Blogia
Els Frikinautes

Literatura

Libros clásicos para el disfrute freak: El viaje de los argonautas o Las Argonáuticas, de Apolonio de Rodas

He aquí otro episodio de mi historia de la literatura fantástica y la ci-fi, que he decidido hacer más pausadamente que en el primer episodio: conforme avanzamos, las obras se hacen más largas y complejas, y da palo leer obra antigua tras obra antigua. Hay que alternar…

El autor de esta obra, Apolonio de Rodas, era en realidad alejandrino. Proveniente de una familia de intelectuales, publicó El viaje de los Argonautas por primera vez en su ciudad natal, siendo un sonoro fracaso (en esa época “publicar” significaba que se copiaba la obra a mano en rollos de papiro y se comerciaba con ellos). Frustrado, Apolonio marchó a Rodas, donde recompuso su poema épico con gran éxito de ventas y honores públicos. Por ello se le llama Apolonio de Rodas (o Apolonio Rodio). Ya con fama y éxito volvió a Alejandría siendo una estrella, y por su éxito fue nombrado director de la famosa Biblioteca de Alejandría, presuntamente sustituyendo al que su preceptor y maestro en la adolescencia, el poeta Calímaco, considerado el inventor de la catalogación de documentos.  Después fue preceptor del tercer Faraón de la dinastía Ptolemaica y falleció joven. Dicen que Calímaco lo enterró con sus propias manos.

“El viaje de los Argonautas” recoge siglos de tradición oral y los traslada a un poema épico de aventuras que nos ha llegado novelado: la búsqueda del Vellocino de Oro por parte de Jasón, héroe un tanto fanfarroncete y muy venido a menos (lo dicen los expertos y lo corroboro: es un gilipollas tal y como nos contó Eurípides en su Medea, que me dejé en el tintero en el anterior artículo) que ha caído en desgracia ante su rey Eetes, que lo manda a una misión imposible convencido de que jamás la cumplirá. Pero Eetes no cuenta con que Jasón es un protegido de Atenea, Hera y Afrodita, que lo apoyan en un viaje increíble donde recorre las actuales Grecia, Turquía, Georgia (donde encuentran el Vellocino) , la cuenca principal del Danubio (según he podido concluir, se recorren tramos en Rumanía, Serbia, Hungría, Austria, Alemania y Eslovenia), la Costa Dálmata (Croacia), el Adríatico, la cuenca del Ródano (Francia) Italia, Sicilia, Túnez y Libia, antes de volver a Grecia. En fin, aquí tenéis un mapa que he encotrado googleando:

La fantasía está presente en todo el relato, que se desarrolla bastantes años antes de la Odisea o la Ilíada. A parte de la presencia siempre mágica de dioses algunos de los argonautas tienen poderes: uno tiene visión de rayos x avant la lettre, otro tiene la capacidad de correr sobre las aguas, está el mítico Hércules y Jasón posee una poción que lo convierte en una especie de Superman por un día; poción que le hizo su amante, la joven y bellísima hechicera Medea, con la que no acabó muy bien que digamos, como se ve en la obra de Eurípides que he mentado antes: tras 10 años de matrimonio  se enrolla con una pelandusca, hija de otro rey, perdiendo el favor de sus protectoras Atenea, Afrodita y Hera. La colérica Medea mata a la pelandusca con un vestido mágico que la achicharra, se carga a los dos hijos que tenía con Jasón y se escapa sin remordimiento alguno en un carro tirado por dragones voladores. Vaya par: él un héroe de segunda traidor, y ella, una psicópata... Aunque sus aventuras posteriores son una pasada. Buscad por internet las hazañas qué hizo tras escapar y cómo se ganó la inmortalidad a pulso y se convirtió en una diosa olímpica. Para fliparse.

Como la obra de Eurípides ya tenía sus 100 años y se la sabía todo el mundo Apolonio decidió prescindir del resto de la historia y acabar con un repentino párrafo donde narra la llegada de los argonautas. No cuenta nada más; ni como reaccionó Eetes a la victoria de su odiado Jasó, cómo fue depuesto por éste, qué fue del Vellocino, etc.

Los enemigos son geniales, guerreros de piedra que salen tras cultivarlos (un poco en plan Saibamen), bueyes con pezuñas y cuernos de bronce que lanzan fuego, quimeras, sirenas, un dragón, un gigante de bronce...

Se dice que Apolonio era un tipo bastante descreído, y que en esta, su única obra escrita de la que se tiene constancia, pinta a los dioses y los superpoderes de los personajes con cierto tono de recochineo. Yo no lo he notado, pero no soy un experto. Lo que sí llama la atención es la fuerza de los personajes femeninos, que sacan a los supuestos héroes de muchos líos.

La adaptación de cine más conocida del mito es “Jasón y los Argonautas”, de 1964, rodada en la Costa Brava y en Ses Illes con FX del mítico Ray Harryhausen. Contiene un par o tres de escenas que están en el libro, pero con variaciones: se cambian a guerreros de piedra que surgen del suelo por esqueletos; el coloso que salva a los Argonautas de perecer aplastados por unas rocas en la película es Poseidón, mientras que en el libro es Atenea (y lo del tamaño colosal solo queda como suposición), la lucha contra las quimeras o el enfrentamiento con Talos, el coloso de bronce.

Obviamente no os lo voy a recomendar. Que me gusten ciertos clásicos de la antigüedad movido por cierto aire curioso no significa que los vaya a recomendar a todo el mundo. La peli sí que os la recomiendo muy encarecidamente. Es un mito del cine friki, y a parte es REALMENTE una buena película de esas que gustan a los críticos gafapastiles. También hay varias versiones en cómic. Parece ser que la más fiel es esta reciente versión de la bastante oscura editorial hindú Campfire por mucho que los distribuya la poderosísima Random House), especialista en adaptar clásicos. No han legado aún por aquí, ni creo que lleguen - aunque Random House - Mondadori se ha apuntado un exitazo con la saga de Scott Pilgrim y se ha lanzado bastante en serio con el tema de los cómics en España, así que quién sabe -, aunque según las reseñas que he leído, estos tipos y tipas no son mancos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Libros, libritos y libracos: "Crónicas Marcianas" de Ray Bradbury

Esta vez no nos encontramos ante una simple novela de ci-fi... No. Esta vez estamos ante un Clásico de la literatura del S.XX con mayúsculas. Una novela que encandiló a Jorge Luís Borges e influenció a miles de autores.

Y eso que se convirtió en novela casi por accidente: en un principio era otra compilación de relatos, muy influenciados por la serie de John Carter de Marte (ya hice una reseña), que tenían como nexo común contar la historia de la colonización de Marte (realizó muchos más, que se publicaron como complemento). Bradbury añadió una serie de minirelatos originales para establecer nexos entre las historias, y cambió el nombre y modificó muchas de ellas, poniéndoles un orden cronológico que va desde 1999 hasta 2026.

Este libro tiene un poder de fascinación enorme. Brabury se consagra aquí como narrador con una distopia que trata temas como la guerra, la locura, la censura, los derechos humanos (y marcianos), las relaciones sociales, el racismo, la grandeza de las viejas civilizaciones, la destrucción de las culturas o la política, en capítulos que van desde la comedia negra hasta el puro terror, pasando por la acción y la aventura, el homenaje, el surrealismo y el thriller psicológico. Por variedad que no quede. En casi todas (menos una, que yo recuerde) las historias, hasta en las de risa, se transmite una gran amargura, vergüenza ajena y escepticismo cínico en lo que es el hombre y sus acciones, y la ambientación marciana nos transmite desolación y pesimismo.

Si tuviera que elegir mi historia favorita, elegiría Usher II, un gran homenaje a la literatura fantástica que se adelanta unos cuantos años a otra de las obras maestras del autor norteamericano: Fahrenheit 451. Lástima que en algunas ediciones se la carguen y la cambien por otra.

Un libro más que recomendable: imprescindible. Analiza la condición humana con una gran lucidez y crítica las políticas de los gobiernos hasta que éstas nos llevan a lo inevitable. Además es fácil de encontrar tanto nueva como de segunda mano (a mí me salió por 2,50), como en ebook, como en cualquier biblioteca pública, y se lo pasa uno pipa leyéndola.

[La portada que saco el la de la edición que he leído yo]

Libros, libritos y libracos: Dark Carnival, de Ray Bradbury

El recientemente fallecido Ray Bradbury debutó en el mundo del libro en 1947 con esta compilación de relatos que debe mucho a autores como Poe, Lovecraft, Hawthorne o Bierce.

Se trata de cuentos de terror en su inmensa mayoría, que tocan temas como la obsesión, la psicopatía, la maldad infantil, el miedo a cosas *no tan* cotidianas y absurdas, la eternidad del amor y el vampirismo.

En este último aspecto encontramos los únicos rasgos de continuidad, pues todas tratan de la misma familia de vampiros, cada uno de ellos con habilidades extraordinarias (menos uno: es un ser humano mortal). De esta familia destaca Uncle Einar, un vampiro grande, fuerte, un poco calzonazos y con un corazón más grande que su amenazadora figura con las alas extendidas, que no hace daño a la gente y está felizmante casado con una campesina mortal y tiene cuatro churumbeles de lo más normales a los que adora (cosa que explica un aspecto de un relato anterior: el cariño que le profesa al hijo de su hermana, el mortal). Es el único personaje que repite en tres historias.

A nivel narrativo me ha impactado especialmente The Night, una engañosa y delirante narración llena de tensión (mucho de ello lo logra el hecho de que esté narrada en segunda persona, convirtiéndonos en el protagonista) que culmina en un anticlímax.

Todos los cuentos (excepto el nombrado Uncle Einar) son tan sádicos y violentos como son de esperar en los pulp (incluso los pocos que son básicamente humorísticos). Bradbury los narra con habilidad, y se siguen con facilidad aunque estén en inglés, con la excepción del último de ellos, The Next In Line, una muestra de lo que llegará a ser Bradbury en un futuro. Narrado con un lenguaje exquisito, es un tanto denso.

Muy recomendable para los no iniciados que ya hayan leído a autores del tipo Lovecraft.

Cambio de planes: La sección de libros históricos de fantasía en hiatus

A medio leer el Ramayana de Valmiki, que es un larguísimo texto hindú lleno de aventuras mágicas, me ha llegado la noticia del fallecimiento de un mito de la literatura para frikis de la vida (y también para millones de personas que no son frikis): Ray Bradbury, escritor de ci-fi y fantasía y guionista de cine, de 91 años. así pues, mi objetivo pasará a ser el de repasar lo que tengo de él como tributo.

De paso, un hombre que se había hecho un hueco en el mundo del frikismo futbolero por su simpatía y curiosas reacciones, Manolo Preciado, nos ha dejado esta mañana, al día siguiente de fichar por el Villarreal. RIP y DEP ambos.

 

 

 

Libros, libritos y libracos: Ready Player One, de Ernest Cline

 

El especialista en ci-fi y fantasía John Clute dijo en uno de sus libros que la trilogía del Dr. Quatermass (basada en sendas series originales) no era ni por asomo la mejor de la historia del cine, ni tan siquiera del género fantástico, pero que si tenía tantos y tan entusiastas seguidores, era por algo. Y ese algo es que era rematadamente entretenida.

Con este libro pasa lo mismo: no es ni por asomo el mejor que he leído, no es especialmente original y encima la traducción es pésima (está muy bien escrito, se nota, pero la traducción estropea un tanto algunos pasajes). Ahora bien: es tan divertido, pero tanto, tanto, que volvería a leerlo una y otra vez. Voy a coincidir con la crítica: este libro puede pasar a ser un texto sagrado para los frikazos del mundo.

El poeta Ernest Cline ha debutado muy tardíamente (39 años) en el mundo de la novela. Pero tan solo el manuscrito, que pasó por manos de varios autores y los de la Warner Bros., que firmó un contrato para llevar el libro al cine incluso antes de entrar en imprenta, causó una expectación tremenda. Y no es para menos: ¿qué os parece un libro que mezcla los videojuegos, las consecuencias de la crisis actual, la fantasía heroica, la ci-fi distópica, el thriller cibernético, los RPGs, la comedia, las biografías de varios personajes, el cine de los 80, la realidad virtual, inernet, el manga (especialmente el de mechas), las series americanas de animación a imagen real, el AOR y algunas cosillas más en un pastiche lleno de guiños al más puro estilo 20th Century Boys con elementos de Scott Pilgrim (pero sin irse tanto por las ramas)? Pues una mezcla explosiva llena de acción que va a encantar a los que bordeamos los 30-40 años.

La clave para que sea divertido se encuentra en que todos los guiños  al mundo friki están combinados en un argumento sencillo. El libro pasa por los ojos como una película de acción trepidante en que un muchacho americano busca un tesoro superando todo de pruebas, se enamora y hace amigos; todo ello en un enorme universo virtual llamdo Oasis que permite a la gente huir de la rutina de la mísera sociedad del año 2044. Lo peor viene cuando mundo virtual y real se entremezclan por razones económicas y Oasis se convierte en un terreno de guerra sucia que puede traer muerte y destrucción al mundo real. Punto.

El autor sabe plasmar muy bien sus gustos e influencias personales a lo largo de la obra. Me llama la atenciaón que su juego favorito sea el Black Tiger de Capcom, que estaba en una máquina de un bar al lado de mi casa, allá por 1989. Lo jugué (lo juego, que tengo el MAME) y todo lo que describe es detallado hasta el mínimo. También destacan los vívidos retratos mitificados de gente como Steve Jobs, Steve Wozniak, la pareja Ken y Roberta Williams (fundadores de Sierra Entertainment), Nolan Bushnell o Ray Kassar.

A parte de la traducción, el gran problema del libro está en los propios guiños. Muy pensado para el público americano y de una franja de edad muy concreta y que tenga algunos conocimientos sobre la cultura freak en general. No es un libro para todo el mundo. Lo disfrutaremos frikis, geeks, fans de los 80, del retrogaming u otakus de la vieja escuela; pero el lector medio se perderá entre tanto guiño. Otro defecto que le he visto es que en algún que otro momento parece beber mucho de las fuentes del ya nombrado superhéroe canadiense Scott Pilgrim. Quizá a sus fans más hardcore tampoco les guste este libro, pero esto entra ya en las suposiciones personales.

En conclusión: si visitáis ese blog (y su hermano FPdAyH) y disfrutáis con sus contenidos, hay un 85% de posibilidades de que améis este libro al igual que el que esto suscribe. La crítica, mis colegas de profesión los bibliotecarios (que le han concedido el Alex, el premio del Libro del Año de la American Library Association) y algunos autores conocidos lo ponen muy bien, pero como siempre, la opinión que más pesará es la vuestra.

Así pues por lo que a mí respecta, RECOMENDADO Y RECOMENDABLE. 

Libros clásicos para el disfrute freak: Episodio 1 - Mesopotamia, Egipto, Grecia

Los frikis tenemos fama de ser gente inculta y fascinada en exceso por la cultura trash, pero la verdad es que a nivel literario me está haciendo caer en un esnobismo total.

Y es que por mucho que digan, los Tolkien, Martin, King, Le Guin, Zimmer Bradley, Pratchett o Moorcock han sacado sus fuentes de algún lugar... Así que voy a usar este post para recomendar algunos clásicos fáciles de encontrar para leer en e-book normal, kindle y todo tipo de tablets, androids, iPads iOtrasmandangas tecnológicas. Abarca desde la antigüedad hasta los principios del S.XX:

Así que me pongo la bata boatiné, cojo la pipa de burbujas del papá de Corina (la de Mofli) y me dispongo a hacer mis recomendaciones:

Poema de Gilgamesh, de autor desconocido: Épica mesopotámica. La obra más antigua que se conserva y primera obra con elementos de fantasía (de algún lugar tenía que salir el nombre de la afamada editorial/libreria,¿no?). Trata de las aventuras del rey y semidiós Gilgamesh en busca de la gloria y la inmortalidad. Diosas sexy, monstruos, visitas al infierno, batallas y luchas humanos vs dioses en una obra primigenia de la que dicen que se inspiraron varios pasajes de la Biblia (también recuerda mucho al Mito de los 12 trabajos de Hércules). Llegué aquí gracias a un artículo para que los fans de la ci-fi y el fantástico conociéramos las primeras manifestaciones de nuestros géneros favoritos. Es breve y se lee en pocas horas. Existen versiones novelizadas en lenguaje contemporáneo que hacen hincapié en los elementos de acción y aventura.

[En la imagen, cómic sobre Gilgamesh]

Cuentos egipcios: En varios papiros se han encontrado cuentos bastante entretenidos. Son muy breves, y tras consultar varias fuentes (que merecen un post a parte), he cogido estos cuatro:

Historia del marinero náufrago: Un hombre es el único superviviente de un naufragio, llegando a una isla habitada por un dragón hecho de materia divina (es decir, cubierto de oro y lapislázuli). Éste se solidariza con el náufrago, ya que perdió a su familia por el impacto de un cometa. Resulta ser el aquel que posee el incienso y la mirra. Profetiza que en cuatro meses será rescatado y lo llena de regalos para él y para el Faraón, de manera que quede constancia de su existencia. Tras cumplirse la profecía, el marinero es nombrado consejero por el Faraón, admirado de sus hazañas y presentes.

El papiro Westcar, por su lado, contiene las hazañas de diversos magos: uno que pilló al amante de la reina y lo hizo prisionero en un cocodrilo de cera que cobraba vida; otro que era capaz de resucitar a los decapitados; uno - muy galante él - que abrió y cruzó las aguas del Nilo para recuperar el pendiente de una esclava (¿no os suena de algo, solo que más solemne?) o cómo unas diosas, entre ellas Isis, hicieron de comadrona a lo s faraones de la V Dinastía.

El Cuento de los dos hermanos es lo más increíble que de momento he encontrado en esta compliación. Es tan corta como llena de cosas para cor… Digoo, contar: Los hermanos Anubis y Bata son dos campesinos. Anubis se casa y recoge a hermano, un tipo muy atractivo, como huésped y ayudante. Un día, mientras Anubis trabaja en el campo y Bata está en casa recogiendo semillas, su cuñada, al verlo sudado y con los músculos tensos, se pone cachonda y quiere acostarse con, él, lo que el joven de noble corazón rechaza. Ésta, para vengarse, se pone grasa (para simular sudor… Y quizá otras cosas) y se despeina y se hace pasar por la víctima, afirmando que Bata la ha violado. Anubis quiere matar a su hermano, pero una vaca parlante advierte a Bata de lo que le espera. Sin embargo Anubis lo serprende en plana huida. El dios Horus se apiada de Bata y lanza un torrente de agua y cocodrilos que separa a los dos hermanos. Para defender su inocencia, Bata se corta la polla y se la da a los cocodrilos, confía su alma (“su corazón”) a la copa de un pino y se exilia. Si el pino es cortado, Bata morirá, y solo una infusión de agua fresca con las hojas de ese pino le devolverá a la vida. Anubis mata a su mujer y la tira a los perros pera vengar a su hermano (poquito machistas estos egipcios). Las diosas regalan una mujer a Bata, pero el Faraón se encapricha de ella y la secuestra, haciendo cortar el árbol. Anubis se teme algo y llega a casa de su hermano, que yace muerto. Tras cuatro años de convivir con el fiambre encuentra la puñetera copa del pino, se la da a beber a Bata, que vuelve a la vida y se transforma en un toro con todos los colores del arcoíris. Anubis, siguiendo los deseos de su hermano, lo vende al Faraón. Bata encuentra a su esposa y le revela su identidad, pero la traidora de dice al idiotizado monarca que tiene el capricho de comerse el hígado de ese toro. Es sacrificado, pero dos gotas de sangre caen al suelo y se transforman en aguacateros. Cuando la esposa del Faraón se pone bajo uno de ellos, éste le habla y le dice que es Bata y que no se librará de él tan fácilmente. Hace cortar el aguacatero, pero mientras mira cómo lo hacen, se traga una astilla y queda preñada en el acto. El niño – obviamente, Bata en persona - nace, su “padre” lo mima mucho y lo nombra Virrey de Kush (en el actual Sudán), Príncipe y finalmente, Faraón. La exesposa-madre de Bata tiene que ver, humillada, cómo este reina 30 años (o bien entremedio muere apuñalada como predicen las diosas en el momento de entregarla a Bata. No queda muy claro) y encima nombra a su hermano Anubis, ahora rico -- le pagaron el peso del toro arcoíris en oro - y famoso, como sucesor. Anubis acabará siendo Faraón a su vez.  FIU; cómo lo he disfrutado.

Finalmente, en Los enfrentamientos de Horus y Set, sobrino y tío se hacen las mil putadas por lograr ser el Rey de los Dioses durante un espacio de 80 años en un show deliberadamente cómico que incluye una prueba que consiste en ser pescados, Horus decapitando a su madre Isis (que no se molesta mucho; en el siguiente pasaje ya está ayudando otra vez a su hijo), Set dando por culo a Horus (literalmente), Horus dejando embarazado a Set al hacerle comer su semen en una ensalada y una carrera de barcas al más puro estilo de “Los autos locos”, entre otras.

[En la imagen, ilustración alegórica a la fantasía egipcia. No es un disco de Journey]

 

La Ilíada, de Homero: Historia en verso del asalto a Troya y de los amores de Paris y Helena, donde los dioses cobran gran importancia, pues cada uno toma partido por el bando que más gracia le hace, haciendo y deshaciendo a su antojo como si de una partida al Risk se tratara: milagros constantes, un guerrero casi inmortal como Aquiles, un caballo de madera de lo más famoso y hazañas bélicas a tutiplén. En su tiempo se consuderaba historia; ahora es una pieza seminal de la literatura en general, y de la de espada y brujería en concreto, aunque abarca varios géneros (drama bélico, tragicomedia).

[En la imagen, ¿WHAT IF La ilíada fuera un pulp?]

La Odisea, de Homero: Con muchos más elementos fantásticos que la Ilíada e infinitamente más amena, nos cuenta el duro regreso a casa de Ulises (u Odiseo), que junto a sus compañeros y con la ayuda de Atenea deberán encararse a su enemigo: Poseidón, a quien Ulises le mató un hijo, y a malvadas y grotescas criaturas: sirenas, cíclopes, monstruos, diosas y ninfas supersexy dispuestas a follarse al prota (Calipso y Circe. De hecho ambas se lo tiran y Calipso da a luz a unos gemelos de resultas de su único polvo... Una pequeña recompensa tras 7 años de tener a Ulises, muy enamorado de su señora, prisionero. Después se enrollará con un tal Davy Jones y la armará gorda) y un paseo por el Estigio. Contiene también las hazañas del joven guerrero Telémaco, hijo de Ulíses; menos fantasiosas que las de su papá, y cuando se juntan todos obtenemos un final digno del mejor Western (un tanto proto-slasher) con una escaramuza en pleno salón-comedor de Ulises: Ulises, Telémaco, su cuidador de cerdos y su cabrero contra los 60 (más o menos) pretendientes de la mujer de Ulises, Penélope, tan jamona como la misma Afrodita. Un poco Scott Pilgrim pero con gore a mansalva. No olvidemos que existe un famosísimo anime basado muy ligeramente en este relato: "Ulises 31".

[En la imagen: el chiste este ya lo hicieron en el segundo episodio, a inicios de 1990, ¿por qué insistir? Wuuuurst episud evaaaaaaaaah)]

La Teogonía, de Hesíodo: Realizada con fines educativos, es una breve y amena relación de diversos mitos y una relación de dioses, héroes y monstruos. Se lee en menos de 20 minutos y es de lo más interesante. La obra ideal para despertar el interés en los clásicos.

[En la imagen, el protagonista]

Los Persas, las Euménides y Prometeo encadenado, de Esquilo: Célebres tragedias griegas, la primera es un lamento por parte de los derrotados persas en la batalla de Salamina que contiene elemntos de espiritismo; la segunda es una trilogía de venganza y justicia en la que los dioses deben acabar interviniendo para salvar el día en un épico culebrón familiar que incluye parricidios, matricidios, torturas, oráculos, vendettas, fantasmas y juicios al más puro estilo Phoenix Wright (exagero, pero imaginarse de a las repugnantes Euménides como Franziska Von Karma es guay). El Prometeo encadenado es un drama entre dioses; una dilema entre libertad y orgullo con muchos superpoderes y sorprendentes criaturas de por medio.

[En la imagen, la reciente versión heavy-ópera de una de las obras de Esquilo que comento; Prometheus Bound, que muestra a las claras la afinidad de los metaleros con el mundo clásico]

Áyax, y Edipo Rey de Sófocles: Ayax es una tragedia donde Atenea mueve los hilos para provocar el suicidio del rival de Ulises, que, al contrario que éste, desoyó sus consejos, hiriendo su orgullo. Contiene encantamientos, hombres invisibles, suicidios bastante hardcore, diosas tocahuevos e "ínclitas cabras" [sic]. Es la única obra conservada de Sófocles con un marcado contenido sobrenatural (se sabe que hubo algunas otras, pero se consideran perdidas). Edipo Rey es la obra más conocida de las que pongo aquí. La historia se la sabe to’l mundo: el heroico rey Edipo debe vengar a su antecesor en el cargo; se enfrenta a la Esfinge...

[En la imagen: Lo que pasa cuando ofendes a una diosa, aunque tenga esta cara de inocente, es siempre jodido: ora te obliga al suicidio, ora te deja un lustro sin oler la Eredivisie por ganarle al Panathinaikos la final de la Champions de 1970, aunque los dioses simpaticen más con el Olympiacos. Los derechos de la imagen pertenecen al Estudio Zoo].

Varias tragedias de Eurípides: Preparaos, que ahora viene el rollo mayor. Resulta irónico que el más "ateo" y racionalista de los trágicos (llegó a ser considerado blasfemo, sobretodo por su defensa del feminismo) fuese el que más usara el recurso que hoy día se conoce como deus ex-machina, es decir, el elemento natural o sobrenatrual que interviene y hace cambiar el curso de los hechos (muy usado en el mundo del cómic, sobretodo en el manga: los niveles de supersaiyan, el face-flash de Musculman, el tiro con efecto de Oliver Aton...), en este caso, los dioses intervienen en muchas de sus tragedias, evitando o creando el mal (ya hemos hablado de ello en Ayax).
Así, en Alcestis, Apolo avisa a La Muerte de que no permitirá que se lleve la joven vida de Alcestis, la joven mujer del rey Admeto. La Muerte ignora la amenaza y se la lleva al Hades. Entonces llega Hércules, eufórico justo después de superar una de sus doce pruebas, ignorando el duelo de su amigo Admeto, para instalarse en su palacio, donde se entera de lo que le han hecho a Alcestis. Éste, tipo agradecido, se va derechito al Hades, le pega una paliza tremenda a Muerte, que lo deja al borde de, eso, de la muerte y devuelve a Alcestis a su emocionado marido, tal y como había predicho Apolo.
En Hipólito, un hombre casto de este nombre, que ha rechazado a Afrodita y adora a la casta diosa cazadora Artemisa es puteado por la diosa de la belleza y mediante un filtro amoroso hace que su joven madrastra, Fedra (que tiene más o menos su misma edad), se enamore de él. Ésta se suicida dejando una falsa nota que acusa de violación al pobre Hipólito. Su padre, Teseo, se lo carga antes de que Artemisa pueda intervenir, y tras la bronca de la diosa queda marcado por el estigma de la culpa toda la vida. El Mal, encarnado en la caprichosa Afrodita, ha triunfado.
En Hércules loco, un tirano quiere matar a Megara y a los hijos del Héroe, pensando que ha muerto luchando contra la Hidra de Lerma. Hércules llega a tiempo para cargarse al tirano, que gozaba del favor de la diosa Iris, la cual encarga a la ninfa Lisa que - al igual que en Áyax - Hércules flipe en colores y mate a su mujer e hijos pnsando que son un ejército enemigo (en descargo de Lisa, le afea a Iris lo que va a hacer y expresa el dolor que siente en sentirse obligada a hacer el mal por los caprichos de su jefa). Su padre Anfitrión logra que recobre el sentido y un destrozado Hércules parte hacia el exilio junto a un amigo suyo. Nuevo triunfo del Mal.
Ión
es la leche, Hermes deja a su libre albedrío a un hijo bastado de su hermano Apolo que trabaja de barrendero en un templo - Ión - considerando que ha cumplido su misión de velar por él, pues un gran día ha llegado, pero todo se torcerá enseguida. Debido a un oráculo, Ión es reconocido como hijo por Juto, un tirano impotente casado sin saberlo con la madre de Ión, Creusa, a quien Apolo violó y dejó estéril tras el parto. Ésta piensa envenenar al que cree que es un bastardo de su marido con auténtica sangre de la Gorgona, que lleva en una pulsera, pero un hecho fortuito (o bien acción de Apolo) frustra el intento de asesinato. Ión piensa vengarse de su supuesta madrastra, mandando lapidarla, pero por diversas pruebas queda claro que es su madre y se reconcilian. Atenea, enviada a toda leche por su hermano Apolo, lo confirma todo a tiempo para que nadie se haga daño: Apolo quería dar una buena cuna a su hijo, por eso hizo que el destino cruzase a la madre con un poderoso y bondadoso tirano ateniense, dejándolos estériles de manera que se encontraran con su hijo/hijastro en un momento dado. Todos acaban contentos y felices y marchan a Atenas acompañados de Atenea, que no quiere perderse los fastos por la llegada del nuevo príncipe después del carrerón que ha tenido que echarse.
La simple, corta, pero muy estudiada Las troyanas cuenta las desgracias que sufrirán aquellas que sobrevivieron a la Guerra de Troya, provocadas sobretodo por el vengativo Ulises (entre ellas, tirar el bebé de una de ellas muralla abajo). Se puede considerar una precuela de La Odisea, pues al principio Atenea pide a Poseidón el huracán que destruye a casi todos los supervivientes griegos de la guerra, salvo a unos pocos protegidos suyos (Ulíses, Menelao, Néstor) por saquear templos. Ulíses será castigado a vagar 10 años para llegar a casa en una épica aventura para redimirse de sus maldades: empieza su Odisea.
Las Bacantes es la recoña: protagonizada por el mismo dios Dioniso, que ejecuta personalmente su venganza contra un príncipe un tanto facha - Penteo - que no quiere que se celebren bacanales en su honor... Incluso sendo su madre la más aficionada a ellas, pues cree que Dioniso no es un dios sino un cachondo que organiza fiestas. Por ello insulta al dios en la cara y lo intenta encarcelar. La venganza consiste en: Quemar el mausoleo familiar, derruir el palacio de Penteo, hacerse pasar por aliado para luchar contra las Bacantes, travestirlo a vista de todo el mundo para que se tronche de risa (él no se entera de nada), lapidarlo en la copa de un pino, tirarlo del árbol abajo y ser descuartizado vivo por su enloquecida madre (magia de dioses, como en Hércules loco: se piensa que es un león) mientras las otras Bacantes se hacen un balón con sus vísceras para jugar a pelota. Su madre procede a llevarse la cabeza del facha en procesión. Y cuando vuelve a sus sentidos se desencadena el drama. Encima, Dioniso tranforma las hermanas del facha en reptiles por blasfemas... Esto tendría que llamarse 2.000 Maníacas y un Olímpico. Si vais a un resturante de esos de la cadena que lleva el nombre del dios, MEJOR QUE OS LO COMÁIS TODO.Pie en la boca
El cíclope, finalmente, es una comedia que constituye la visión personal de Eurípides sobre un pasaje de la Odisea. Unos sátiros venden a Ulises queso y carne propiedad del cíclope Polifemo a cambio de vino (que según dice su jefe les levanta las pollas, así de claro y les da ganas de tocar tetas y coños, pasaje escrito de manera irónicamente poética) y dinero. Pero cuando ve a Polifemo - que presume de que sus cuescos hacen "un ruido que puede competir con los truenos de Zeus" (sic) - el jefe de éstos se desentiende del asunto (ante la vergüenza ajena del resto), aunque después se re-alía con Ulises para vencer al cíclope caníbal. Típico humor caca-culo-pedo-polla griego escrito con bellísimos versos (sin ironías, la poesía humorística también es poesía, al fin y al cabo), un poco de gore caníbal y aventura.

Así, en los culebrones de Eurípides encontramos casi de todo, dioses buenos, dioses malos, descensos al Hades, luchas literales contra la muerte, psychokillers, gorgonas, bromas pesadas de los dioses, gore, sexo... Hay que tener en cuenta que la mentalidad clásica era muy distinta a la actual, y buscaba en sus dioses las explicaciones de lo que no entendían. Para mí, Eurípides ha sido el más brillante dramaturgo clásico. Sus obras debieron ser espectaculares para la época, y también polémicas, pues a veces utilizaba la figura de los dioses con intenciones mordaces.

[En la imagen, el final alternativo de la versión Disney, que incluía lo contado por Eurípides. Claro que me lo estoy inventando; es solo un excelente fan-art]

Aristófanes fue y es uno de los mejores humoristas de la historia: mordaz, escatológico, irrespetuoso, de ideas muy conservadoras (se le ha llegado a acusar de ser uno de los instigadores del proceso por impiedad que culminaría en el sucidio del gran filósofo Sócrates), religosamente devoto pero sin dejar de ironizar sobre los dioses, creó muchas de las ideas que actualmente se aplican al teatro: los actores se metían entre el público, lo insultaban, hacían mil marranadas y criticaban sin tapujos a los enemigos del deramaturgo y al mismo tiempo se autocaricaturizaba con sorna. Pese a ser esencialmente realista, Aristófanes acudió a la fantasía con propósitos cómicos:
Las nubes
, una ferocísima crítica a Sócrates, utilizaba la fantasía un poco a cuentagotas: trata de las desventuras de Estrepsíades, un tipo muy tacaño con un hijo ludópata que quiere aprender los sofismas socráticos (a los que él llamaba "el arte de la mentira", ahora se llaman "derecho civil"). Los experimentos de Sócrates eran tan enloquecidos como los del Dr. Bacterio: para medir la capacidad de salto de una pulga, le fabrica unas sandalias en miniatura (a ver quien es el majo que puede ver una pulga sin microscopio), aparecen unas nubes vivientes que pretenden ser aclamadas como divinidades y unos argumentos que son seres concretos en lugar de conceptos abstractos. Al final, to’l mundo enloquece y hay cuescos y zurullos por todas partes.
Las aves, su mejor obra, es una de las primeras utopías: dos hombres se alían con los pájaros del mundo para crear una sociedad propia. Pero enseguida tienen que ocuparse de parásitos sociales (que representan los vicios de la vida ateniense) y de la tibia oposición de los dioses (hasta el punto de que el protagonista espanta a la diosa Iris amenazándola de "metérsela hasta el fondo"; Hércules y Poseidón, en tanto que negociadores, se ganan unas cuantas prebendas). Finalmente se hace un trato con Zeus y el protagonista, erigido como líder de los pájaros, se casa con una hija de Zeus a cambio de que le rindan culto a él, y no creen una nueva religión, evitando una guerra. Entre medio, pajas, pedos, caca, pis...
En Las ranas, el dios Dioniso (que es muy cobardica y va muy flojo de estómago) quiere llegar al Hades para resucitar a Eurípides - enconado enemigo de Aristófanes - y que le haga de poeta personal. Tras una serie de peripecias con pedos en pleno estigio, caca, porrazos, ir al sillón presidencial del sacerdote de Dioniso (juez principal de el más concurso de obras teatrales en Atenas: las Dionísicas) a pedir ayuda, equívocos y una gran parodia de las tragedias al final, Dioniso decide que prefiere a Esquilo en lugar de Eurípides como pelota oficial. Esta obra le reportó el primer premio en las Dionísicas.

Gracias a algunas adaptaciones actuales hechas para el gran público (que incluyen todos los tacos y guarradas que tanta risa daban en la época. Se ve que a los atenienses les hacía mucha gracia el equivalente al actual "¡Joder!").

[En la imagen, tebeo de Las Aves]

Con esto concluyo el primer episodio: En el siguiente seguiré con la Grecia decadente, con Roma y con obras venidas de Oriente.

Libros, libritos y libracos: Una princesa de Marte

Alguien dijo que cuando los autores de ciencia-ficción quieren algo bueno, acuden a Stanislav Lem. Cuando quieren pasarlo bien, acuden a Edgar Rice Burroughs.

Hace poco me he enterado que la Disney piensa intentar abrir una serie a lo "Star Wars" usando como base la serie Barsoom, más conocida como John Carter de Marte, y ha caído bien; pues me hallaba a medio leer el primer libro de la serie: Una princesa de Marte,  anterior incluso a la creación de Tarzán por parte del mimso autor. Considerada como una de las primeras Space Operas, nos cuenta la historia de John Carter, un ex-soldado confederado de Virginia deseoso de fortuna que tras ser atacado por los indios mientras buscaba petróleo en Arizona, va sin comerlo ni beberlo a parar al Planeta Marte, a través de lo que parece un vórtice dimensional.

Allí es recibido de manera hostil por los Hombres Verdes, unas criaturas que hacen de la lucha, la guerra y  la ausencia de sentimientos su modus vivendi. Sin embargo, debido a que la baja gravedad del planeta le da ventaja (véase Superman), empieza a vencer a los mejores guerreros, convirtiéndose él mismo en uno de los hombres de élite del ejército del jefe Tars Tarkas, y siendo rebautizado Dotar Sojat. Sin embargo, no le gusta vivir entre esos guerreros, y menos cuando se enamora de una prisionera: la princesa Dejah Thoris - cuyo propósito en la vida es meterse en toda situación peligrosa que pueda, a más gloria del machote de Carter... ¿De qué me suena eso? -, de los llamados Hombres Rojos; marcianos totalmente humanos, mucho mas pacíficos que los verdes pero que paradójicamente están en guerra contante con ellos para poder evitar su exterminio. Junto a su mascota (un grotesco monstruo que le pilla cariño a Carter), y su amiga Sola (una mujer verde que conserva los sentimientos, ya que conoció el amor de una madre y desea vengar a su padre, legítimo jefe de los hombres verdes), la pareja emprende la huida hacia la tierra de los Hombres Rojos, acosados por todo un ejército en busca de los traidores fugitivos.

Al igual que las películas de acción tal y como las conocemos actualmente, Burroughs usa el estilo del Western para contarnos una historia pura y simplemente de aventuras. Carter, como un personaje de videojuego, lucha con poderosos guerreros, huye, hace incursiones sigilosas y se enfrenta solo a hordas de soldados verdes y criaturas salvajes. Las descripciones de las máquinas de guerra preceden el steampunk, la narrativa es ágil y los diálogos son dinámicos. Burroughs nunca ha sido un autor con verdadero talento, pero su capacidad para conectar con los gustos y la iumaginación de la gente aún se mantiene (con muchos matices, que es muy antiguo), y para los que nos gusta el rollo pulp es una maravilla para leer en el Metro. Ha sido una gran influencia para George Lucas, y James Cameron cita la saga de John Carter como la gran inspiración para Avatar. 

Estas obras son muy difíciles de encontrar en España (solo una pequeña editorial valenciana las ha publicado en los últimos años), pero al estar en dominio público, se pueden descargar legalmente de internet.

Así pues, si buscáis clásicos de la fantasía que solo entretengan y que pronto pueden ponerse de moda, no olvidéis leer "Una Princesa de Marte". Me temo que pronto la serie entera será reeditada y se acabará el chollo de bajarla de intenné...

Libros, libritos y libracos: Las extrañas aventuras de Solomon Kane

 

Robert E. Howard ha sido uno de los mejores escritores “pulp” de todos los tiempos, y solo su enfermiza personalidad y la Gran Depresión nos impidieron ver mucho más de él de no haberse quitado la vida a los 30 años (ahogándose en el gas de su coche).

Su primera gran creación y triunfo fue la figura de Solomon Kane, una figura singular en la época: un individuo que lucha por la Cristiandad usando toda la violencia necesaria (un sable y dos trabucos) frente a fenómenos paranormales y diabólicos. Pero como si no fuera suficientemente original la idea, Kane evoluciona a lo largo de sus aventuras para cuestionar sus  propios ideales: empieza a luchar menos por Dios y más por la Justicia, llega a blasfemar contra un Ser Supremo que a veces le parece cruel e injusto en sus designios (siempre se arrepiente) y acaba creyendo y ayudándose de la magia gracias a un poderoso bastón vudú que le regala su amigo, el poderoso chamán N’Longa, que le permite exorcizar demonios que están más allá de la idea cristiana del mundo.

Esta colección de relatos de la editorial Valdemar no está completa, ya que faltan sus aventuras en verso, la aventura completa “Espadas de la hermandad” y algunas historias incompletas que acabó el gran escritor de fantasía L. Sprague de Camp, con lo que te deja con ganas de más (siempre se puede leer la relativamente reciente colección de cómics), pero como extra contiene el debut de Red Sonja, la heroína del Renacimiento que Stan Lee convirtió en compañera de mundo de Conan y Kull, también creados por Howard, y de la recientemente se ha demostrado que es ascendiente directa de Mary Jane Watson/Parker en un crossover con Spidey. La Red SonYa (“Sonja” es el nombre “marveliano”, y el que uso por costumbre) literaria es una mujer centroeuropea que clama venganza contra el Imperio Otomano y en particular contra su traidora hermana, favorita del sultán Solimán el Magnífico. Su única aventura original se desarrolla durante el Sitio de Viena de 1529.

Volviendo a Kane, sus aventuras son tétricas, mostrándose aún en la narrativa de Howard muchas influencias lovecraftianas, que no ya no son tan notables en las aventuras de Conan. Pero al contrario que Lovecraft, Howard no es, digamos, deliberadamente racista en sus historias desarrolladas en África. Sin embargo, las descripciones de las criaturas grotescas y malvadas dan la idea de que Kane se está enfrentando a las hordas de Cthulhu.

La lectura es ágil e inquietante; por todas partes acechan alimañas y trampas mortales, y las escenas de acción están bien narradas. Te situan en pleno centro de las batallas; la traducción es buena.

Así pues puedo decir que es un lectura recomendable para aquellos que gozan del género fantástico pero que exigen siempre sus momentos de acción peliculera. Te dá lo que muestra ese pasote de cubierta, nada más y nada menos.

Como es habitual en las ediciones de bolsillo de Valdemar, y en la colección El Club Diógenes en particular, el libro es pequeño y manejable, pero cómodo de leer, con una tipografía de tamaño mediano y un espaciado considerable.

Libros libritos y libracos: Rebelión en la granja y 1984, de George Orwell

Un intelectual socialista desencantado y crítico incluso con la gente que pensaba como él, un mito para todos los que nos consideramos demócratas y de izquierdas y un azote contra los totalitarismos de toda clase.  Eso es lo que era George Orwell, un inglés de pura cepa que retrató como nadie los regímenes totalitarios.

Resulta curioso que entre las obras más importantes de este escritor básicamente realista se encuentran dos obras de raigambre fantástica: Rebelión en la granja, un cuento de hadas politizado, y 1984, la distopía más famosa de la literatura (y le diría “madre” si no tuviera tanto parecido con “Nosotros”, de  Yevgeni Zamyatin, más aburrida que 1984, pero que es la auténtica madre de la distopía si descartamos la birriosa “París en el S.XX”, pecadillo de juventud del colosal y generalmente optimista y divertido Julio Verne).

Voy a hacer una reseña de ambas obras desde mi punto de vista.

“Rebelión en la granja” es lo que es: un cuento de hadas. Solo que con un trasfondo político: es la historia de unos animales que inspirados en un discurso del cerdo más anciano y respetado de la granja derrotar a su amo alcohólico y despreciable se hacen progresivamente con el control de la granja donde viven. Sin embargo, parece que poco a poco sean los cerdos quienes toman el poder, pero, quién puede probarlo? Sus argumentos son bien convincentes para los otros animales.

Como todo el que ha leído el libro o visto la película sabe, esta novela no es más que un relato sobre la situación en la URSS. Varios personajes se corresponden con equivalentes reales: el tiránico granjero es el Zar Nicolás II, el cuervo de éste representa al clero, el soñador cerdo Mayor es una especie de mezcla entre Lenin y Karl Marx (referencia a la momia del primero y prostitución de los ideales del segundo incluidas. Y es que Orwell era un marxista de la vieja guardia); el cerdo Snowball, valiente, idealista, noble y práctico pero que acaba en el exilio con precio a su cabeza, es Trotsky; el cerdo Napoleón, déspota, hipócrita, cobarde, cínico y malvado es Stalin; el cerdo Squealer, un pelota total, pero que sabe vender una Vespa diciendo que es una Harley es el Primer Ministro Molotov, gran orador y director del Pravda; el caballo Boxer, noble, valiente, con un corazón de oro pero más tonto que Abundio  - en este caso he tenido que consultar - representa al demócrata medio, sea un simple liberal o un comunista menchevique (del sector moderado del Partido, hombres de dios. Es que no habéis leído “La Ventana de Orfeo”? Per cierto, que yo me considero como tal ideológicamente, no me escondo) que luchó contra una dictadura para caer en otra; el sabio, huraño y triste burro Benjamín, mejor amigo de Boxer, es específicamente el ruso medio que no se mete en líos (solo pierde los estribos cuando se trata del bienestar de su amigo Boxer) y sabe que todo cambia para seguir igual. Las ovejas representan a la masa de seguidores del dictador.

Orwell narra la historia con tanta naturalidad como si fuera un cuento infantil, pero con una inquietante neutralidad que hace pensar si no está de acuerdo con los cerdos. Al narrador todo le parece bien. Nos cuenta la historia como quien narra un documental de animales de granja, justamente.

Personalmente me gusta más que “1984”; explica casi lo mismo con más agilidad y acción, y la he leído de un tirón, cosa que solo me ha pasado con 2 libros en mi vida: “Jeruso quiere ser gente” y “Los trece hijos brutos del rey Sisebuto”. Ayuda el hecho de que sea breve, claro.  En mi fuero interno “1984” solo la gana en profundidad, ambientación y un tercer factor muy interesante. Ahora veréis…

Sobre 1984, es la obra de donde salieron conceptos como el “Gran Hermano” que todo lo vigila, y donde se tratan temas como la censura y los juntaletras pelotilleros (de verdad que digo que el concepto de “hacer desaparecer las noticias, luego eso nunca pasó” me recuerda mucho a la política de los diarios deportivos, con el Marca y el Sport por delante) bajo el totalitarismo de un ente que quizá ni tan siquiera exista. Mezclando una trama romántica y de espionaje, cuenta la historia de un triste funcionario del Ministerio de la Verdad (el Miniver; en realidad un órgano de censura que tiene mucho que ver con el personaje de Squealer  en “Rebelión en la granja”) de Oceanía (una especie parodia de la Commonwealth, con Londres como capital) llamado Winston Smith que empieza a tener ideas revolucionarias y admira de todo corazón a O’Brien, alto funcionario que es uno de los líderes de la Hermandad, la banda revolucionaria que se enfrenta al Ingsoc, partido único que domina Oceanía. Junto a él, Julia, una bellísima mujer a la que detesta hasta que ésta declara su amor por él. Desde entonces se deciden, juntos, a entrar en la Hermandad y acabar con el orden establecido. O’Brien les ayudará en su cometido.  

Es una novela distópica brillante, aunque a mí personalmente me gusta más “Un mundo feliz” de Aldous Huxley. Critica a los totalitarismos sin vehemencias ni partidismos, de una manera más, digamos, “estándar” que en Rebelión en la granja”, e, igual que en ésta presta especial atención al revisionismo histórico (muy de moda en España, últimamente. No digo más). Pero para mí, lo que más sobresale en esta libro, más que la temática, es un personaje: uno de los villanos más fascinantes que jamás se haya visto (no diré el nombre, que es spoiler) , inteligente, sádico y con un encanto especial más propio de un malo de James Bond que de una obra distópica. Sus refinadas torturas, su maldad cercana al cómic más que a la literatura (sin caer en el ridículo, lo que tiene su mérito) y su cinismo hacen que el lector le llegue a coger esa extraña mezcla entre odio y simpatía que sentimos por algunos malosos.

Por si acaso, EL SPOILER: O’Brien es el villano; un tipo sediento de poder, sociópata de primera y fiel al Ingsoc hasta la muerte  Gran mentiroso y astuto como un zorro, vive para aplastar a su némesis, Smith, desde que lo “cala” en las primeras páginas del libro.  No queda claro del todo -- Orwell se dejó un par de detalles en el tintero, según parece expresamente, con la intención de confundir -,  pero es posible que La Hermandad ni tan siquiera exista: es un atrapaingénuos. 

Lo que cayó por Sant Jordi

Pues nada, que el sábado cogí mis bártulos y me largué a Barcelona a por libros y cosas que pudieran servir como regalo para la familia:

Para mi hermano, conocido como luXna en intenné:

Yo creo que este año es un rollo pastelero, y más con la resaca post-copera y cavernaria de por medio, pero, en fin, el tipo lo quería.

Para mi padre:

Es caro y sale caro, pero es entretenido

Para mi madre:

- Dos rosas, una roja y una blanca. Me exigió que no le comprara un libro.

Para moi:

Fui a Gigamesh y...

Libro medio fantasia medio crítica social que retrata la América de los 60 en plan cachondeo.

Superclásico lleno de acción e ironía. Valía 2 €, así que me dije, pué pó qué no? Y no he visto ninguna de las 3 versiones cinematográficas! (Precuela en ciernes).

La "culpa" es de Muramasa. Me enganchó su juego de rol tradicional y me he comprado el juego de los juegos de rol para seguir pasándolo pipa,  solo o con mi hermano. Creo que me esperan años de entretenimiento. (Gràcies, per obrir-me els ulls al rol tradicional, titu! Saps qui ets. M’hi has enganxat.)

Edit: Como que soy un cliente poco agradecido, olvidé reseñar el libro.regalo de Gigamesh, que como el año pasado es una pequeña joya de la ci-fi en general y de la soviética en particular: "Qué difícil es ser dios!", una comedia sobre los avatares de los dioses.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Libros, libritos y libracos: El Resplandor, de Stephen King

 

Stephen King es actualmente una marca que ha superado al hombre detrás de ella como lo pueden ser Custo o Tous. La reacción del fan de la ci-fi y el fantástico que ve otro de sus tochos en las estanterías levanta una ceja y dice con una mueca de desprecio “Oh, genial, aquí está de nuevo el pesetero ese de la cara rara”. Y tienen sus razones para pensarlo: todos sabemos que SK ya no escribe casi nada desde que concluyó la saga de La Torre Oscura, al igual que sabemos que Ibáñez no dibuja Mortadelo y Filemón.

Pero toda esta gente sabe también que cuando era un autor novel abriéndose paso entre un género sobreexplotado  y cuando lanzado por el éxito se convirtió en autor de decenas de divertidas e inquietantes novelas y relatos, King era lo más. El Spielberg de la literatura popular, el súmmum del  entretenimiento escrito.

Mi primer contacto con King, la versión en inglés de la novela “El Cuerpo” (estrenada como película con el nombre de “Cuenta Conmigo”), fue desafortunado. Me pareció un relato simplón sobre adolescentes estúpidos con demasiada curiosidad. Pero el ver películas basadas en su obre empezó a a atraer mi atención: me encantó Misery, me emocioné con Cadena Perpétua, vibré con “Perseguido” (mi favorita del grupo, pero no la mejor) y me acojoné vivo con la versión que Kubrick hizo de “El Resplandor”.

Y es la novela que inspiró este mítico filme la que me ha llevado a volver al autor. Y esta vez no me ha decepcionado, no señor! Este libraco es de lo mejorcito que he leído desde hace meses! Distinto a la película pero igual de bueno que ella, aclara conceptos respecto a la versión cine, inquieta igual, tiene más acción y crea mayor identificación entre lector y personajes.

Por si no conocéis el argumento de todo junto, es tan simple como esto: un escritor fracasado y alcohólico coge un trabajo como vigilante de invierno fuera de temporada en un lujoso hotel – el Overlook -  en las montañas de Colorado para completar su obra maestra con su mujer y su hijo, que tiene poderes telepáticos (el “resplandor” del título), los cuales comparte con Dick Halloran un empleado del hotel que se va de vacaciones en aquel momento. Con el hotel vacío y bajo un tremendo síndrome de abstinencia, el escritor, Jack Torrance, va volviéndose paulatinamente loco hasta que empieza a ver fantasmas que le ordenan acabar con su familia. Y Jack lo intenta.

Así es como nos lo presenta la película, pero la novela tiene montones de argumentos paralelos que no cabrían en una película: tenemos luchas entre mafiosos, tórridas escenas de sexo (en la novela, Wendy, la mujer de Torrance, es descrita como un bombón, al contrario que la pobre  Shelley Duvall. Según la descripción novelesca, pensad en algo parecido a la Srta. Yamabuki del Dr. Slump, o en una joven Daryl Hannah), arriesgadas aventuras en la nieve, setos que se transforman en monstruos, el conflictivo pasado de Jack Torrance, y, en un elemento clave que Kubrick se dejó en el tintero (y bien que hizo porque así tenemos dos obras maestras con temas distintos), la lucha de una fuerza diabólica por obtener el Resplandor.

Pese a que es un tocho de cuidado, la novela está bien estructurada y la variedad de sub-tramas le dan agilidad. Las escenas de acción son trepidantes para aquellos que tenemos un exceso de imaginación y la traducción es muy buena.

Libros, libritos y libracos: Hoy, un quíntuple programa

Estos días he estado leyendo novelas de los primeros tiempos de la ciencia-ficción y la fantasía. Más concretamente he estado investagando sus orígenes y cómo los primeros autores nos han llevado a la actual narrativa del género. Voy a a reseñar brevemente lo que he estado leyendo:

Es el monstruo de Frankenstein o Bruce Campbell?

Frankenstein, de Mary Shelley: Mary Shelley, con 16 añitos, parió la idea del humano artificial: el cyborg. En efecto, el monstruo de Frankenstein es el primer cyborg que se hizo famoso en los medios: un ser inteligente al que la negación del amor y la compasión convierte en un asesino despiadado. Es un buen libro, que muestra lo temibles que son los prejuicios y el juzgar las cosas por su aspecto externo y no por su valor real: el del ser u objeto en si mismo. Nos encontramos con una novela hija del romanticismo, que centra su terror no tanto en el monstruo sino en sus acciones como psychokiller del siglo XIX al nivel de Jack el Destripador o el Sacamantecas. Actualmente no asusta ni inquieta, pero mantiene su capacidad para conmover y mantener al lector en vilo a pesar de su prosa recargada. Me ha gustado bastante. Eso sí, os recomiendo que eviteis esta novela si habeis visto la peli de Kenneth Brannagh y Robert de Niro: dicen que es tan fiel que te ahorra el leerla.

El niño estaba escondido en el desván, no os preocupeis

La CF de Edgar Alan Poe: Este libro salió en los años 70 y pretende recopilar las historias con elementos de CF que escribió Poe. Combina historias a mi juicio aburridísimas como las dos "conversaciones", normalitas como el clásico "Descenso al Maelstrom" y genialidades absolutas como "El extraño caso de M.Valdemar" o la inquietantemente desternillante "El Método del Dr. Alquitrán y el Prof. Trapaza". Poe era como persona un miserable vicioso y un racista cabronazo, pero su genialidad está fuera de duda. Qué tío!

Ahora nos traemos al calvo de la Loto y ya tenemos Navidad

Narración de Arthur Gordon Pym, de Poe: Esto sí que es un libro de aventuras. Este fué el gérmen de las aventuras épicas de CF que leemos ahora. Hay de todo un viaje en barco, un motín con muchos muertos, un barco fantasma, morbosas escenas de canibalismo, una isla de salvajes en medio del polo, una masacre, una persecución, un viaje onírico y un final tan abierto que ha pasado a ser mítico: qué vió el prota y cómo pudo regresar con vida? No se sabrá jamás, pero Verne y Lovecraft hicieron sendos finales alternativos no oficiales (el gérmen del Marvel What-If? XD). Lo he pasado muy bien con este. Lo recomiendo para los que no hagan ascos a algo bastante retro y no teman ser acusados de esnobismo por los fanboys ese u otro escritor más actual, como los que piensan que Tolkien cagaba oro (y me encanta Tolkien, pero es que hay casos clínicos).

No os fieis de este portada. Leed más abajo, leed!

La Raza Futura, de Edward Bulwer Lytton: Un tío entra en una mina y encuentra una raza superior que vive bajo tierra en una sociedad utópica perfecta regida por tecnócratas y que usa una sustancia mágica llamada Vril. El tío está encantado al principio, pero cuando ve que esa gente es racista, xenófoba y desea acabar con las razas inferiores, huye con la ayuda de una dama enamorada de él. Este libro anunció de alguna manera el advenimiento del nazismo, y resulta curioso saber que Heinrich Himmler leyó el libro, el muy capullo se lo creyó y buscó el Vril en vano mientras eliminaba lo que él llamaba "razas inferiores". Es bastante aburrido: empieza bien para después pasar a ser un tratado sobre la vida del pueblo Vril y tiene un final cargado de acción, pero ya es tarde: uno se quiere acabar el libro cuanto antes, y eso que es corto. Nada, nada; se puede pasar sin él, en serio.

El tipo este prefiere mirarse el paisaje antes que leer el libro, y con razón.

París en el S.XX, de Julio Verne: Era el primer Verne que leía, convencido de que mostraría las aventuras de un joven en un París ultratecnificado, luchando contra el poder establecido. Bueno, pues es eso, pero quitando "aventuras" y cambiándolo por "la glorificación de la vieja cultura francesa y los escritores de la Editorial Hetzel por parte de un joven". Porque es eso: un rollo sobre el "cualquier tiempo pasado fué mejor" que ha dejado alucinados a los fanboys de Verne: es un dramón sin gracia, escrito antes de que Verne conociera la gloria, cuando aún era un pobre escritor hambriento. su editor, el Sr. Hetzel, se la rechazó diciéndole que no publicaría nada tan depresivo en la revista infantil donde se publicaban las obras del joven Verne. Gran acierto: Verne captó el mensaje y se convirtió en el escritor de aventuras más conocido de la historia. El libro no se publicó hasta 1994, y chicos, vaya rollazo: 78 páginas solo, y se me ha hecho laaaaaaargo.... Nada, nada, leed Un Mundo Feliz: ese sí que es bueno de cojones!

 

 

Libros, libritos y libracos: El Silmarillion

 

Sí, hamijos, lo reconozco: me gusta Tolkien. Creo que fué el verdadero inventor de la aventura épica moderna, el primer gran  creador de submundos literarios y el hombre que demostró que los cuentos de hadas podían ser un producto para el consumo adulto si se les dotaba de un toque de épica, se les daba un transfondo ético-religioso que hiciera reflexionar al lector (no mucho, por eso). Su gran amigo C.S. Lewis (Narnia), Lloyd Alexander (Prydain), Poul Anderson, Ursula Le Guin (Terramar), Michael Ende o  George R.R. Martin (canción de Hielo y Fuego) han continuado la tradición para alegría del lector interesado: ese es su mayor legado.

Cuando Tolkien falleció, dejó entre sus últimas voluntades que se publicaran sus escritos sobre la Tierra Media que inició en 1919, y que había ido completando hasta el año en que falleció, 1973. Así pues, su controvertido hijo Christopher empezó a preparar los escritos para su publicación. El problema es que Tolkien era un tío muy raro que se pasaba casi todo el día escribiendo cuando no enseñaba en la Universidad de Oxford. Eso, pasear e ir a tertulias de pub con sus amiguetes y alumnos de la uni eran casi su modus vivendi. Resultado: durante esos 54 años, el escritor dejó miles y miles de textos escritos con sus anotaciones aclaratorias y  mejoras improvisadas. El sr. Christopher, que inició la compilación junto a su padre, estuvo cuatro años más para recopilar  los textos que debían cubrir las necesitades informativas del fanboy hippie de el Señor de los Anillos de turno. Y es que tanto en El Hobbit (que maravilla de novela) y ESDLA se hacían referencias a personajes históricos de la Tierra Media del que el lector no tenía NPI (Ni Puta Idea) de lo que representaban, y que, al menos en mi caso, la primera vez que leí ESDLA, entorpecían la lectura. Todas las preguntas que el lector podría hacerse quedan respuestas, al menos en su mayoría, por El Slimarillion. Este libro recoge de forma simplificada la historia de la Tierra Media. En cierta manera, vistas las fuertes convicciones religiosas de Tolkien, si la Tierra Media es nuestro mundo, el Silmarillion es su Biblia, su Corán o su Talmud, según cual sea la visión del mundo de cada uno  (en el caso de la Tierra Media, católica; en el caso de Narnia, anglicana: eso provocó los roces entre esos dos grandes amigos que fueron Tolkien y Lewis).

Los Valar, dioses cantores de la Tierra Media, crean un mundo a imagen y semejanza del suyo para que distintos seres habiten en él. El jefe de los Valar, Ilúvatar empieza a ver que el más poderoso de sus hijos, llamado Melkor, tiene deseos de apropiarse de ese mundo para que sea, para simplificar, su juguete sesuarl donde mandará a sus anchas y explotará a sus habitantes como único Dios del mismo. El centro de ese mundo es el reino de Valinor, y su mayor símbolo son sus dos Árboles, que lo dotan de belleza y equilibrio. Esos árboles irradian una luz divina, y el rey de Valinor, el elfo Fëanor decide conservarla mediante la creación de tres joyas: los Silmarils. Y ya sabéis lo que pasa cuando alguen crea una cosa de estas: que las quiere tó cristo (como dijo Fermí Fernàndez) En esa época nacen los hombres. Los enanos serán los últimos, obra de Aulë, dios protector de la tierra. Melkor, bajo el nombre de Morgoth, se instala en ese mundo de seres hijos de los Valar y empieza a crear mal rollo, juntándose para lograr sus fines con seres de la peor calaña, como la genial araña Ungoliant, su lugarteniente Sauron o parte de los hombres, siempre envidiosos de la inmortalidad de los elfos. Entre las historias que se citan en ESDLA, aquí cuentan las Cinco Batallas, el por qué de la animosidad entre elfos y enanos, la historia de los hijos de Húrin y de la primera pareja humano-elfo, Beren y Lúthien, el éxodo de los elfos y la juventud de Galadriel, la caída de Númenor, la caída de Morgoth y el advenimiento del reinado de terror de Sauron, la corrupción de Curunin (o mejor dicho, Saruman, nada de Krilín) y la forja de los anillos de poder.

Por lo que se puede ver, es un compendio que permite conocer mejor el mundo Tolkiano, pero que esconde una gran complejidad. Es  cierto: el Silmarillion es para gente que ya esté familiarizada con la obra de Tolkien. Es un libro que parece más un tratado de historia que una novela. Es por ello que se han recogido las versiones desarrolladas de las historias del Silmarillion que Tolkien fué preparando en vida, y se están publicando: Los Hijos de Húrin salió el año pasado. Éste saldrá la historia de Beren y Lúthien. Estas versiones se leen mucho mejor que el Simarillion, pero son más largas. En el libro que nos ocupa tenemos un resumen. Personalmente, no leí el capítulo de los Hijos de Húrin, y en lugar de él me pillé en la biblioteca la versión más "novelizada". Permite profundizar más en la historia. El tono historicista del libro hace que sea farragoso de leer si no te has acostumado al estilo Tolkien. A parte de eso, sea por la traducción con lenguaje un poco rebuscado o porque Tolkien escribía de manera curiosa, hay muchas partes involuntariamente muy divertidas. Yo leía este trozo en el metro y me partí de risa en medio del vagón: resulta que Melkor y Ungoliant oscurecen el mundo mediante una gigantesca telaraña del perverso arácnido. Huyen a través de las montañas a pata mientras Melkor se peta de risa (imaginaos: un tío raro y una araña gigante corriendo a velocidad absurda por las montañas, y mientras corren el tío se va descojonando de risa). De ese trozo, un botón: Ungoliant se pone a absorber la energía de los Árboles de Valinor y... "ella aún tenía sed, y yendo a las Fuentes de Varda, bebió de ellas hasta dejarlas secas; pero eructaba vapores negros mientras bebía y se hinchó hasta tener una  forma tan grande y espantosa que Melkor sintió mucho miedo". Y yo me imaginaba una araña de dos metros eructando como Barney Gumble, hinchándose como un globo y echando humo en plan tren del Oeste, y un tío cagadito de miedo ahí al lado. El ataque de risa fué épico. De todas maneras es una interesante lecturas que proporciona una mayor amenidad a obras posteriores del autor. Tuvo mucho éxito a su salida en 1977, hasta tal punto que la banda inglesa de AOR Marillion (su canción Keyleigh es un EPIC WIN!) se llama así en honor al libro. Mi consejo si sopesais haceros con esta novela es: si os gustó ESDLA, más os vale leer esto para sacarle todo el jugo. Si no os gusta Tolkien, huid de este libro como huyeron Melkor y Ungoliant!!!

Libros, libritos y libracos: Manuscrito encontrado en Zaragoza

 

Jan Potocki era un noble caballero polaco de ideas progres para la época (apoyó la Revolución Francesa en su día) y con una cultura e imaginación desbordantes. Viajó por todo el mundo desde Túnez hasta China, buscando maravillas y exotismo. Uno de estos viajes lo llevó a Andalucía, tierra que le maravilló y le sugirió mil historias que poco a poco fué compilando hasta que al cabo de unos años, en 1804, residiendo en San Petesburgo como director de Asuntos Asiáticos del ministerio de Exteriores ruso,  publicó en francés su obra finalizada: "Manuscrito encontrado en Zaragoza".

Durante el sitio de Zaragoza en las guerras napoleónicas, un oficial francés encuentra en una casa abandonada unos papelotes esparcidos que forman un conjunto de historias misteriosas que va leyendo para entretenerse. Cogido como prisionero por las tropas españolas, muestra el manuscrito al jefe de sus captores, que resulta no ser otro que el amo del caserón donde se encontraron los documentos, que fueron escritos por un antepasado del mismo. Éste, agradecido, toma al oficial como huésped en su nueva casa y le traduce al soldado francés el texto para su futura publicación.

A partir de aquí, la obra se divide en dos pares. La más importante de ellas es la primera: "Catorce Jornadas de la vida de Alfonso Van Worden". a principios del S.XVIII, el soldado belga Alfonso Van Worden, recién nombrado capitán de la Guardia Valona al servicio del rey Felipe V se encuentra en Sierra Morena camino de Madrid para ver al rey, que tiene que hacerle los honores para la confirmación de su nuevo puesto. Sin embargo, al acercarse a la Venta Quemada para pasar la noche empiezan a pasar cosas raras: sus acompañantes desaparecen, dos hermanas tunecinas se montan un menage a trois doblemente incestuoso con él, pues además de ser hermanas son las primas del protagonista. Por si no fuera suficiente, resulta que el tipo se despierta al lado de dos colgados putrefactos que se han descolgado. Y según lo que dice un suspuesto poseído, estos colgados son zombies que arrancan los tendones y venas de la gente para hacerse arpas y les arrancan los ojos para comer! Básicamente se trata de esto: catorce días en la vida de Van Worden durante los cuales folla como un descosío con sus dos primas (que son sospechosas de ser súcubos), escucha diversas historias truculentas y divertidas de zombies, fantasmas, piratas, pícaros, demonios y cabalistas (hay muchas referencias a Sefiroth en el libro) mientras intenta desentrañar la probable conspiración demoníaca que se cierne sobre él.  Estas historias se desarrollan en diversos lugares del mundo, no solo Andalucía: las hay que pasan en Sicilia, en Francia, en Grecia o en Túnez,  por decir algunos ejemplos.

La segunda parte se forma esencialmente de historias de picaresca, y no dan mucho de sí salvo las historias del "Terrible peregrino Hervás", un buen hombre marcado por el mismísimo Satanás con el estigma del pecador y que busca la salvación divina junto a otros 12 estigmatizados. Un relato de aventuras que a pesar de no haber leído entero parece que sea bueno.

Que por qué hago una reseña si no he leído el libro entero? Fácil. He leído una versión abreviada del libro. El escritor Julio Caro Baroja, el editor esapñol de la obra (Ed. Alianza) cogió una versión del libro de la editorial francesa Gallimard que hace hincapié en la primer aparte, que es la que tiene más elementos fantásticos. La segunda parte es mucho más larga y no vale mucho la pena en comparación con la primera. De todas maneras, si os interesara leer el Manuscrito entero, tenéis que conseguiros la edición reciente de la editorial Valdemar, que tiene unas 1000 páginas. Yo, de momento, me quedo con el mío. Es muy difícl de encnotrar, pero si teneís más suerte que yo (que no pude encontrarlo) los que prefiráis el libro en catalán, la editorial Laerteslo sacó en su ya mítica colección l'Arca de Paper.

Si queréis remontaros a los orígenes de la literatura fantástica y de ciencia-ficción, no os perdáis este libro repleto de gore y sexo en un  marco próximo y bien documentado. Imprescindible en cualquier colección del fanboy del fantástico y la ci-fi que no ponga "límites temporales" a sus lecturas.

 

Libros, libritos y libracos: El éxodo de los gnomos

 

Hace la tira de años echaron una peli de muñecos en el Club Super 3 sobre un puñao de enanitos que vivían en un centro comercial y querían escaparse de allí por algún motivo. Me llamó la atención y quise saber más sobre ésta, pero no supe nada más hasta hace unos meses… Resulta que iba a comprarme un libro de Terry Pratchett cuando veo que en la librería tienen un ejemplar que contiene la trilogía del Éxodo de los Gnomos. Yo que cojo el libro, lo hojeo… Y me encuentro que la primera parte – Camioneros - es exacto a la película que ví! Lo compré sin dudar.

 

Esta trilogía cuenta la historia de unos gnomos de campo que viven en una madriguera bajo la carretera general, sobretodo la de Masklin, un joven cazador, y Grimma, otra gnoma joven de ideas feministas. Cansado de jugarse la vida cada día para poder llevarse un bocado a la boca (generalmente ratas y residuos de un área de servicio cercana), Masklin tiene un día una revelación: un aparato que ellos tenían como un ídolo religioso, llamado “La Caja”, de golpe y porrazo se pone a hablarle y a decirle nosequé de que ellos vienen de muy lejos y de que tiene la misión de devolverlos a casa. Decide que va siendo hora de cambiar de aires y “volver a casa”, y convence a todos los suyos de subirse a hurtadillas a un camión  que los lleve a un lugar más tranquilo para vivir. El camión los lleva a un edificio donde hay unos antiguos grandes almacenes llamados “Arnold Bros. (fund. En 1905)”, y cuál no es su sorpresa al encontrarse que allí hay otros gnomos que viven “civilizadamente” entre sus paredes y techos, con sus países, sus sistemas eléctricos, sus rencillas y su religión, que rinde culto a los Arnold Bros., los Creadores de lo que ellos llaman “La tienda”… Como que los gnomos tienen un ritmo de vida más rápido que el nuestro (1 año nuestro=10 años suyos, se mueven 10 veces más rápido que los humanos, etc. Todo compensa) se piensan que 1905 es una fecha muuuyyy lejana, y se acostumbran a vivir allí y olvidan que vinieron de “el exterior”, que para ellos es legendario. Pero un buen día llega una mala noticia: van a demoler “La Tienda”, su mundo. No se lo creen, pero los hechos demuestran lo contrario, y ven que tendrán que huir de algún modo, y aprender algunas cosas que de otro modo jamás aprenderían.

 

Como podéis ver, este argumento puede verse (al menos yo lo veo así, conociendo la habilidad y la mala leche de Pratchett a la hora de parodiarlo todo y convertirlo en ciencia-ficción divertida) como una parodia del Éxodo bíblico junto a otros elementos del libro sagrado, que por desgracia nos es spoileado por el título de la traducción : Masklin es Moisés, La Caja son las Tablas de la Ley, Arnold Bros. son Dios (pero no uino ni tries, juas, juas), La Tienda es Egipto, “casa” es la Tierra Prometida”, la demolición es el Apocalípsis, etc., etc., etc. El hecho de que al principio de cada episodio se hallen lo que parecen versículos de un supuesto libro sagrado de los gnomos no hace más que potenciar este tono paródico

 

Tras la primera historia vienen dos más: “Cavadores” y “La Nave”, que están protagonizadas una por Grimma y todo el grupo y otra por Masklin, La Caja y dos gnomos más. No os las contaré por miedo a spoilers.

 

A pesar de que Pratchett escribió esta trilogía pensando en público más joven que el que lee la saga del Mundodisco o Buenos Presagios (que es lo que no veo yo después de esta jornada de Liga y, eeeer… Escrita inmediatamente después de esta trilogía), el lector adulto encontrará motivos para carcajearse, ya que las parodias de este libro no resultan tan sutiles como las de Mundodisco, por lo que es simplemente diversión pura, sin tener que pararse a pensar en qué peli vimos eso o qué clase de juego de palabras es ese otro. Obviamente, Mundodisco es mejor, pero cabe no desperdiciar esta minisaga. Estos libros han sido editados por Timun Mas, y se pueden adquirir por separado, en un CARÍSIMO pack con los tres libros (Timun Mas choricea bastante a veces, solo hay que ver lo que valen mis muy deseadas novelas de Lodoss, que me parecen un atraco) o con las tres novelas en un solo volumen (vale mucho la pena).

 

Comparándolo con la peli (en realidad el resumen de una miniserie, como esas pelis de anime de los 70 y 80 que eran un refrito de trozos de serie para el cine con otro opening), la peli resulta un tento dramática. Pratchett no muestra compasión alguna para con sus personajes y les hace pasar mil penurias sin desear que sintamos pena por esos gnomos. Aquí de lo que se trata es de partirse de risa, no de llorar. Así, la muerte natural del patriarca religioso de los gnomos es mostrada dramáticamente en la peli, mientras que que en la novela se muestra con humor negro, con Masklin diciendo sin un atisbo de dolor: “Y yo que me pensaba que solo te morías cuando te aplastaba un coche o te comía un zorro!” o algo así.

 

Como curiosidad, diré que esta obra se llamaría en realidad “La trilogía de las bromelias” pues la vida de los gnomos se compara frecuentemente en la narración con la de unas ranas pigmeas del Amazonas que viven toda su vida en estas enormes flores. Pero aquí han preferido el rollo bíblico.

 

Hacedme caso y haceos con esto: diversión en estado puro!

 

[Nota: He añadido algunos establecimentos y marcas al post anterior]

 

Mis compras de Enero-Marzo y una de literatura.

Como hacen en algunos blogs al que este pretende parecerse sin lograrlo, estas son mis compras de estos tres meses:

 

Esto más un par de Shin-Chanes y alguna cosilla más que me olvido, es lo que ha caído este trimestre al que le falta un mes. No cuentan las pelis de Clint Eastwood, que en realidad son un regalo para mi padre. Los videojuegos son un par de gangas que encontré por ahí. El volúmen este de Kimagure es el mejor de los tres que han salido: muy divertido a pesar de un par de episodios flojos.

Bueno. De lo que os quiero hablar hoy es de una de mis adquisiciones. Esta página trata de cosas muy freak, y este libro es de lo más friki que se escribió en el S.XX. Véis los dos libros con cuadritos blancos y negros? Pues esos son.

Érase una vez un ex-niño actor frustrado llamado Kenneth Anger. Nacido en 1930, y tras ver que no triunfaría en Hollywood, se pasó a director. Lo que pasa es que él no quería ser un director cualquiera: en 1947 no se le ocurrió otra cosa que rodar un cortometraje que relataba una violación homosexual sadomasoquista. Lo nunca visto, literalmente. Adorador de Satanás, siguió haciendo películas de temática erótico-satanista, armándola allá dónde iba y creándose una legión de seguidores y un ejército de enemigos, que lo criticaban a pesar de haber demostrado bastante talento cinematográfico.  Después de ser denostado por todas partes durante una década, el cineasta explotó, y en 1959 (la fecha de publiciación es aproximada. De hecho en realidad no se sabe cuando se publicó por primera vez) sacó en Francia un libro llamado Hollywood Babylon, donde el hobre hizo honor a su apellido: Anger, es decir, rabia, enfado.

Cogiendo a un puñado de estrellas del Hollywood dorado, casi todas ellas ya fallecidas, el tío disparó contra todo lo que se movía, sacando cotilleos impensables y trapos sucios inconcebibles, mostrando un Hollywood pervertido y corrupto, además de ilustrado con explícitas fotos de cadáveres y apariciones eróticas de estrellas consolidadas. El libró impactó profundamente, y no salió en EE.UU. hasta unos 20 años después de ser publicado por primera vez.

Como imaginaréis, este libro no es más que una colección de sandeces, la mayoría de ellas exageradas por el estilo mordaz y despiadado del autor. Es como una enorme revista del corazón con anabolizantes, una montaña de mierda pasada por un ventilador que pringa a todo el mundo... Y sabéis qué? Es de lo más divertido que he leído en años: la mordacidad de Anger es ilimitada: parece que sabe que está escribiendo auténticas barbaridades, y disfruta haciéndolo, disfrute que pasa al lector, que se deleita con los salvajes cotilleos del Hollywood dorado. Es una fascinante crónica de horrores de los cuales uno no puede sino reírse por lo exagerado, lo acusica y lo insultante: Anger logró su objetivo; Hollywood lo difamó a él, el difamó a Hollywood. Muchas de las cosas que explica han pasado a ser considerados hechos a pesar de no ser otra cosa que leyendas urbanas. Otras cosas resultaron ser verdad.

Tras hacer el libro se rodeó de símbolos de la generación beat: Amigo del clan Manson (los psicópatas que después asesinarían miserablemente a la mujer del director Roman Polanski), de los Rolling Stones y de Led Zeppelin (aunque acabó peleado con Jimmy Page), se ha dicho que inventó el videoclip con la película Scorpio Rising, historia muda de unos motoristas nazis con acompañamiento de éxitos pop de entonces. Muchos críticos jóvenes alzaron este cortometraje a la categoría de clásico. John Waters o David Lynch se declaraban fans de Anger... Todo iba bien, y sacó otro Hollywood Babylon con más barbaridades. Ahora, aquejado de un cáncer terminal, espera que Lucifer lo reclame a sus dominios... Y muchos cinéfilos desean que sea ya mismo.

Volviendo a los libritos en si, resultan una lectura interesante a poco que guste el cine: entre las dos partes suman más de 700 páginas de ropa sucia, lumpen, sexo, droga y otras miserias. Pero es la mala leche de Anger lo que los hace grandes: el cabrito hablaba sobretodo de estrellas muertas, por lo que podía impunemente ensuciar sus nombres para inmensa diversión del lector actual, que ve atónito como las estrellas que gustaban a sus abuelos se hunden en montañas de cotilleos-basura narrados por un autor que no siente pena ni compasión alguna por ellos. Es una obra maestra del mondo bulldog y el bizarrismo, simplemente. Un imprescindible para cualquier colección friki que se nutra de algo más que de obras de ciencia-ficción.

En mi próxima reseña, "El Éxodo de los Gnomos", obra poco conocida de Terry "Mundodisco" Pratchett.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Libros, libritos y libracos: Zombi, guía de supervivencia

Hace unos meses, Pennywise nos introducía en su blog el libro Guerra Mundial Z, de Max Brooks, hijo del rey de la comedia, Mel Brooks y de Anne "Mrs. Robinson" Bancroft. Ahora me toca a mí introduciros en su siguiente obra, que viene a ser un complemento a la anterior.  Lo sorprendente de éste es que no es una novela, sino un manual ficticio sobre cómo deberiamos afrontar una posible guerra contra los zombis.

Lo mejor que se puede hacer para que veáis de qué va todo esto es que leáis el comentario de la contracubierta:

"No descuides tu mayor tesoro: la vida! Este libro es la clave para sobrevivir a las hordas de no muertos que pueden estar acechándote en este preciso momento sin que lo sepas. Zombi: Guía de supervivencia ofrece protección completa contra los muertos vivientes gracias a útiles consejos para salvaguardar tu vida y la de los tuyos. Este es el libro que podría salvarte la vida."

Y de eso se trata, simple y llanamente. En cualquier momento, los terrícolas nos tendremos que enfrentar a hordas de muertos vivientes nacidos del virus Solanum. Supongamos que tenemos que luchar por nuestras vidas. Difícil si no sabes como matar a un muerto, no? Pues no habrá problema gracias a esta guía que nos convierte a los lectores con un mínimo de imaginación en protagonistas de una peli de George A. Romero. Tenemos toda la información necesaria para nuestra autodefensa: características de los zombis, armas que podemos llevar, lugares donde puede haber muertos vivientes, estrategias de combate, casos documentados e incluso un apéndice esquema para que podamos hacer anotaciones cuando nos encotremos con esas criaturas de ultratumba. Y encima viene con ilustraciones y esquemas!

Es es típico libro que te compras porque piensas que te vas a reír, pero no te ríes. Y sin embargo no dejas de sonreir mientras lees. Es un guiño brutal a los lectores, como tener un colega al lado que te va dando golpecitos con el codo contando las tías buenas que va viendo e inventándose expresiones de albañil calenturiento. Es un libro para lectores de mente abierta, que no se tomen en serio lo que leen, y es que este libro es tan serio y y está tan bien documentado que en eso reside lo hilarante, pues trata un tema totalmente ficticio con una seriedad que a veces incluso parece forzada. No es un libro para todo el mundo: es un libro para auténticos frikis!!! Una pequeña maravilla que no os podéis perder si os gusta el cine de zombis, pues, como he dicho antes, os convertirá en los protagonistas de vuestra propia aventura terrorífica.

Edit: Para zombis, algunos que vienen por la biblioteca donde trabajo. Me pergunta una señora: "Puedo ponerme en los ordenadores?" y yo le contesto "Faltaría más!" y la tipa me pregunta toda seria "Qué más falta?" XD Además, la tía superantipática ella. Se merece salir aquí como friki de los despectivos. Lo mejor que me ha pasado desde el viernes, que me tuve que aguantar la risa ante una pobre usuaria apedillada "Membrilla" (qué cruz, pobre mujer).

"El Zoo d'en Pitus", bestseller en Japón

Muchos niños catalanes nos criamos con este fabuloso libro de Sebastià Sorribas. Escrito en 1966, trata de las vicisitudes de un grupo de chavales barceloneses que intentan montarse un zoo casero por tal de recaudar fondos para que su amigo Pitus, aquejado de una enfermedad potencialmente mortal, pueda viajar a Suecia para que se le pueda hacer una terapia que lo cure. Lo he leído cinco veces y no me he cansado: cuenta una historia de solidaridad de manera muy ligera, sin caer en el patetismo del que pecan las obras de este tipo.

En 2006, la editorial nipona Asudaro Shobo tradució (de lo que se encargó Azumi Ino, profesora de la UB) y publicó el libro, y en solo 2 años ha vendido la friolera de 80.000 ejemplares. No tan solo esto: los niños de 3º y 4º de primaria japoneses tendrán el libro entre sus lecturas recomendadas! A este paso veo con esperanza la adaptación del libro al manga o al anime. Me pregunto como se llamarán los personajes: quizá sea Pittuso-chan, Tannetto-kun, Furerumingo-kun, Ziguro-chan, Juri, Mariona-chan, Maneritusoo-kun o Pujadaasu-sama!

En fin, grande "El Zoo d'en Pitus"!

Socorrooo!!! La Tunaaaaaaaa!!!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres