paredes un lado del despacho. Al otro, un ventanal con estupendas vistas de Barcelona. Una armadura de un alabardero del S. XIV se encuentra en una esquina, ante un imponente escudo grabado en madera. Una estupenda mesa de abedul sirve de lugar de trabajo. No hay ordenadores ni máquinas de escribir. Tras la mesa, una estantería con libros de gran valor, y del lado del ventanal, un sofá, dos butacas y, en la esquina, las banderas de la ONU y de la Federación. Tras la mesa, B, el Almirante, también llamado el Padrazo, ya que ningún agente hablaba
mal de él. Hasta los servicios enemigos y/o aliados incómodos le tienen un respeto reverencial:

"Siéntese, 7F"

Ataru se sienta en la cómoda silla

"¿Pasándolo bien en lugar de dormir como todo el mundo?"

"Señor, nunca es tarde para pasarlo bien"

"¿Jugando a las tragaperras como un yanqui? Entendería que un joven como usted jugara con esas maquinitas de marcianos, pero pasarse horas jugando a las tragaperras..."

"Soy un tipo afortunado"

"No sé por qué les hacemos esos cursos acelerados de ruleta y bacará en Montecarlo. Este Mutombane..."

"Con perdón, Señor, pero creo que el Sr. Mutombane es un buen Jefe de Estado Mayor. Se sabe que en los casinos se toman muchas decisiones de alto nivel en el mundo del hampa. Creo que problema que tiene Vd. con él es que es... Joven, precisamente...".

B sonríe

"Brillante sarcasmo, 7F. En fin. Basta de cháchara. Tendía que haber sido Vd. abogado. Quisiera decirle que lo hemos seleccionado para una  misión urgente: nuestro hombre en Jamaica, el Dr. Garrett, y su mujer y ayudante han sido asesinados hace dos horas"

"¿Se sabe por quién?"

"No lo sabemos. Solo tenemos constancia de que ha sido un crimen perpetrado por profesionales de primera. No han dejado huellas, no hay testigos. Tanto puede haber sido el KGB, la CIA o los capos del cártel jamaicano...".

"¿El método?"

"A tiro limpio. El cadáver de Barrett ha sido hallado en su casa, pero tenemos la certeza de que lo transportaron allí desde algún lugar".

"No es mucho"

"Para eso lo enviamos a Vd. a investigar. Tendrá la ayuda de nuestro hombre en EE.UU., el agente Perumu..."

"Oh, por favor..."

"Sí, hemos decidido que él vaya a la avanzadilla"

"Será un buen desastre. Con nosotros dos investigando el caso, lo mismo obtiene dos cadáveres más."

"No hay nada más que decir", replica B "Van a ir los dos. Tiene el tiempo justo para coger las cosas. Hay un vuelo hacia Heathrow dentro de cuatro horas y de allí ya tiene reservado un vuelo hacia Jamaica. Lo quiero en El Prat por entonces".

"Sí, señor", Ataru se dispone a levantarse, pero B lo para con un gesto de la mano.

"Espere. Tenemos que darle algunos útiles y comprobar su arma" se pone al interfono "Miss Fujinami, ¿ha llegado W?"

"Sí, señor"

"Que pase"

Crónicas del CEFPIFST. Misión 1; Contra el Dr. Nie: Acto 0


Kingston, Jamaica

Tres marineros tullidos se dirigen hacia el puerto. Se ayudan mutuamente, y van pidiendo caridad. A uno, que va delante, le falta un brazo; el segundo tiene una pierna inutilizada, y tiene que usar una muleta para aguantarse. El tercero es tuerto. Se diría que los de delante y detrás ayudan a aguantarse al del medio, que es el único con problemas de mobilidad. En esta década de los 80, el ejército y la policía jamaicanas están teniendo muchos problemas de corrupción interna, y a veces se abandonan a su suerte a personas que han estado haciendo servicio activo por S.M. Isabel II. Quizá sea el caso de estos tres desdichados.

Poco antes de llegar al muelle, se paran al encontrar algo. Es un cartel de bronce, antiguo pero impecablemente conservado que pone "Kingston's British
Gentlemen Club". Se trata de una lujosa institución fundada años ha por militares, explotadores de la caña de azúcar y otras yerbas. Allí, un grupo de 5 personas
están jugando al Whist: Un general retirado del ejército británico, Sir Godfrey Harrington, soltero impenitente destinado durante muchos años en Jamaica;
Mr. Oliver Huddersfield, presidente de la compañía cafetera Blue Mountains' Glory; el Dr. Calvin Warren, eminente geólogo, director del Colegio de Geología
del Mico University College; el joven y prometedor productor de discos Justin Ridgewell, propietario de la Rainbow Records, líder mundial en reaggae y expandiéndose hacia otros países y estilos musicales, y por último, el Dr. Dennis Garrett, prestigioso neurólogo y único negro del grupo (desde la independencia se permitió a los negros ser miembros, no solo camareros y stewards. Sin embargo, seguía habiendo cierto racismo latente, y de 150 miembros, solo 3 eran negros, y uno de ellos era el Governador...)

La partida está siendo muy igualada, pero parece que Garrett lleva ventaja. Sin embargo ésta dura poco. Un steward se acerca y le dice algo al oído. Garrett se levanta.

"Gentlemen, debo dajarles por hoy"

"¿Otra vez, Dr. Garrett?" Pregunta Sir Geoffrey "Es la tercera vez esta semana"

"Tengo un caso urgente. A un paciente mío se le ha empeorado de golpe un tumor"

"Qué contrariedad", dice el ex-militar, con fría pero sincera cordialidad "Pues espero que no sea nada, querido amigo"

"Sí, como los dos de antes", Huddersfield, de espaldas a Garrett va musitando. "Deja que los negros tengan estudios para esto"

Ridgewell, delante suyo le ha leído los labios y le da un patadón en la entrepierna.

"Cuando lo siento, Mr. Oliver. Esta solana me pone la pierna morena y a veces se irrita"

Huddersfield no dice nada. Sabe que la ha cagado.

"Justin", dice Garrett "Reparte lo que he ganado entre los otros, ¿vale?"

"No problem, Denny"

"Parece usted una bonoloto" dice el el Dr. Warren "Se lleva los impuestos y los devuelve a los que tienen churro".

"No crea que les dejaré las cosas tan fáciles la próxuma vez, Dr. Warren", sonríe Garrett.

"Eso está por ver", le replica Warren. Todos ríen.

Garrett se va a grandes zancadas por el sendero que adraviesa el jardín. Al pasar por delante del cartel, repara en los tres menesterosos
y casi sin pararse les deja 5 dólares jamaicanos.

"Aquí tenéis, hermanos"

"Gracias, mon, y adiós"

Cuando ha pasado de largo, el marinero del medio mueve milagrosamente la pierna mala, agarra la muleta y pulsando un gatillo que lleva en el mango, dispara tres veces por la espalda a Garrett. Cuando está en el suelo, al manco le sale un brazo con una Luger semiautomática en la mano y lo remata de un tiro en el cráneo. Nadie ha visto ni oído nada. Las matas del jardín y el cartel han tapado la operación y los silenciadores han funcionado bien. Una destartalada furgoneta con la dirección de una lavandería se para ante el lugar de los hechos.

"¡Joder, tíos, subidlo ya!", dice el conductor a los falsos lisiados. [Corrección del CEFPIFST: De hecho, el tuerto lo era de verdad]. Éstos lo suben a la furgoneta. Tapados por ésta, vuelven rápidamente a lisiarse y cuando se va, los tres marineros siguen pidiendo limosna.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Kingston, tres horas después

En la casa del Dr. Garrett, su esposa y enfermera, Corina, está escribiendo algo en un sofisticado IBM PC.

"Agente Garrett 3 horas miss. Temo por su vida. Requiero respuesta ASAP"

Pulsa "intro" y el mansaje se envía vía arpanet. Se levanta para asomarse a la ventana. Corina no puede evitar gritar. Hay un tuerto mirándola.
Un punto de luz. No verá nada más. Nunca. Los tres extullidos entran en la casa y se aproximan a un fichero lleno de discos de 5" ordenados
por orden alfabético. Uno de ellos reza "Nie, Dr." Se lo llevan. Trabajo limpio.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Barcelona, madrugada, media hora después

"Señor, la agente Garrett no responde a nuestros mensajes, y ya hemos comprobado que las conexiones son correctas"
"Creo que nos han volado la fachada". Quien habla es Quinton Mutombane, sudafricano, jefe de Estado Mayor del CEFPIFST y, con el permiso de
éste, representante de Nelson Mandela ante varios gobiernos que se oponen al Apartheid y que saben que éste se precipita hacia su fin.

"Me temo que debemos enviar a la Omega..." Dice Mutombane "Pobres chicos. ¡Localizadme al que esté más inmediatamente disponible!".

Crónicas del CEFPIFST: Misión 0, Acto 4: El fin del inicio

Osaka, octubre de 1985

Un recluta sale proyectado hacia delante. Solo quedan tres. Los únicos que ha quedado en pie son los tres reclutas traídos de Tomobiki-cho. Se disponen a enfrentarse, pero el entrenador para esa especie de battle royale.

"Está bien, chicos, buen trabajo. En cuatro meses habéis dominado el tao del Hi-no-tori-do. B tenía razón, Ataru, Megane y Perumu. Los de Tomobiki
parecéis paletos, pero tenéis algo especial".

Tres figuras con un judogi rojo se inclinan ante su sensei, el mismísmimo jefe de la estación Japón del CEFPIFST, Ban Shunsaku, 42 años, entrenador de tropas de élite y estudioso del Hi-no-tori-do del Sensei Paul Phoenix, arte marcial adoptada por los agentes del CEFPIFST.

"Habéis excelido en el uso de armas, capacidades atléticas, lucha cuerpo a cuerpo, juegos de azar e inteligencia y conducción de vehículos. Ciertamente, sois unos superdotados. Especialmente tú, Moroboshi"

"Señor..." Ataru se inclina del todo.

"No es nada no es nada. El elemento principal es que tú eras con el que teníamos puestos menos esperanzas. B es un ojeador magnífico. Y veo que estar un tiempo separado de esa chica con la que salías te ha hecho bien. ¿Ya os comunicáis?"

"Una vez al mes, cuando llamo a mi casa, señor... Hace unos días le envié un regalo para su cumpleaños"

"Sí, sí, tu casa" - piensa Ban - "Alma de cántaro..."

Y mientras piensa esto, Ban dice: "De todas maneras, Morogane, tenéis que completar un entrenamiento especial pensado para vosotros... Y, Perumu,
aún tienes que perfeccionar tu inglés. ¿Dispuestos?"

"SÍ, SEÑOR"

---------------------------------------------------------------
Tokyo, Facultad de psiquiatría de la universidad Todai, tres días después

"AaaaaaAAAAAAAAaaaaAAAAAAAAHHH! ¿Cómo habéis conseguido esto? ¿Y cómo osáis poner música de Carl-kun en esta pesadilla?"

Eran imágenes de Ataru metiendo mano a una amiga de Lamu, Benten, en el curso de una obra de teatro. De fondo, sonaba el tema completo de  "Canción triste de Hill Street", con la guitarra del ídolo de Ataru: Larry Carlton. Había aguantado 96 horas sin dormir viendo imágenes de  sus pecados con las mujeres. Sus párpados, sangrantes ya, cogidos con unas pinzas especiales, su cabeza cargada de electrodos, su cuerpo embutido en camisa de fuerza y agarrrado con una camilla.

"Es muy decidido, pero creo que hemos logrado romper su resistencia, Dr. D’Alessandro", dice el responsable del tratamiento.

"Sí; ha sido buena idea probar el Sistema Burgess con el pibe", responde Ban, a su lado.

"Me sabe mal, pero es por el bien del muchacho. Tirarse encima de toda tía haría fracasar cada misión. Queremos a un auténtico seductor, no un loco furioso. Además, está el plan de B, el Proyecto Agaporni. Que, por cierto, no se le podía ocurrir un nombre más hortera, al viejo"

"No creo que sea tan mala idea como decís, Higeoyaji. Recordá que la pasión enciende el ánimo de la aventura. Sobre lo otro; ya sabé; al viejito le gusta la ornitología... Qué le vamos a hacer?"

"Nada, es cierto. Pero mantengo que el Proyecto puede hacerlos vulnerables a sentimientos indeseables en un agente de élite"

"Ya se verá. Depende de ellos dos"

----------------------------------------------------------------------------

Estación especial Selene, noviembre de 1985

"Cariñín, no me obligues a hacerlo"

"Lo haré siempre que quiera ¿Quieres comprobarlo?"

Ataru amenazaba a un bebé, hijo de un activista ecologista, en nombre de oscuros intereses. Le había puesto un cuchillo de campaña justo en la yuglar. Lamu lo apunta con un rifle de alto calibraje.

"No" Contesta Lamu.

Dispara contra la cabeza de Ataru, que revienta a trozos. Lamu salta a tiempo de rescatar al bebé. Un altavoz dice "Prueba uno superada con éxito".

"Adiós, mi cariñín", dice Lamu, fríamente. Mientras tanto, el cadáver desaparece.

"Prueba dos en marcha"

De pronto, una diminuta nave se acerca y arrebata al babé de manos de Lamu

"Ja! Prima, eres una ídem. A este lo reviento yo lanzándolo al espacio"

"Jariten, hijo de..." De pronto se calla "No, estoy yendo demasiado lejos"

De la nada aparece un Sea Harrier FRS.1. Lamu se sube en él y se pone rápidamente casco y máscara de oxígeno. Un grueso traje de neopreno con partes reforzadas con cuero sintético y kevlar aparece sobre su cuerpo.

"No te lo permitiré, primito. No llegarás ni a 4000 metros"

El aparato, de despegue vertical (STOL), ruge mientras se levanta hacia el cielo. En unos segundos, Lamu ya se ha puesto en posición.

"TARGET CHECKED"

"A los niños hay que enseñarles que la letra con sangre entra"

Las ametralladoras duales del avión disparan a discreción. Un flanco de la navecilla de Jariten es alcanzado. Lamu eyecta el asiento, se deshace del paracaídas y se lanza flotando contra la pequeña nave, que intenta remontar el vuelo. Aunque para un oni volar a esas velocidades y presión atmosférica es peligroso, se arriesga. Le da alcance. Ve claramente que intentando salvarse, Jariten ha descuidado al bebé. Lamu tiene un problema. Si hace cualquier cosa, la descompresión se cargará al rehén. Solo pùede intentar una cosa

"¡Mira, Jariten, es Sakura tomando el sol en pelotas!"

"¿Dónde, dónde?"

"Allí, abajo"

Jariten, como es propio en él, cae en el engaño y aterriza. Se baja pare ver el paisaje, pero no hay nadie. Mientras tanto, Lamu ha recuperado al rehén. Pero Jariten reacciona antes de que Lamu le pueda dar el alto y se lanza sobre ella llameando. No hay tiempo. Saca un cuchillo igual que el que llevaba Ataru y lo lanza contra su primo, alcanzándole el corazón, dejandolo tieso. Una vez ha llegado al suelo, el cadáver desaparece, así como los vehículos, las armas, los trajes y el rehén.

"Misión cumplida con éxito· Fin de la simulación virtual."

Lamu tiembla de pies a cabeza. Finalmente no puede más y se echa al suelo, sollozando.

"Dios mío. ¿Qué he hecho?¿En qué me he convertido?"

"En una agente de élite del CEFPIFST", dice una voz femenina por detrás.

"Señora..."

Es su instructora, Rei Hino, una ex-sacerdotisa budista que en su juventud había formado parte de un grupo de heroínas llamadas "Guerreras de la Luna". O eso decía; se sabía que sus amigas y ella habían sido grandes consumidoras de LSD en su juventud... Aunque ella misma era quien sacaba el tema del ácido cuando alguien le hablaba demasiado del tema de las heroínas. En todo caso, solo B sabe la verdad, y no lo diría nunca, eso seguro.

"No te preocupes. No es ninguna vergüenza que te derrumbes y muestres tus sentimientos una vez cumplido el deber. Te has cargado a dos de los seres
que más quieres en este mundo en una sumulación. Es muy difícil mostrar clemencia. Lo increíble del asunto es que no has necesitado el método Burgess. Se nota que los oni lleváis la guerra en la sangre"

"Aunque lo he hecho sabiendo que es una simulación, esto de la Realidad Virtual es demasiado. Era tan... Real"

"Según tus ondas cerebrales, había un 85 % de posibilidades que hubieras hecho lo mismo en acción real"

"Me siento como una robot"

"Lo superarás. Tu cariñín, Ataru Moroboshi se ha enfrentado a todas las chicas que conoce, lideradas por ti, para parar el lanzamiento de una bomba nuclear contra la población de Estambul"

Lamu sonrió de pronto

"Es incapaz de hacer daño a una chica, seguro que ha cateado"

"No vas desencaminada, pero ha sacado la mejor nota: ha dejado coja a Ran, a Benten como un vegetal (le ha disparado POR DETRÁS Y A SANGRE FRÍA, justo en la médula espinal), a Asuka Mendo le ha privado del sentido de la vista al vaciarle un ojo con un cuchillo de doble filo, etc.... Y por lo que respecta a tí, te ha roto una pierna y la otra la ha arrabcado de cuajo usando técnicas Phoenix. Depués se echó a reir y se largó. 0 víctimas mortales, unas 20 heridas graves. 100%
de posibilidades de que habría hecho lo mismo de haber sido acción real"

La mirada de Lamu queda vacía, totalmente cogida por sorpresa...

"¿A reír?" dice con voz temblorosa "¿Qué le habéis hecho?"

"No he terminado. Lo monitorizamos en la habitación. Estuvo llorando en silencio como dos horas hasta que se durmió. Es un actorazo. Mantuvo la compostura durante todo el rato ¿Y sabes qué?"

"¿Qué?"

"Que solo lloraba por lo que te había hecho a tí. Creemos que el método Burgess ha funcionado."

"Santo dios, ¿Eso es el Proyecto Agaporni? ¡Es horroroso! Soy celosa, pero no tanto ¿Queréis cambiar el subconsciente de un ser vivo?¿Crear "una naranja mecánica?"

"De tí depende en gran parte que el su sufrimiento se torne felicidad. Sé valiente, Lamu. Hazlo por él. Y ten en cuenta algo: quizás por el bien de la Humanidad e incluso de vuestra relación, algún día quizá deberéis ser infieles. Seducir sexualmente al enemigo es un clásico para obtener información... O para chantajearle, claro"

"Me niego a aceptar esto"

Rei se la quedó mirando

"Solo Cariñín poseerá mi cuerpo. Y sé que él me será fiel. Y el mundo seguirá girando, lo juro."

"Eres una mujer muy valiente, ¿lo sabías? En fin, La luna... Digooo, Dios proveerá"

---------------------------------------------------------------------------------    

HOLY LOCH, ESCOCIA, 16 de diciembre de 1985

Es un día frío. Hay cierta neblina en los alrededores. En la cubierta de un pequeño acorazado, B, vestido como almirante de gala, observa a 6 incómodos jóvenes vestidos como él. Empieza a hablar:

"Jóvenes, ustedes son el nuevo grupo de reclutas que formarán nuestro cuerpo de élite. Seré breve: su identidad como agentes será secreta. En realidad trabajan para Atlantic Transglobal Inc., multinacional exportadora de toda clase de productos, con sede central en Barcelona. Como representantes de la empresa se les abrirán muchas puertas. Su identidad será pública como representantes, pero secreta como agentes. A cada uno de ustedes se les ha asignado un código. No deben reverlarlo si no es estrictamente necesario."

Para un momento

"Valor, lealtad y disciplina. Es lo poco que pido. Notarán que no son 10. El agente 8O ha aplazado su nombramiento unos días por problemas de desplazamiento..." Y B piensa "Y si cuela, cuela".

"...Los otros nuevos 6 reclutas, pasen a recoger sus documentos como trabajadores de Atlantic. Incluyen también sus fichas personales... Y sí, esos petates contienen su equipamiento básico y personalizado según sus características: armas, trajes, etcétera, más el título de propiedad de sendos apartamentos en Barcelona y alrederores y un talón para comprar ropa, coches y lo que necesiten. No reparen en gastos. Y como decíamos en la Royal Navy, welcome to the jungle, Gentlemen."

Aplausos.

Ataru se pone bien la gorra. "En fin... Solo podemos esperar...". Y con un tono de amargura añade "Y estar preparados para diñarla."

Crónicas del CEFPIFST; Misión 0, Acto 2: Una conversación

Ataru se despierta en el diván de un lujoso despacho. No hay ventanas y un solo hombre, con cara de morsa, lo
observa.

"¿Dónde estoy?¿Quién es usted?¿Déonde están los otros?¿Y LA TÍA BUENA?"

"Hace preguntas demasiado tópicas, Sr. Moroboshi"

"¿Cómo sabe cómo me llamo?

"Y dale"

"Vale, Sr. Dale. qué hago aquí"

"Demasiados tópicos, hijito, demasiados. Espere que le ponga en antecedentes y cállese antes de que le suelte un sopapo ¿Un vasito de sake?"

"Ya he bebido demasiado... De hecho..."

"Recuerde el sopapo"

Ataru se calla. El hombre es bajito y tiene bastante barriga, pero se lo ve fuerte.

"Mi nombre es Ban Shunsaku, Higeoyagi para los amigos"

"Creo que le conozco. ¿No estuvo Vd. al cargo de la captura de varios Yakuzas?"

"En efecto, chico. Cuando estaba en la Policía Metropolitana de Tokyo"

"...Y después dejó la poli para ser profesor de Primaria. Todo muy repentino."  

"Es Vd. listo"

"No es eso. Una chica que fue mi novia, Shinobu Miyake, fue alumna suya"

""Popeye" Miyake. Qué recuerdos. ¿Fueron Novios?"

"Cuando éramos quinceañeros"

"Y después llegó Lamu, ¿no?"

Ataru se quedó anodadado

"Cómo sabe Vd....? ¡Pensaba que lo que pasaba en Tomobiki, quedaba en Tomobiki!"

"Digamos que sé cosas. También sé que en marzo Vd. y Lamu hicieron lo mismo que el día en que ella llegó a la Tierra. Un pilla-pilla con un
funesto futuro en juego"

"Vale, pongamos que no me sorprende. Siga."

"Bien. Mi traslado al sistema educativo fue solo temporal. En realidad me hicieron una oferta más interesante, y ocupé ese puesto mientras
construían esto que ve, que, antes de que me lo pregunte, era el vestíbulo de una línea abandonada del Metro de Tokyo. En realidad, esta línea
forma el cuartel general en Japón de la CEFPIFST"

"Jesús..."

"También me pasó el día en que me propusieron el empleo" Ban suelta una sincera carcajada

Ataru sonríe mientras piensa algo. Decide jugarse el todo por el todo, y lo suelta:

"La CEFPIF, ¿eh?"

A Ban se le hiela la risa. Antes de decir nada, Ataru prosigue:


"Cuerpo Especial de Fuerzas Policiales Interplanetarias Federadas. La Interpol de las galaxias. Tuve un problemilla con ustedes hace tres años.
Un taxista espacial me denunció por impago. Suerte que Lamu pagó la fianza a cambio de que la dejara vivir en mi casa. Aún guardo la citación
jurada como maldito recuerdo. Me echaron encima a esa oni a la que no conocía y se cargaron mi relación con Shinobu: felicidades. Lo que no
entiendo son la "S" y la "T" del final."

La parrafada da tiempo a Ban a recuperarse del shock.¡Y parecía tonto el chaval! Bien, de hecho lo era:

"Sentó Vd. un precedente, joven"

"¿Ein?"

"Sí. Su impago provocó el primer conflicto interplanetario fuera de EE.UU. Para los Men In Black hubiera sido fácil librarse del tema, pero no
son una organización internacional. ¡Su caso obligó a la Federación Interplanetaria a entrar en contacto con la ONU por primera vez desde 1965!"

"¿Qué pasó en 1965?"

"Una familia de Urano reclamó el cadáver de uno de sus parientes, que estaba en Roswell, Nuevo México. El gobierno de los EE.UU. no quería devolverlo,
y se tuvo que contactar con la ONU. Pero dejemos esto... Para evitar más conflictos, como el de Indonesia en 1966, la CEFPIF decidió en 1968
abrir una "Sección Tierra", formada por humanos y extraterrestres residentes fuera de EE.UU. para garantizar la estabilidad política en la Tierra. El caso Klaatu..."

"Me está diciendo que...?"

"Sí, la película era verdad, y Michael Rennie no falleció prematuramente: volvió a su planeta. No me vuelva a interrumpir, por favor. La Federación desea que los habitantes de la Tierra arreglemos nuestros problemas por nosotros mismos. Han abandonado esa política tan agresiva de los 50. Así pues, a pesar de estar ya organizados y funcionales en los 70"

Ban se corta de golpe y se pone confidencial cuando Ataru lo mira con cierto sarcasmo.

"Bueno, sí, le estaba soltando una bola: si se pregunta por que no entramos en Vietnam, el golpe de estado en Chile, la dictadura de Videla y otros temas, es fácil: no había suficiente infrarestructura, y como ya he dicho la Federación ya no iba a entrar al trapo con nuestro inestable planeta a menos que amenazara a un planeta inocente. Así es la vida, hijo. Todo política. La Federación es muy cruel a veces... Mucho... En fin, que con todo, no tuvimos que actuar hasta el 81, cuando su impago nos puso en movimiento al ser un conflicto interplanetario, aunque fuera de pequeña magnitud. Como sabe, lo citamos para que declarara. Lo que no sabe es que de no mediar la Srta. Lamu, hasta le íbamos a asignar un abogado de oficio. Total, Vd. llamó al taxi sin querer. Creo que habría salido bastante airoso del tema."

"¿Me está diciendo que YO les había obligado a actuar por primera vez?¿Que la redacción de la citación fue la primera acción de CEFPIF Sección Tierra?"

"En efecto, de hecho yo redacté esa citación. Y por si se pregunta por qué no quisimos parar la invasión oni, la respuesta es fácil: cuando la primera carrera sabíamos que iba a ganar Vd., muchacho. Lamu fue muy boba y se fió demasiado de sus poderes. No contó con la picardía terrícola... Aunque tardó más de lo previsto, eh, bandarra!"

"Gracias, creo", dice Ataru, un poco confuso.

"No hay de qué" Responde Ban, muy serio "Sobretodo porque estuvimos varias veces a punto de eliminarles, la última hace 3 meses"

Ataru se pone blanco...

"Qué...?"

"Apostamos francotiradores para acabar con Lamu y Vd. durante la segunda carrera si ganaba ella. ¿Hacer perder la memoria a toda una ciudad por temas egoístas?¿Sabe las paradojas temporales que causaría en todo el país? ¡Tres años perdidos! ¡Si Tomobiki olvidaba la presencia de los onis durante tanto tiempo, hubieran quedado tantos cabos sueltos que lleverían la ciudad al colapso! Fue un acto criminal, Sr. Moroboshi, por parte de los dos"

Ataru se pone azul...

"Yo supervisé el tema. Y viendo la gama de colores que va tomando su cara, espero que no se me orine encima. Han limpiado la moqueta esta mañana."

Ataru se va poniendo rojo, una vena empieza a hacerse visible en su frente, sus músculos se tensan, tiene la respiración entrecortada y tanspira profundamente. Su cuerpo vibra con odio. De pronto levanta la cabeza:

"Una mierda voy a orinarme encima, lo que quiero es MATARLEEEEEEEE"

Ataru se lanza sobre Ban, pero éste aprovecha la inercia de su ataque para proyectarlo contra una pared.

"¡Ese es el espíritu, muchacho! Si llega a atacarme sin decir nada, me desgracia"

Ataru se lo mira pegado cabeza abajo a la pared.

"¿Es Vd. masoca?"

"Para aguantar a tipos como Vd., un poco. Pero ahora debemos hablar de negocios. ¿Le gustaría trabajar para el Cuerpo Especial de Fuerzas Policiales
Interplanetarias Federadas, Sección Tierra"

Ataru se incorpora rápido.

"Pero qué rostro! Unos tipos que han estado a punto de matarme a mí y a mi chica..." Estaba tan furioso que no se fijó en que se había referido a Lamu como su chica.

Ban le presenta una carpeta sellada con la inscripción "FOR YOUR EYES ONLY".

"Esto es para Vd."

Ataru se lo mira con desconfianza, pero arranca el sello y saca un papelito: es un talón con 7 ceros.

"Esto lo ha cobrado Vd. hace unos minutos en su cuenta corriente. Su sueldo como agente de tres años adelantado sin contar primas, vacaciones pagadas y con
todos los impuestos en orden".

Ataru está flipado

"Esos papeles más grandes son una beca para que estudie la carrera que Vd. quiera en la Universidad que Vd. desee, pública o privada, de todo el mundo menos EE.UU. y los países del Telón de Acero salvo Yugoslavia. Todo gratis y por todos los años que necesite"

Ataru casi llora

"Esto de entrada"

"Es una buena compensación"

"Para prepararse debe ir a nuestro campo de entrenamiento de Osaka para formarle como agente de élite. Serán un mínimo de 6 meses"

"¿Seis meses lejos de este basurero de ciudad, de los berracos de mis padres y de la pesada de Lamu?"

"E-exacto" Y Ban piensa "Quizá sí debimos haberlo eliminado... O tiene poca memoria a corto plazo, que hará como 6 parágrafos..."

Una entusiasta respuesta de Ataru lo saca de sus reflexiones.

"Estoy dentro, Señor"

Ban demuestra tener también poca memoria a corto plazo, pues olvida lo dicho hace 2 parágrafos y contesta con el mismo entusiasmo:

"Entonces, ¿puedo tutearte?"

"Claro, Señor"

Bien, te presentaré a tus nuevos compañeros. Ban abre la puerta y ve aparecer a sus compañeros de clase Megane, Perumu y Alexandra.

"¿VOSOTROS?"

"¿ÉL?"

"¡SÍ, Y SI PROTESTÁIS, OS QUEDÁIS SIN DINERO NI BECAS!"

Silencio de muerte

"Nos han hablado muy bien de los graduados del Instituto Superior de Tomobiki-cho. Dicen que tenéis unas condiciones únicas, y que con un poco de preparación podréis formar parte de nuestro cuerpo de élite. Los tres chicos iréis a Osaka a entrenar conmigo. Respecto a tí, Álex, ¿te has decidido?"

"Sí. He hablado con la Sta. Minelli" responde la marimacho "Iré con ella a Escocia, a la escuela femenina de policía. Quiero ver qué se siente siendo una mujer, lejos de ese desgraciado de mi padre. Además, me tenía muy preocupada mi
condición sexual: les agradezco que me hayan asignado una sexóloga tan solo para mí. No sé qué me gusta, y llevo demasiado tiempo deprimida y reprimida. Quiero saber quién soy."

Ban deseaba con ardor que les saliera lesbiana moentras enrojecía ligeramente.

"B ha tomado mucho interés particular en tí. No le falles"

Álex abandona la sala.

"Y a vosotros tres, bajemos al Metro y hacia el aeródromo, que el helicóptero espera. Ya sé que os la trae floja que no digamos nada a vuestros
padres, pero han recibido un talón como el vuestro. No creo que se quejen. Seréis parte de los 10 mejores agentes del CEFPIFST: la sección Omega.
La sección última, a la que acudiremos a la desesperada en horas de crisis"

Los tres jóvenes tragan saliva. ¿Ande se han metido ahora?

Crónicas del CEFPIFST. Misión 0. Acto 1: A la caza del recluta

Tomobiki-cho: Junio de 1985, poco tiempo después de los hechos descritos.

"Y es con orgullo que entrego estos diplomas y me libro de vosotros de una puta vez, gañanes. Recoged los diplomas y largaos a la Universidad,
al paro o a un burdel", dice el director en tono monótono y sin mover una ceja ni un párpado. A su lado, un gato de dos metros fuma en pipa.

Aplausos.

"Io credo que poddiamo reclutare a questo vecchio, también", dice una joven rodeada de hombres inconscientes que han chocado contra diversos
obstáculos tan solo mirarla.
"2J, estamos aquí para lo que estamos, don’t push it too far", dice un hombre de edad avanzada, aspecto venerable y marcado acento inglés "Qué
momento tan emocionante. Me recuerda a cuando me licencié en la Marina". De pronto, tuerce el gesto y le dice a 2J "Este de las gafas que sube
ahora es uno de los boy-scouts. El número 2"
"Allora suben juntos il boy-scout 1 e la girl-scout 1"
"Este es cosa tuya. Respecto a la chica, el Congreso habló con sus padres. Ha aceptado. Se incorporará a la Estación Selene muy pronto. En su
planeta, la mayoría de edad es a los 16, así que ya pasa de un año y medio..."

Los estudiantes van pasando. El inglés fija sus ojos en uno de los chicos que sube, uno con aspecto muy femenino. Finalmente sube al estrado
un tipo con un tupé rockabilly que no veas.

Ya han pasado todos. 2J, tienes que lograr que el boy-scout 1 esté listo para ayer. Cumplió los 18 hace casi tres meses, así que lo quiero ya
en nuestra disciplina"

2J se fija bien en el Boy-scout 1: "Ataru Moroboshi, questa tarde cambiaré la tua vita"

Un grupo de estdiantes sale de un bar. Son los que ya son mayores de edad, y llevan una cogorza tremenda. Uno de ellos es Moroboshi, Boy-Scout
1 y objetivo prioritario del CEFPIFST. Van tambaleándose y chillando por la calle. ¡Qué escandalera! Van tan puestos que no ven la moto que casi
los arrolla en la esquina. Una Triunph de 500 CC. Sentados en el suelo, ven una visión milagrosa que los deja flipados. La visión de ese ángel
vestido de cuero negro que se quita el casco y suelta una melena castaña. Pero ¿para qué fijarse en el pelo teniendo el pecho? Dos gigantescas,
perfectas, mamellas asoman del cuero. Una voz dice "Oh, mi dispiace, signori, sono tan despistada. Allora saco lei papieri della securanza".

Uno de ellos se levanta. No hay duda, Es Boy-Scout 1. 2J ha entrado en escena en el momento oportuno.

"Nu, nuisssss nesesario, senyora *prtz* No me darías tu teleffono... Chati".
"Ma carino, si acabas de tener un accidente"
"¡Nominporta, coño!"
"Bene, al meno permíteme que te llela all’hospedale"
"Gontigo... Gontigo hastal’ fin del mundddo"

2J Hace subir a Ataru a la moto, de paquete. Tras procurar que no se le agarre de las tetas, lo lleva por el barrio. Se para ante una estación
de Metro. Mira hacia atrás. Moroboshi está dormido. Siempre caen en la trampa del perfume con somnífero. Si no, ¿de qué iba a llevar casco 2j?
Le gusta el riesgo. Lo deja en la barra de una parada de fideos. Un hombre con mostacho que se hurgaba las narices se sobresalta tras la barra.

"Tutto suyo, Shunsaku-san. Missione completa"
"Bracias, Batrizia", dice Shunsaku-san tapándose la nariz con un pañuelo "Gué efisiensia".
"Sensualità é rapidezza. Mia frase favorita. Allora, ciao. Sayonara."

Patrizia, también conocida como 2J se va diligentemente. Shunsaku-san mira al joven dormido en la barra.
"No sé si sacaremos gran cosa de este. En fin, a Osaka con él".

Crónicas del CEFPIFST(!Jesús¡) (Cuerpo Especial de Fuerzas Policiales Interplanetarias Federadas: Sección Tierra)

Para celebrar el cincuentenario de James Bond voy a preparar algo muy especial: un retelling (no es un fanfic) de las pelis y/o novelas (quiero combinar detalles) del agente 007 con una serie de personajes de manga, los cuales forman la élite del CEFPIFST. Esto me va a llevar un mínimo de dos años (25 misiones básicas más añadidos futuros de mi cosecha) tan solo pillando las pelis. A veces creo que la voy a diñar sin acabar de hacer todos mis proyectos, pero al menos me divierto,

Empezemos por los episodios introductorios

MISIÓN 0: EL CEFPIFST RECLUTA

1. Intro.

Tomobiki-cho, 1985.

"Cariñín... Lo has conseguido..."
"Lamu... Tontina"

Lejos de allí, a unos 500 metros, en el tejado de un alto bloque de apartamentos un joven suelta el gatillo de un sofisticado rifle de francotirador y coge un walkie-talkie.

"Saras, ¿has soltado el gatillo?"
"Sí", responde una voz con marcado acento de Europa del Este "Los de arriba estarán contentos. No tendrán que mancharse las manos con la
sangre de estos dos. El planeta está estabilizado"
"Deberán recurrir al plan B"
"Bueno, el chico apunta meneras, y a ella hace tiempo que la siguen los Men In Black desde EE.UU. Es la única extraterrestre que ha "salido
del armario" y ha mostrado su condición sin tapujos. La consideran un elemento interesante. Y es un bellezón. Las descripciones se quedan cortas."
"Esta ciudad de Tomobiki-cho es la hostia ¡He oído que B se ha interesado por estos dos si no los eliminábamos, y por tres más"
"Es que somos pocos, Xelos"
"En mi tierra ya lo decimos, "com més serem, més riurem".
"Mira, ahora les va detrás una multitud justamente cabreada, y se ríen, los tíos. Yo les disparaba igual, je, je, je..."
"Bien. Debemos enviar el informe. ¿Usaremos Arpanet con la clave habitual, ¿no?"
"Exacto"
"Entendido, Saras, cambio y corto"

El joven que habla catalán desmonta con cuidado el arma, deja el equipo en un maletín y se va. Cinco minutos después, el maletín ha desaparecido."

Los relativamente impresionantes Hijos de la Tierra, 1ª época, extra números 2 y 3 por el mismo precio.

Episodio 2: Hijos de la Tierra, ¡Juntaos! El Capitán Canadá

En una viñeta doble estupenda se encuentran reunidos Doraemon, Nobita, Shizuka, Gegant, Suneo y Dekisugi. Nobita toma la palabra: "Estamos ante una situación desesperada. En 46 horas, la ONU dará el poder al Imperio Naranja. Nosotros hemos salvado planetas y civilizaciones, pero nunca hemos tenido que mirar en nuestra propia casa". "Ciertamente, la situación es extrema", añade Shizuka. "Mi papá quiere tirar todos nuestros ahorros por la ventana", dice Suneo. Gegant sentencia "¿Qué piensas hacer, Nobita?"

"Un equipo de superhéroes"

...

"Antes de reíros, os aviso que entre Doraemon, Dekisugi y yo hemos creado variantes de los inventos del S.XXII para vosotros. ¿Pero, primero
correréis el riesgo?"

El "SÍ" unánime ahoga el "no" de Suneo. Toda una suerte, pues oir a Suneo dando la negativa puede hacer que Nobita descubra que no está soñando.

Doraemon enseña cinco grandes paquetes y uno pequeño.

"Bien, empezaremos por tí, Suneo. Sal de la habitación y ponte lo que hay aquí dentro". Suneo sale. Desde fuera de la habitación se oye un "¡Qué pasada!"
Cinco minutos después, Suneo aparece con una cota de mallas rojiblanca con una hoja de arce en el medio, botas de cuero reforzado, máscara del mismo material que el traje con una hoja de arce en el centro y dos pequeñitas y en relieve en la parte de las sienes. En el antebrazo izquierdo (Suneo es zurdo), un gran escudo
rojo con otra puñetera hoja de arce pintada en el centro. Solo su nariz y su boca son visibles. "¡Qué chulo!"

Dekisugi toma la palabra: "Es una cota de mallas capaz de resistir los efectos de una ametralladora pesada sin causar el menor daño. (Espero que no apunten a tu bocaza)", piensa. "El escudo está hecho del mismo material, pero es macizo." "Ya se nota, pesa mucho ¿Es para protegerme?". "Y para atacar. Se tira como un Frisbee y vuelve a ti si no encuentra ningún obstaculo insalvable". "Pero vamos, Dekisugi, como voy a tir¡AAAAAAAAAH!" Doraemon se ha acercado por detrás y le ha inyectado algo a Suneo, poniendo la aguja entre las mallas del culo

"¿A-qué-viene-ESTO?" pregunta Suneo en un primer plano donde se le en las venas del cabreo que lleva. "Es el secreto de todo", dice Dekisugi. Doraemon añade, "Es una fórmula que usan en neo-URSS para doparse. Le llaman EPO (Enhanced POwer) EPO". "¿Me habéis drogado?", pregunta Suneo, indignado, con los ojos inyectados en sangre. "Va a ser que sí", dice Nobita. Suneo se desmaya.

"Es un efecto normal. Cuando salga será tan fuerte como un púgil de peso pesado, más rapido que un esprínter profesional, más resistente que un aplinista. Y como siempre habla del Canadá, pues Suneo Onekawa será el CAPITÁN CANADÁ".


Episodio 3: Hijos de la Tierra, ¡Juntaos!: Crisálida


"Tu turno, Shizuka-chan". Nobita le da el paquete más pequeño. Sale. Vuelve a entrar, manchitas rojas en las mejillas... Lleva una especie de vestido de ballet sin el tutú y con hombreras. Es rosa y fucsia y  tiene reforzadas varias partes, al estilo de algunos deportes. Se parece al traje de Suneo, pero el material parece más liviano. En el pectoral, una figura humana alada dentro de otra mucho más grande y sin alas. Cabeza descubierta. "¿Me vestís así porque soy una chica?" "Te vistes así porque es lo más práctico", le responde Nobita, "(Pero estás de lo más mona. Por algo te lo he diseñado yo)", piensa.

"Ahora toma esto", le dice Nobita mientras le da una diadema y un brazalete plateados. "Oh, Nobita-san, son una cucada", dice shizuka, feliz. Se pone ambas cosas. "Shizuka-chan, púlsate la izquierda de la diadema". Shizuka lo hace, la diadema se pone rosa y al acto Shizuka se encoge hasta el tamaño de una libélula. Además, se da cuenta de que flota... No... No es eso. Le han salido unas preciosas alas de mariposa. "Nobita-san, esto es fantástico, me siento como un hada" Enseguida revolotea por la habitacón en una viñeta doble y dinámica al más puro estilo Steranko. Es toda gracilidad y encanto. De pronto, por la ventana rota entra una avispa muy gorda. Nobita se esconde bajo la mesa, y Shizuka está aún más asustada: ¡El voraz carnívoro va a por ella! Nobita grita "Apúntala con el brazalete". Shizuka lo hace. Un montón de púas diminutas salen de éste y al recibir el primer impacto, la alimaña queda tiesa en el suelo. Shizuka siente un subidón de adrenalina. Contempla a su cazador hecho presa. Un aura oscura la rodea. Está a punto de reir, no sabe por qué. Ha sentido... Placer y diversión por matar a ese bicho?, piensa.

"Ahora ponte en el suelo, agáchate y pulsa dos veces la parte derecha de la diadema". Shizuka obedece, saliendo de sus reflexiones. Se pone en posición, pulsa, y empieza a crecer y a crecer y A CRECER hasta que su cabeza se da *BONK* contra el techo de la habitación de Nobita. Tiene un ojo cerrado y en otro aparece una estrella. Nobita se acerca."Hemos calculado mal la altura". Shizuka, con la diadema en fucsia y sin las alas, mira a Nobita y le dice "Déjalo, Nobita-san, que total, por un techo aluminoso y otra cabeza chota en el mundo no nos vamos a complicar la vida" Y se pone a reir, mira hacia otro lado, hacia la ventana: "Desde tal altugga, mon amis...". "Anda, se hace gigante y parafrasea a un bajito", dice Dekisugi. "Je veo la maison de moi, aaaaajajajajajaja! Es divertido". "Esto..." dice Nobita "Bueno, que pulsar la derecha te hace gigante. Te recomendamos que uses este tamaño. Impresionarás más a los enemigos y los pillarás por sorpresa cuando te transformes en mariposa. Una iñeta oscura muestra a Nobita pensando muy serio: "(Espero que no hayas descubierto todavía los efectos secundarios de ser mariposa...)". Y prosigue "Esta diadema contiene versiones miniaturizadas de las linternas reductora y ampliadora. Pulsa una vez y tendrás el tamaño de una libélula o el de una casa de dos pisos. Mantenlos pulsados y llegarás a los límites: unos pocos milímetros, más o menos como Doraemon y yo cuando estuvimos
en tu cuerpo y unos 250 metros por el otro lad...". "Que sí, cariñín, que no te enrolles" Le da un besazo "Me gusta mucho" Mira a la avispa muerta "Solo que me sabe mal por ese pobre animalillo" Una lágrima cae en el suelo.

Mientras Shizuka vuelve a su tamaño normal, Nobita se ha desmayado de alegría. Dekisugi acaba por él "Te llamarás Crisálida, como la joven mariposa que crece a toda rapidez. Y para que lo sepas, las púas solo las podrás usar en modo mariposa. Contienen un derivado menos agresivo del curare, así que úsalas sabiamente".

Y esto... ¡Borussia!

Los relativamente impresionantes Hijos de la Tierra, 1ª época, número 1


Episodio 1: ¡Invasión!

Nobita está vegetando en su habitación, hurgándose las narices. Suspira.
Mira hacia el reloj. Es un buen momento para una siesta. Doraemon entra en
escena y lo para. "¿No tenías deberes hoy?"."Para tu información, no, le
contesta el gaforras. "Por si no lo sabes, estamos en vacaciones de verano"
Nobita lo mira con expresión irónica. "Lo único que puedo hacer es aburrirme".

Doraemon intenta salir del ridículo en que ha quedado. "Pues... ¡Intenta mantenerte activo!""¿Cómo, jugando al beisbol en el solar cuando hoy día todo el mundo está enganchado a la Play como buenos hikikomoris?" Otro corte. El chaval está sembrado.

De pronto, el suelo tiembla y la ventana de la habitación revienta a pedazos ¿Un terremoto?. No. Doraemon revisa su base de datos interna y no tiene constancia de que hubiera un terremoto el 3 julio de 2012. Ha pasado un imprevisto. La Historia tal y como la conocemos ha dado un vuelco. Doraemon se asoma a los restos de la ventana y ve... ¡Un enorme exprimidor con cuatro patas!

Toda la familia Nobi se acerca al lugar, donde prensa y curiosos se han agolpado. Nobita ve a Dekisugi.

"Hola, ojazos, ¿qué pasa?¡Estoy acojonado!""Y yo, qué", dice Dekisugi mientras señala sus pantalones húmedos. Nobita repara en que Dekisugi trae un crucifijo roto en la mano. Nobita no tiene que preguntar el por qué: "Todas mis ideas sobre Dios, el universo y el espacio-tiempo, pulverizadas. Creados a su imagen y semejanza... ¡Los cojones ventitrés!..." El discurso de Dekisugi queda interrumpido por la apertura del exprimidor. Y de él sale... "Santo Dios, no lo creía posible!", exclama Nobita. La gente ahoga un grito de terror. De la nave sale... ¡Naranjito!

Naranjito se está varias viñetas mirando despreciativo hacia la multitud. Y habla: "Txé, xiquets (A vosotros, débiles humanos)" "L’Imperi tarontxet ha sabut de los vos pecats (Somos el Imperio Naranja. Venimos aquí en son de guerra, no vamos a ser hipócritas)""Hui a la vesprada lo món serà nostre (Entragadnos el mundo o pereced)""Fabra i lo Bigotes, innocents" (Tenéis 48 horas para reunir a todos los
jefes de las naciones del mundo para darnos el poder"). Así de breve es. Se gira y se mete en la nave.

Vemos al mundo poniéndose en movimiento: La sede de la ONU está preparada, Obama se pone en contacto con Raúl Castro para que deje entrar las tropas de Guantánamo en territorio cubano. Castro aprueba. China y Rusia preparan sus respectivos ejércitos y España desea la victoria de las tropas de Naranjito, porque sí, porque son así.

Nobita sonríe le dice a Doraemon y Dekisugi "Creo que tendremos un verano movidito" Doraemon y Dekisugi lo miran. "Vamos a salvar el mundo. Busquemos a Shizuka, Gegant y Suneo", sentencia Nobita ante el estupor de Doraemon y Dekisugi. ¿A qué viene esta actitud  tan recta y determinada?¿Está tan cagado de miedo que ha enloquecido? No. Nobita piensa "Esto solo puede ser un sueño. Me he dormido con el calor y eso, así que lo voy a manejar a mi manera".

"Vamos a crear un equipo. Esta gente no tiene tus inventos, Doraemon ni tu pasión para hacer el bien, Dekisugi. No deberían ser difíciles de derrotar. ¡Seremos superhéroes!" Los tres corren a buscar a sus amigos. Doraemon no sabe qué pensar aún, y Dekisugi piensa "Nobita, amigo mío, eres tú el que piensa excesivamente en hacer el bien. Así y todo, ¿por qué no? Te sigo. ¡Temblad, cítricos!".

Y, esto... ¡Standard!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

UY: El Musical Inventao

Esto se me ocurrió anoche cuando pensaba en como continuar La revolución esmeralda. Está dedicado a Llorenç por su trabajo en reivindicar la serie. Gràcies, tio. La teva feina està donant grans fruits.

Esto es un mini-musical sandunguero en 3 actos
Libreto by el chache
Música de los diversos autores
Ensayo para mi futuro cómic imaginario (sí, Penny, te voy a plagiar un poco)


ACTO 1

Mediados de los 80.

Al joven Ataru Moroboshi le van más las chicas que a Muñiz Fernández el rimmel. Esta noche se ha vuelto a escapar de las garras de su
prometida Lamu, la oni, con la que se supone tenía que ir al cine. Pero el muy rufián ha huido aprovechando que su chica (tomad nota) estaba
adecentándose. ¿Acaso no se siente culpable? que va! Para él es natural. Le gusta Lamu, pero para él no es más que otra de las chicas guapas
que conoce. Y es que las chicas jóvenes son su debilidad.

Así empieza el primer número musical, en una disco, junto a un grupillo de tipos como él, solo que ellos no han plantado a la mujer más
bella del universo conocido. Cantan a coro lo dicho antes: las chicas jóvenes son su debilidad.

Letra

Young girls are my weakness
Young girls are my weakness
I just like their sweetness
Young girls are my weakness

Hey girls let’s mess around
I wanna party with you on the town
Some girls really make me swing
There ain’t nothin’ like a pretty young thing

Young girls are my weakness
I just like their sweetness

Young girls are really mellow
You don’t believe me then just try this fellow
(I know what to say when they call me on the phone)
You call me back when your dad leaves home

Young girls you make me move
Young girls you set the groove
Young girls sweet as honey
Young girls take all my money

(pretty girl what ya gonna do?)
I just wanna get me hands on YOU

Hey girls let’s mess around
I wanna party with you on the town
some girls really make me swing
There ain’t nothin’ like a pretty young thing

Young girls are my weakness
I just like their sweetness

Young girls you make me move
Young girls you set the groove
Young girls sweet as honey
Young girls take all my money

Young girls are my weakness
I just like their sweetness
Young girls are my weakness
I just like their sweetness

Lamu se siente engañada y estafada. Va volando (literalmente) a por él para decirle cuatro verdades y freírlo a impactruenos. Pero para qué.
Siempre hace lo mismo. A medio camino para en una cabina y llama a la dicoteca. No me digáis cómo sabe donde estaba su felón novio. Volvemos
a la disco. Suena el teléfono de la barra. El encargado pregunta por "un tal Cariñín". Hay una elípsis cuando Ataru coge el auricular entre
las risas del resto de gente. Hay una elípsis. Se apagan las luces.

Pasa una hora y Ataru cuelga, cabreado. Está harto de que esa cotorra con cuernos esté todo el día sobre él. Después de todo él es joven, y
están prometidos. Hay que quemarlo todo antes de llagar al fatídico día de pasar por la vicaría. Total, por lo que él considera una mentira
blanca. Su chica no le entiende y canta junto a los borrachines de la barra.

Letra

My girl’s mad at me
I didn’t wanna see the film tonight
I found it hard to say
She thought I’d had enough of her
Why can’t she see
She’s lovely to me?
But I like to stay in
And watch t.v. on my own
Every now and then
My girl’s mad at me
Been on the telephone for an hour
We hardly said a word
I tried and tried but I could not be heard
Why can’t I explain?
Why do I feel this pain?
’Cause everything I say
She doesn’t understand
She doesn’t realise
She takes it all the wrong way
My girl’s mad at me
We argued just the other night
I thought we’d got it straight
We talked and talked until it was light
I thought we’d agreed
I thought we’d talked it out
Now when I try to speak
She says that I don’t care
She says I’m unaware
And now she says I’m weak



Tras preguntrse porque Ataru ahora canta con acento inglés, todos hacen mutis. Estamos ahora en un café.

Lamu está llorosa y hasta el chumino. De aquí no pasa. Se va a pedirle consejo a Sakura la exorcista. Ella le recomienda que rompan y se busque a otro
maromo. Le pinta lo negro que podría ser su futuro si se casa con ese fenómeno. Cantan a dúo.



Lamu se dirige a su nave dispuesta a largarse por de la Tierra, aunque sea por un tiempo. Hace mutis.

FIN DEL PRIMER ACTO

En el entreacto se venden altramuces, palomitas, cara¡melos y figuritas de los personajes.


ACTO 2

Interior de una nave futurista. Una figura femenina duerme en una cama tipo Alien. De pronto se despierta gritando "¡¡¡CARIÑÍN!!!".  Ha tenido
una pesadilla. Tiene que comentarlo con alguien. ¿Por qué no puede dejar de pensar en Ataru?. Llama a sus amigas Benten y Oyuki. Les cuenta lo
sucedido. La fría Oyuki, princesa de las tierras heladas, habla con su sabiduría natural: Ella se ha acostumbrado a vivir así y de hecho juzga
que interiormente así lo desea, porque Ataru, si algo bueno es, es que es único, auténtico. Dejarlo seróa admitir una derota, al contrario de
lo que Sakura, que le tiene una tirria natural a Ataru desde que éste era un párvulo y desea verlos separados.
Benten añade que solo volviendo a él y haciendo que se rinda a sus pies por cuanta de él puede liberarla esta celda de amor. Cantan a trío una
canción dedicada a este irresponsable para que, precisamente, aprenda que tiene una responsabilidad para con su pareja



Ajeno a lo que pasa fuera del planeta, Ataru vielve a casa no muy alegre. Quizá es que le han cobrado demasiado. O que las chicas le pegan en
lugar de darle su teléfono. O que le llaman pagafantas. O buen podría ser que le remuerde la conciencia. Pero prondo olvida todo eso, pues ve
una calle que no había visto antes. Y está llena de CHICAS GUAPAS. El tío se lanza a por sus teléfonos, pero para en seco cuando nota dos cosas:
una, que desaparecen cuando se acerca; dos, que son prostitutas y que no le darán nada a cambio de nada. Desde el final de la calle se acerca
un pimpmobile. De él baja un hombre de raza negra, muy flaco y vestido con exquisita elegancia. Es evidente que es un pimp; el chuloputas de
la calle. El hombre se acerca afablemete a Ataru (cosa rara y sospechosa en un chulo) y le dice que parece una puta sin cobrar, con esa cara tan
larga. ¿Que le pasa? Ataru le cuenta su versión de los hechos. El pimp, "Nigga" Jones, le dice que ha vivdo mucho, y que lo que le pasa a él es
que es un bravucón que está enamorado como un loco de una chica, y no lo quiere admitir porque eso arruínaria su reputación y sus sueños de
tener un harén. Cuando Ataru le pregunta cómo sabe sobre su sueño, "Nigga" Jones le dice que sabe muchas cosas, y que le va a contar las verdades
del barquero: Tiene que admitir sus verdaderos sentimientos y no ser lo que ve en la pelis de James Bond, de Wesley Snipes o en las pornos que ve por la noche:



Es una revelación. Ese hombre habla con la sabiduría de un dios. Se siente impelido a buscar a Lamu y rogarle que le perdone. Quizá a estas
alturas lo ha abandonado para volver a su planeta y olvidarlo. Mientras corre a casa, sus dos conciencias, puestas de acuerdo, admiten que
el chaval ha tomado su decisión y cantan a la bella alien y de como su amor de millones de voltios le ha dado justo entre ceja y ceja.



El acto acaba con esta canción

FIN DEL SEGUNDO ACTO

En el entreacto, algunos de los actores hablan con el público en busca de ideas, inspiración y crítica constructiva. De paso firman autógrafos
y cuentan que en la vida real, Ataru y Lamu llevan años casados y tienen tres críos llamados Ataru-chan, Hazuki (gemelos) y un
bebé, una niña adorable llamada Sakura en honor a la aparente enemiga de Ataru. Nada es real, como ve el público. Ataru escribió la obra como
una autobiografía crítica poco después de un asunto muy raro relacionado con setas, cuernos, amistad, amor, amnesia general y una persecución a lo
Benny Hill.

ACTO 3

Ataru y Lamu llegan a casa al mismo tiempo. Se miran serios. Ella quiere que se disculpe, él quiere disculparse, pero tiene miedo. De pronto,
le da un repente, aparece un coro (unos amigos que Ataru había sobornado: uno lleva gafas, otro un tupé, otro es bajito y otro es muy alto)
 y admite que es muy difícil para él el pedir perdón. Pero poco a poco se anima y empieza a admitir sus sentimientos:

LETRA

Everybody needs a little time away
I heard her say, from each other
Even lovers need a holiday
Far away, from each other

Hold me now
It’s hard for me to say I’m sorry
I just want you to stay

After all that we’ve been through
I will make it up to you, I promise to
And after all that’s been said and done
You’re just the part of me I can’t let go

Couldn’t stand to be kept away
Just for the day, from your body
Wouldn’t wanna be swept away
Far away, from the one that I love

Hold me now
It’s hard for me to say I’m sorry
I just want you to know

Hold me now
I really want to tell you I’m sorry
I could never let you go

After all that we’ve been through
I will make it up to you, I promise to
And after all that’s been said and done
You’re just the part of me I can’t let go

After all that we’ve been through
I will make it up to you, I promise to
You’re gonna be the lucky one

(Get Away)
When we get there gonna jump in the air
No one’ll see us ’cause there’s nobody there
After all, you know we really don’t care
Hold on, I’m gonna take you there

Lamu acepta sus disculpas, aunque admite que debe estar loca para amarle como lo hace. Ataru le contesta que todo el mundo dice que están locos,
pero que pase lo que pase, ahora y siempre, nada los podrá parar. Ella está de acuerdo: son unos masocas gilipollas, pero a quién coño le importa?
Se aman tal y como son. Y cantan el dúo climático:



La ciudad de Tomobiki contempla el espactáculo de luz y color mientras la pareja llega al clímax de la canción y se besa apasionadamente.


"Nigga" Jones, que en realidad es el dios Heros ve que su trabajo ha terminado y vuelve al Olimpo. Sabe que mañana quizá se repetirá la situación,
que pasará cada dos por tres, como en un loop. De pronto entramos en un galimatías abstracto de 10 minutos que resume el surrealismo de todo ello. Algo así:

 

Pero estos dos siempre se tendrán el uno al otro porque ambos son auténticos, y además tienen el destino de salvar a mucha gente inocente en algo que
se llamará La Revolución Esmeralda. El ser humano tropieza montones de veces con la misma piedra, pero mientras sea capaz de amar, el equilibrio se mantendrá.
Así es la naturaleza humana. Hace mutis.

FIN

Suena esto como música de salida, referido al comentario sobre la naturaleza humana.



A la salida se venden discos del espectáculo en el vestíbulo del teatro, aunque sale más baratos comprarlos en el top manta de la esquina.

La Revolución Esmeralda: Episodio 5 - Esperando

"Esto, por dónde iba... Las pulgas y eso. Sí. He venido aquí para cumplir las últimas
voluntades de alguien, pero antes debo entregar algo a su madre. cuando le den el alta..."

"Pero si con el tiempo que ha pasado nos han dado el alta, hemos paseado y ahora estamos justo ante mi casa!" Dijo Ataru, que se estaba afeitando una espesa barba.

"Pues tendréis que esperar a que me arregle el flequillo, que no veo nada, si?", dijo una Lamu con los ojos tapados por su propio pelo y mientras se sacaba unas tijeras del canalillo ante la mirada boquiabierta de algunos peatones "El autor y su dichosa manía de ajornar las cosas."

Cuando estuvieron listos entraron en casa:

"Mamá, ya estamos aquí, traemos a alguien con nosotros"

La madre de Ataru salió del salón.

"Hola, mi querido imbécil, hola Lamu, hola..." La madre de Ataru se quedó paralizada ante la presencia del hombre. De golpe y porrazo, empezó a lagrimear. Esperaba ese momento, pero no tan pronto.

"Señora Moroboshi, estoy encantado de conocerla. Por desgracia tengo el deber de traerle aquello que deseaba no ver", y le mostró una carpeta de cuero.

"Ataru, sube a tu habitación con Lamu. Tu también, esposo. Este hombre y yo tenemos que hablar a solas"

"NOOOOOOOOOO!" exclamó el padre de Ataru "Al fin revelas la verdad, arpía: por qué tuve que casarme con una chica que llegaría a MILF?!"

"Calla, papá, y sube, que como le pille la neura a mamá se puede volver a pasar una semana bajo la alfombra,  como cuando lo del vendedor de Wikipedias ese tan guapo que vino hace tres meses.

"Ya me acuerdo" dijo Lamu "Y después le quiso dar la teta a Jariten. No ha vuelto desde entonces, pubriñu"

"Si estoy aquí, primiña", dijo Jariten apareciendo de pronto "Con el tiempu que llevaba esto atascadu, se m’ha ido el trauma".

La habitación de Ataru estaba pulcra (con tanto tiempo sin pasar cosas raras...) y los cinco se sentaron allí.

No se decían nada. Ataru empezó a tararear "In The Stone" de Earth, Wind & Fire, Lamu hacía calceta (un jersey para Ataru con la cara del Conde Chócula), Jaritenmiraba una revista porno y papá leía artículos de Santiago Niño Becerra aullando a cada predicción apocalíprica del gurú. También estaba el gato gigante de la estufa, pero como no hace ni dice nada, pues allí se quedó, pasando de todo, y ya no se sabrá nada de él en esta historia. Ante el silencio, Lamu quiso romper el hielo, pero al levantar la vista vio a Ataru peleándose con Jariten por la revista porno. Lamu no se pudo aguantar y le lanzó un impactrueno, como era mandatiorio en el contrato que firmó al iniciarse el manga, pero no tuvo en cuenta que el trauma tras el atentado provocaba extrañas reacciones en la psique de Ataru, que de golpe se empezaba a creer según quién, aleatoriamente. Dándose
cuenta del planchazo (con lo fácil y divertido que era tirarle un pisapapeles...), Lamu atendió enseguida a Ataru.

"Cariñín! Cariñín! Qué te he hecho, sí? Cuánto lo siento, soy tan celosa..." - Pero era demasiado tarde: Ataru se creía el grupo Survivor (no pueden faltar canciones. Demasiado Disney). Cogió su guitarra y se lió a cantar una power ballad con vídeo y todo:



"Ay, cariñín, qué bonito, que bonito, sí?. ¡Otra vez!"
"¿Lo cualo? Solo quería la revista guarra"
"Tsk, otra vez será, sí? Oye, peodríamos aprovechar para continuer tus lecciones en idioma oni".
"Si acaso, hoy no: EN EL SIGUIENTE EPISODIO"
"¡Pero si trata de tus orígenes!¡No va a dar tiempo!"
"EN EL SIGUIENTE EPISODIO"
"Si mola mucho, sí?"
"EN EL SIGUIENTE EPISODIO"
"Va, porfaplis..."
"EN EL SIGUIENTE EPISODIO"
"¡Esta noche te echo un polvo!"
"¿EN EL SIGUIENTE EPISODIO?"
"Veo que eso sí te anima, cariñín"
"Veo que eso sí te anima, cariñín"
"EN EL SIGUIENTE EPISODIO" - dijo Lamu - "Vaya. Al final me ha liado."

Viernes santo, santas respuestas

Pues os acercásteis muchísmo, solo que el tema tanía más que ver con la vida real que con la ficción: Maya y Priscila también son japonesas, aunque hayan nacido en en Alemania (RTF y novela original) e Italia (RAI y anuncio publicitario original. Sí, Calimero anunciaba detergente, originalmente, antes de irse a Japón), e hicieron su debut en Japón.

Y las tres comparten, pues, eso, LA VOZ: Michiko Nomura (1938), actriz de doblaje que se jubiló en 2009 y que abandonó el personaje de Shizuka en 2005, con el reboot de Doraemon (ahora el papel hace la que ponía la voz a la agente Maria en Full Metal Alchemist; por ello he puesto una imagen antigua. Anteriormente dobló a Trixie, de Meteoro/Speed Racer, fue la voz de Kona - el amigo [SPOILER] y al final hijo de Biniki, la dragona rosa (la dragona resulta ser la reencarnación de su madre) y su último personaje al margen de retomar los que ya había doblado fue el peluche Tora Harakiri, de la serie Kämpfer en 2009.

Me llamó la atención que tres personajes tan distintos pero tan imprescindibles en la cultura friki europea (en EE.UU. apenas las conocen. Son populares en el Continente y quizá en Japón. Shizuka fijo, que hasta ha sido portada de revistas de moda, y también tiene un seguimiento de culto en Indonesia, donde es - incluso con el permiso de los propietarios del copyright - la imagen no oficial de varios grupos ecologistas) fueran doblados por la misma persona en su V.O.

Un juego de relax pre-Barça: que tienen en común...

Este insecto...

Esta ave...

Y este mamífero...

A parte de que son:

- Hembras

- Tienen la misma, corta, edad. Son pupa, pollito y cachorro.

- Se hicieron famosas a finales de los 70

- Son dibus

- Son monas y bastante cursis

- Han recibido líftings en fechas recientes

- Se llaman Maya, Priscila y Shizuka

Pista:

Es algo que, de ser seres reales, tan solo Shizuka poseería.

 

 

EXTRA: Carta Vélez superconcentrada para ver antes y durante el partido. No abusar.

Tiene la imbecilidad una apariencia concreta?

Señores, ha sido para mí muy grande descubrir que el ser imbécil no es un concepto abstracto, sino una imagen concreta. Y que esa imagen sea la de alguien tan adorable para los ojos (usando un graaaaan eufemismo, por no decir... Un elemento imprescindible para el otaku onanista) como Nami de One Piece me hace salir verrugas, pero...

http://www.misiontokyo.com/noticias/9573/jean-reno-es-doraemon

Van vds. que flamewar más estúpida ha provocado el fenómeno/a este/a en un post de lo más vulgar. Y lo llama "crítica constructiva". Este y el tal Berserker (alias Berzotas) del Infamotaku ese de los cojones deben ser pareja.

Los finales de series deprimen, scaramanga actúa

Fue allá por 1998-99 cuando me deprimí por primera vez con el final de una serie: Fue la última vez que Antena 3 dejó de emitir los Simpson, antes de que la repusieran una vez y otra y otra. La depre se me fue tras ganar el Barça la Liga, y la fui capeando mediante compra de camisetas y cómics, hasta que volvió, y no se ha movido desde entonces: hará casi 15 años seguidos que se emite (for the record, Doraemon, entre las autónomicas, TVE y Boing ha batido todos los récords: en abril de 2012 llevará 18 años de emisión ininterrumpida).

Me volvió a pasar un poco al cabo de un par de años con Lamu, pero lo capeé muy rápido, porque al fin y al cabo el final de la serie anime era extravagante y gracioso.

Pero como algunos sabéis, tengo una especial tirria a esos finales de anime que te muestran qué fue de cada personaje. Sabe mal despedirse. Eso pasa en todas las series, claro, pero en un error de edición, Arait Miltimedia me mostró el camino: CREARSE UN FINAL ABIERTO. Cuando en Slayers TRY Reena Inverse dice "Y aquí nos separamos", la serie se corta abruptamente. Qué pasará? Qué futuro espera? Qué hay más allá? Me encantan estos finales abruptos y abiertos.

Así que he visto Slayers Revolultion y, oh no, otro final de "despedida" con canción ñoña. Entonces he tomado una decisión: Me he cargado los créditos finales com el Windows Movie Maker, dejando al grupo corriendo hacia el horizonte, colgando a Reena a media frase y cortando directamente a una imagen de Reena con "Give a Reason" de fondo y un cartel de "End" que salían al final de todo de la release. Me tengo que comer parte de la canción ñoña, pero me ha quedado como me gusta. Y lo haré con cada anime que se me antoje. Yo nunca me despido de los personajes de las series, solo les digo "au revoir".

QUE VIVA LA INFORMÁTICA, HOSTIA! 

 

Top 10 de clásicos en vocaloid

Algunos son monos, otros graciosos, otros penosos, pero los que los han hecho se han lucido:

10- Luka Megurine: Human nature (Michael Jackson, Miles Davis, etc.)

9- Miku Hatsune: Bohemian Rhapsody (no es neceasrio dar nombres a algo tan grande)

8- Luka Megurine: Hard To Say I'm Sorry/Get Away (Chicago). Atención como se arranca 4:35. Parece Abba imitando a Chicago.

7-Luka Megurine: Stairway To Heaven (Led Zeppelin)

6- Miku Hatsune: Love In The First Degree (Bananarama)

5- Miku Hatsune: Rickroll!!!

4-Luka Megurine: Octopus's Garden (Beatles, entre otros)

3- Miku Hatsune: Here Comes The Sun (Beatles, entre otros). Mejor actuación de Miku en su vida virtual cantando en "Engrish".

2- Miku Hatsune: Cant del Barça (Josep Maria Espinàs-Jaume Picas)

1- Miku Hatsune: You Are The Sunshine Of My Life (Stevie Wonder, Hugo Montenegro, Frank Sinatra, Ray Conniff, etc.). La elijo lider por la excelente instrumentación del autor. Parece la versión de Hugo Montenegro que encandiló al mismo Stevie Wonder!

 

Descartada pero mencionable: Luka Megurine: The Model (Kraftwerk)

 

Y lo he puesto en la categoría "manga", porque la música pertenece a los músicos de verdad: los Vocaloids tienen gracia, pero más allá de eso...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La aventura salonera de Muramasa y los Frikíada Bros.

Fue hacia las 11:00 que LuXNa, mi hermano pequeño (soltero, 23 años, más alto y fuerte que yo… Y menos plomo) y un servidor de Vds. penetramos en la Farga previo pago de una entrada. Nos dirigimos al stand de Ficomic y nos llevamos la desagradable sorpresa de que ya no daban tebeo con la entrada. Vaya por dios. Tras darnos un garbeo por el salón, encontré un volumen de La Leyenda de Songoku con un 25 % de descuento. Fue pa’ la saca. Después nos acercamos a saludar a mi amiguete Josetaro, y miré su álbum de cels. Una me llamó poderosamente la atención, pero iba siendo hora de ir a recoger a Muramasa, pero antes nos paramos en el stand de One Piece. LuXNa quería hacerse una foto con los muñecajos: no me atreví a hecérsela por miedo a que la cobraran, pero fue él y las chicas del stand le dijeron que no tan solo era gratis, sino que se ofrecieron a hacerle la foto.

Más feliz que una perdiz, lo dejé porque era hora de pasar a recoger a Muramasa, que estaba en una interesante conferencia sobre juegos 3D. Tras hacerle una pregunta al ponente, nos fuimos a reservar la comida y empezamos nuestro garbeo salonero hablando de todo un poco. Fui al stand de Mision Tokyo y le puse a DAC que se currara otro Mortadelo. Alguien me dio las gracias. Llevaba gorra. Creo que era el mismo DAC ”in person”. Después me lancé al consumismo desesperado: aproveché para comprar unas chapas del Festival de Sitges y adquirir la cel que Josetaro tenía (mirad qué maja ha quedado, mirad!).

Siguiendo el paseíllo, aproveché para comprar una pareja de cerditos cúbicos para mi madre.

Muramasa no compró nada aún. Esperaba las ofertas de ultimísima hora (con buen criterio, ya veréis). Nos paramos a comprar unas chapas y el encargado de la parada se quedó flipado con la camiseta que puse en el post de compras pre-saloneras. El sabadellense no paraba de mirarla y repasarla, adivinando personaje tras personaje mientras yo iba eligiendo chapas… (Pido disculpas por la pésima calidad de la foto de las chapas).

Pero en mi cabeza retumbaba un nombre “Game Gear”. No dejaba de preguntar en las paradas si tenían una de ocasión, sin resultado.

En un momento dado, nos re-encontramos con LuXNa, que así pudo conocer a Muramasa. Siendo tres lo pasamos mejor, aunque mi hermanito no es que estuviera muy satisfecho: se tuvo que pelear con mis amiguetes de Alien el 8º Coleccionista porque no le querían cambiar un Ace Portgas pirata, pero pirata de los de verdad. Finalmente, a base de labia, logró que se lo cambiaran por unas llaves de Lucy de Fairy Tail. También compró un peluche de Gizmo el Mogwai para nuestra madre. No pude resistir la tentación de comprar una camiseta de “The Observer”, aunque me fuera tres tallas grande. La uso para el gimnasio; me gusta ir holgado (la que he ùesto es un modelo: la original está en la lavadora).

Volviendo de allí, el chico de las chapas me volvió a parar para mostrarle la camiseta a un amigo. Después retraté a LuXNa al lado del Chopper gigante. Él se fue para casa a comer y Muramasa y yo nos comimos nuestro menú japonés allí mismo (por cierto, mira que va cara la cerveza. Tuve que comer sin bebida.). Tras un rato haciendo el “typical macho hispanicus change the world I will be the sunslight in your universe”, decidimos pasearnos por La Farga. Llegó la hora de las gangas y Muramasa se compró un doujin de Boa Hancock y casi toda la cole de Great Teacher Onizuka. Luego, volvimos al stand de Mision Tokyo (donde estaban entrevistando al tipo al que le gustaba mi camiseta), pero Muramasa se me llevó, ya que estaba allí un personaje contra el que me han prevenido tanto él como Penny, Silvestrin, Yue, Saiyuri y Shon entre otros.

Después nos quedamos un rato viendo las gracias que hacían los Goku, Vegeta y Cor Petit del stand de Toei.

Eran unos cachondos, como lo era el mejor cosplay que vi en el Saló: una mamá disfrazada de Arale con su bebé disfrazado de Gatchan. Qué gracia…! Dimos varias vueltas para ver si localizábamos a Yue y Saiyuri y acabé viendo, oh gran visión, una Game Gear a la venta. Pero sus 79 € de precio me tiraron atrás: en Cash Converters, una totalmente funcional cuesta más o menos la mitad. Ya casi nos íbamos cuando me quedé anonadado ante la visión de un magnífico peluche de Chinpui. Pensé:” este mono se va a mi casa pa’ mi madre”; y regateé con los del puesto hasta que lo logré por un precio, como pude comprobar después, más que razonable.

Muramasa y yo decidimos abrirnos ya y tras acompañarle – haciéndole un recital de Bernardo - hasta la estación tuve que atravesar todo el camino a casa siendo objeto de todas las miradas: veían a un tío cargando un mono violeta (se pensarían que era el Botas ese?! Me sentía ofendido). Al fin, llegué a casa. Mi hermano estaba fastidiado porque se había saltado un tomo de Fairy Tail y tendrá que volver a comprarlo cuando pueda. Esa noche tuvimos cena familiar con castañas, boniatos y toda la pesca y me di un hartón de comer mientras veía el fúngo. 

Por cierto, en el stand de Planeta le comenté a Muramasa que quería hacerme Billy Bat, pero solo en el caso de que la biblioteca de mi barrio no lo tuviera para marzo… Ayer me llevé en préstamo el #1 de Billy Bat. Toma ya!!!

18 años de paciencia: crónica de un otaku vecino del barrio donde se celebra el Salonet

Al fin, el martes 1 de noviembre, los barrios de Sant Josep y Centre de l’Hospitalet de Llobregat han despedido del Saló del Manga. Han sido muchos años de aguantar aglomeraciones ante La Farga, de repetición y de aburrimiento. El Saló del Manga ha dejado de ser el hermano pobre del Saló del Còmic para convertirse casi en su gemelo, y la Farga ya no aguantaba más. Ahora los otakus podremos disfrutar de más espacio y tranquilidad… Y también los vecinos. Porque pasear por el barrio en días de Saló es un caos. Aunque se sea un otaku de primera, al final uno se harta de ver a cosplayers por todas partes, como si estuviéramos en un Shinjuku d’estar per casa.

Las colas eran terribles. Los que éramos vecinos del barrio teníamos que aguantar a esos “guiris” en muchos casos maleducados y con ganas de pelea (ya me las tuve con un padre de familia hace un par de años. No acabamos a hostias de puro milagro), de gente vestida no ya de personaje de manga, sino de espantajo, pegando gritos a las 8 de la mañana. Por no contar las aglomeraciones en el Caprabo y los montones de residuos que se generaban (al sábado fui a comprar al C.C La Farga y casi tuve arcadas de tanta mierda como había en la puerta. Palo de gallinero, oiga).  Ahora al menos todo esto se celebrará en un lugar adecuado para esto: la Avinguda Maria Cristina, ancha, sin apenas tráfico, cerca de un gran centro comercial como el Arenes (y no una cosa modestita como La Farga, que es más una galería que un centro comercial. El Boulevard Rosa es más grande, por ejemplo).

Total, los otakus de l’Hospitalet nunca hemos tenido tiendas a la altura y hemos comprado siempre en Barcelona o incluso en Cornellà. En l’Hospitalet, una ciudad de 260.000 habitantes, las tiendas de cómic han durado poco (hubo un intento de Norma que fracasó, y otro fracaso en Collblanc) y solo existe una tienda que se autoproclama especialista en manga… Y es una papelería con más bien poca cosa. Una pequeña vergüenza para una ciudad que cuenta con la biblioteca con mejor fondo de cómic de la provincia de Barcelona junto a la Ignasi Iglesias del distrito barcelonés de Sant Andreu del Palomar, la Tecla Sala, donde incluso va gente de Barcelona, Badalona y de varias poblaciones del Baix Llobregat y el Vallès expresamente a leer tebeos o jugar a juegos de mesa (la otra especialidad de la casa).

Adéu, Salonet, I NO TORNIS.

En el próximo post, la aventura salonera de Muramasa, LuXNa (mi hermano) y un servidor de Vds.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres